Saltar al contenido

Benjam铆n 馃馃徏 Yo lo que quiero es ser astr贸nomo. Siempre me han llamado la atenci贸n las estrellas que brillan en el cielo, la luna, los planetas, el sol. 馃寣

Benjam铆n禄 es un cuento conmovedor que expone la presi贸n desmesurada que enfrentan los ni帽os en la b煤squeda de la perfecci贸n. Francisco Javier Arias Burgos nos relata la vida de un peque帽o atrapado entre las expectativas de sus padres y sus propios deseos de ser simplemente un ni帽o. En medio de actividades sobrecargadas, Benjam铆n anhela la libertad de explorar su infancia y descubrir sus propias pasiones. Con una voz sincera, el cuento nos invita a reflexionar sobre la importancia de permitir que los ni帽os sean ellos mismos en un mundo obsesionado con el rendimiento y la excelencia.

Benjam铆n

Benjam铆n, Yo lo que quiero es ser astr贸nomo - Cuento

No s茅 c贸mo decirles a mis padres que solo quiero ser un ni帽o. Es que a los siete a帽os de edad no entiendo por qu茅 tengo que saber tres idiomas, tocar el piano, cantar bien y ser un excelente futbolista, adem谩s de saber cocinar y ser campe贸n de motociclismo y un imbatible delf铆n que nade como los dioses. Y un maestro del taekwondo.

Soy buen estudiante porque me gusta estudiar y aprender lo que mis profesores me ense帽an cada d铆a; me encanta el f煤tbol, aunque no lo juegue tan bien como yo mismo quisiera; tengo buen gusto para la m煤sica: me encantan las canciones que oigo, me fascina la m煤sica que mis padres escuchan, me duermo oyendo m煤sica. Pero no soy Einstein, no soy Messi, no canto como Camilo Sesto o como Frank Sinatra o como Pavarotti. Tampoco soy Bruce Lee, aunque ser铆a maravilloso.

Pero ellos insisten en que tengo que ser un as en todo. Como si no fuera suficiente con levantarse a las cinco de la ma帽ana de lunes a viernes, y despu茅s de terminar la jornada escolar almorzar a las carreras y salir para las clases de piano, ingl茅s y mandar铆n tres d铆as a la semana, y a los entrenamientos de taekwondo que me dejan extenuado y con ganas de llegar a dormir.

Me parece el colmo que los s谩bados y domingos, que deber铆an ser mis d铆as de descanso, tenga que madrugar tambi茅n. Son los dos d铆as en los que, de siete a diez de la ma帽ana el s谩bado, y de seis a nueve el domingo, tengo las clases de nataci贸n y f煤tbol respectivamente.聽Mi mam谩 me acompa帽a a los cursos de culinaria los jueves de cinco a seis de la tarde, y mi pap谩 a las clases de motociclismo los lunes a las seis de la tarde.

S茅 que lo hacen para que yo sea mejor, no lo dudo, y les agradezco por eso, pero me pregunto por qu茅, si mi pap谩 solo habla espa帽ol y no juega f煤tbol ni le gusta, no canta ni toca ning煤n instrumento y mi mam谩 no sabe nadar ni cocinar y mucho menos conducir una motocicleta, quieren obligarme a hacer todo lo que ellos no pueden hacer. No entiendo. Lo m谩s c贸mico es que los asusta hasta una cucaracha.

Yo lo que quiero es ser astr贸nomo. Siempre me han llamado la atenci贸n las estrellas que brillan en el cielo, la luna, los planetas, el sol. En el colegio, cuando mi profesor de ciencias habla de astronom铆a, me deja la inquietud de aprender sobre todos los misterios que los astros encierran. 驴Es pecado eso? Pero a mi pap谩 le dio mucha risa cuando se lo coment茅. Y mi mam谩 se asust贸 porque pens贸 que yo quer铆a ser un brujo.

