Timoteo y la lechuza

Timoteo era un espantapájaros que creía ser feliz. Vivía en un campo desde donde veía un hermoso paisaje, frutos que crecían, un cielo azul, un sol brillante. Timoteo sabía que su misión en la vida era cuidar las plantaciones de ese campo y se sentía orgulloso de hacerlo y de hacerlo bien. Sin embargo, había...

Escrito por -
//


¿Qué se dice de EnCuentos.com?


Testimonio de Elizabeth Segoviano

Elizabeth Segoviano - “EnCuentos.com es una excelente plataforma de lanzamiento para cualquier escritor latinoamericano, por medio de EnCuentos.com mi trabajo literario ha sido traducido a varias idiomas...” Ver Más

Testimonio de Mara Alicia Esain

María Alicia Esain - En mi caso personal, gracias a EnCuentos.com y a sus mágicos hacedores, he logrado publicar en papel “La selva de los leones” en “Cuentos Infantiles 4 de Ediba...” Ver Más

Testimonio de Mnica Esparza

Mónica Esparza - EnCuentos significa mucho para mí, es un sitio donde no sólo puedo compartir mis cuentos sino que me permite ver los comentarios de mis lectores en diferentes países...” Ver Más

Testimonio de Mara Luz Banchong

María Luz Banchong - "Por medio de EnCuentos.com emprendí el camino de la escritura, una herramienta más para poder llegar a la gente y contarles sobre los beneficios de la Lactancia Materna..."Ver Más

¡Cuéntanos tu experiencia! Nuestros escritores

Te recomendamos

Payasín

El susto de la cebra

La cebra al cruzar el río en las piedras resbaló, y cayó al agua asustada con un grito de dolor. El cocodrilo acechaba, en la rivera del rio, y al...

El barrio que no podía dormir

Dicen que, todas las noches se escuchaban gritos, quejidos y sollozos, no se sabía quién o quiénes eran, ni los policías pudieron encontrar a esas personas, algunos decían que eran...

Un sospechoso en la escuela – Capítulo II

La desaparición del borrador Ya era casi la hora en la que tocaba el timbre de salida, cuando la maestra comenzó a ordenar todo para el día siguiente. Matilda era...

Catalina saltarina

Desde que el día que nació (e incluso antes) Catalina no paró de moverse. Ya en el vientre de su madre, la pequeñita se movía cuánto podía. A sus padres...

El Gato con Moscas

Sobre el tejado de la casa vecina, se encontraba un Gato altanero y perezoso, que cada noche subía a recitar desafinadas tonadas como si algún día fuese a enamorar a...

The Shy Star

Look up, look up, very high in the sky there is a Star, but not a normal one. Look up, look up. Can you see her? She is there! I...

Intimidades de una manzana

• Me eligieron entre muchas de las que se venden en la frutería de un mercado, seguramente porque lucia fresca, sana y apetitosa. • Luego a mí y a mis...

Capricho del destino

Una noche gélida de diciembre, cinco vagabundos combatían el frío en torno a una hoguera que habían encendido bajo el Viaducto de Madrid, a escasos metros de la Plaza Mayor....

El trébol de cuatro hojas

Encontró una cabra coja, dos tréboles de cuatro hojas, y en las dos patas se hirió y aunque más coja quedó, a saltos lo celebró. Un conejo desdentado, saltando perdió...

La espera de la luna

Llevaba la luna dos horas de espera, para entretenerse se comió una pera. Después aburrida un poco melón, ciruela, manzana, y un melocotón. El sol perezoso, cuando al fin llegó,...