Adem谩s, quiero aprender a jugar lo que mis amiguitos y compa帽eros de colegio saben. Ellos se mantienen hablando de una cantidad de juegos que yo no conozco, me cuentan historias que leen o ven en la televisi贸n. Me da envidia de ellos y me gustar铆a vivir as铆, sin tantas ocupaciones. Solo tengo siete a帽os.

Me asusta pensar lo que querr谩n de m铆 m谩s tarde. Quisiera tener el valor suficiente para sentarme con ellos y decirles que me den tiempo para ir aprendiendo las cosas que me har谩n una mejor persona, como ellos quieren. Para pedirles que me dejen ser un ni帽o, que me escuchen, que dejen de exigir de m铆 lo que ellos no lograron. Que me quieran as铆, con las limitaciones que tengo y que se den cuenta de que no soy perfecto, como tampoco lo son ellos. Yo los amo, pero dar铆a lo que fuera porque entendieran que solo soy un ni帽o, que soy capaz de planear mi futuro con su apoyo, y que no soy una m谩quina.

驴Ser谩 posible?

Fin.

Benjam铆n es un cuento del escritor聽Francisco Javier Arias Burgos 漏聽Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducci贸n total o parcial sin el consentimiento expreso de su autor.

Sobre Francisco Javier Arias Burgos

Francisco Javier Arias Burgos - Escritor

Francisco Javier Arias Burgos聽naci贸 el 18 de junio de 1948 y vive en聽Medell铆n, cerca al parque del barrio Robledo, comuna siete. Es educador jubilado desde 2013 y le atrae escribir relatos sobre diversos temas.

鈥淒esde que aprend铆 a leer me enamor茅 de la compa帽铆a de los libros. Me dediqu茅 a escribir despu茅s de pensarlo mucho, por el respeto y admiraci贸n que les tengo a los escritores y al idioma. Las historias infantiles que he escrito son inspiradas por mi sobrina nieta聽Raquel, una estrella que espero nos alumbre por muchos a帽os, aunque yo no alcance a verla por mucho tiempo m谩s鈥.

Francisco聽ha participado en algunos concursos: 鈥淓chame un cuento鈥, del peri贸dico聽Q鈥檋ubo,聽Medell铆n en 100 palabras, Alcald铆a de Itag眉铆, EPM. Ha obtenido dos menciones de honor y un tercer puesto, 鈥減ero no ha sido mi culpa, ya que solo busco participar por el gusto de hacerlo鈥.

Otros cuentos de Francisco Javier

驴Qu茅 reflexiones nos deja el cuento 芦Benjam铆n禄 de Javier Arias? Comparte estas reflexiones sobre esta conmovedora historia en la secci贸n de comentarios (鉁嶐煆). Otorga a este relato una valoraci贸n de hasta 5 estrellas (猸) y difunde esta lecci贸n sobre la importancia de respetar la infancia y permitir que los ni帽os sean ni帽os, entre tus amigos y seguidores de la literatura. Descarga el cuento en formato PDF y comp谩rtelo a trav茅s de tus redes sociales, correo electr贸nico o aplicaciones de mensajer铆a como Whatsapp o Telegram (馃檹馃徏). 隆Gracias!

5/5 - (1 voto)

Por favor, 隆Comparte!



Comentarios y Reflexiones

  1. Foto del avatar

    Benjam铆n, el cuento de Francisco deja verla dura realidad que a veces sufren nuestros ni帽os, cuando nosotros como padres queremos suplir la falta de tiempo que tenemos para ellos, sobre carg谩ndolos con actividades que no les permite tener tiempo de descanso para disfrutar de su ni帽ez y permitirles que sean ellos quienes decidan que quieren hacer, y quienes quieren ser en la vida.

Por favor, deja algunos comentarios

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Recibe nuevo contenido en tu E-mail

Ingrese su direcci贸n de correo electr贸nico para recibir nuestro nuevo contenido en su casilla de e-mail.



Descubre m谩s desde EnCuentos

Suscr铆bete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo