Saltar al contenido

Viviendo en el pasado 馃憟 A帽oraba la gran vida de la ciudad con sus luces, la televisi贸n e Internet; los restaurantes, cines y bares.

Viviendo en el Pasado禄 es un relato que oscila entre la nostalgia y la adaptaci贸n a los cambios. El escritor colombiano Jair Nieto nos cuenta sobre la vida de un joven prometedor cuyo destino se ve alterado por malas decisiones y circunstancias inesperadas. Desde su vida como estudiante ejemplar hasta su desventurado destino como ladr贸n de bancos, el relato sigue sus pasos mientras lucha por encontrar su lugar en el mundo. Con giros inesperados y una narrativa emotiva, esta historia nos invita a reflexionar sobre las decisiones que tomamos y el impacto que pueden tener en nuestro futuro.

Viviendo en el pasado

El joven era buen estudiante y sus padres estaban orgullosos de 茅l. Vivian en una ciudad intermedia muy agradable y la vida de ellos era buena.

Despu茅s de salir del colegio en la tarde, empez贸 a frecuentar malas amistades y su rendimiento escolar baj贸. Esto motiv贸 a su padre, para que, en una mala decisi贸n, lo enviara a prestar el servicio militar.

Ya como soldado era perezoso y mal compa帽ero. Se daba ma帽as para conseguir vicio y escapar del cuartel. Una noche estando de centinela llov铆a a c谩ntaros. El sue帽o lo embargaba. Estando medio dormido sinti贸 un ruido y asustado desasegur贸 el fusil y sali贸 en medio de la lluvia, se resbal贸, dispar谩ndose su arma, impact谩ndole en un pierna. Fue dado de baja con una indemnizaci贸n que pronto se fue de sus manos y qued贸 en la calle, arrastrando una pierna y el estigma de ser un cojo.

Cuando pasaba los peores momentos, recibi贸 una carta de una t铆a, hermana de su mam谩, donde le regalaba una gran cantidad de tierra cultivable en una provincia segura, y muy lejana.

Confirm贸 bien donde quedaba, recibi贸 la escritura a su nombre y decidi贸 salir para all谩. Cuando estaba por hacerlo, se encontr贸 con un 芦lanza禄, antiguo compa帽ero del ej茅rcito, quien le dijo que ten铆a un plan para robar el banco de un pueblo cercano. As铆 lo hicieron y lograron llevarse un mont贸n de dinero. Su compa帽ero result贸 muerto en la escapada, y as铆 solo, logr贸 huir sin que nadie lo identificara.

Empac贸 el dinero robado y su ropa. Camin贸 por senderos poco concurridos. Viaj贸 un tramo a dedo. Uso bus de servicio intermunicipal y finaliz贸 su viaje en tren, llegando a sus tierras.

Lleg贸 a la vereda y fue bien recibido. Ya estaban invadidas parte de sus tierras, pero como eran muchas hect谩reas, decidi贸 arreglar por las buenas con sus vecinos, para no hacerse enemigos que de ninguna manera conven铆a tenerlos. Se dedic贸 a vivir como campesino y vio claro el fruto de su trabajo. Ya hab铆an pasado muchos a帽os.

Continuaba soltero, hasta que fue flechado por Cupido con una mujer de la regi贸n, menor que 茅l. Pues 茅l ya llegaba a los cuarenta.

Sus dos hijos iban creciendo. Ya pasaban treinta a帽os desde su salida de su ciudad natal. Anhelaba volver y que sus muchachos conocieran la vida moderna en la ciudad y gozaran de algo para ellos desconocido. Ten铆a guardado el dinero del robo y confiaba en que todo estar铆a olvidado.

En la vereda tan apartada, no ten铆an energ铆a el茅ctrica, ni acueducto. Todo era oscuridad en las noches. No exist铆a el dinero como moneda de cambio. Todo se hac铆a en minga, 芦t煤 me ayudas, yo te ayudo禄, el trueque de elementos y servicios.

A帽oraba la gran vida de la ciudad con sus luces, la televisi贸n e Internet; los restaurantes, cines, bares. Quer铆a que sus hijos estudiaran y tuvieran as铆 una vida mejor. Un d铆a decidi贸 volver.

Al llegar a la estaci贸n del tren, grande fue su sorpresa al encontrarla sola, vac铆a, abandonaba, techos derruidos, paredes rotas, puertas desvencijadas. Nada quedaba de ella. Se sentaron en una banca los cuatro. Los muchachos esperaban o铆r el silbido del tren del cual tanto 茅l les hab铆a hablado. Mirar la estela de humo que el tren iba dejando cuando avanzaba.

Familia en estacion de tren abandonada - Viviendo en el pasado - Cuento de Jair Nieto

Apareci贸 una camioneta policial que se dirigi贸 hacia ellos. Nada m谩s bajar ellos del carro, el pap谩 noto que los polic铆as ten铆an un adminiculo en la boca, que tal vez era parte del uniforme. Un agente femenino fue hacia ellos y les pregunt贸:

驴Ustedes por qu茅 no tienen tapabocas?

驴Eso que es? 鈥昿regunt贸 el padre.

Es de uso obligatorio. 驴No sabe que estamos en pandemia?

No, yo no s茅 qu茅 es eso 鈥昪ontest贸 茅l.

Es una enfermedad mortal a nivel mundial. Casi nadie escapa de ella 鈥時espondi贸 la agente.

El campesino la miraba sin comprender. Ella llam贸 a un sargento y le dijo:

Por favor, tengo una situaci贸n anormal 鈥昹o enter贸 de todo.

Este se arrim贸 al campesino y le pregunt贸 a su vez:

驴Est谩n vacunados?

No se帽or.

驴C贸mo as铆? 隆Ustedes est谩n expuestos al COVID 19!

Yo no s茅 nada de eso se帽or.

El sargento le pregunt贸 con educaci贸n:

驴Qu茅 lleva en ese costal?

El padre se asust贸 y ya nervioso le iba a contar que, 茅l hab铆a robado hace ya mucho tiempo un banco, pero sus hijos y su esposa eran inocentes de ello. El polic铆a se adelant贸 y abri贸 el costal. Sac贸 la plata y le dijo:

驴Qu茅 es esto? Estos billetes ya no existen. No tienen ning煤n valor, pues la devaluaci贸n oblig贸 a que los recogieran. Ahora hay dinero nuevo. Pero, 驴qu茅 hace aqu铆 con sus hijos y esposa?

Esperando el tren, respondi贸 el campesino.

El sargento estupefacto, le respondi贸:

驴Esperando qu茅?

Fin.

Viviendo en el pasado es un cuento del escritor聽Jos茅 Jair Nieto Gonz谩lez 漏聽Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducci贸n total o parcial sin la expresa autorizaci贸n de su autor.

Sobre聽Jos茅 Jair Nieto Gonz谩lez

Jos茅 Jair Nieto Gonz谩lez - Escritor

Jos茅 Jair Nieto Gonz谩lez聽naci贸 el 15 de marzo de 1947 en Armenia, en el departamento de Quind铆o en Colombia. Jair estudi贸 en Sevilla y Cali, ambos del departamento de Valle del Cauca.

Es tecn贸logo del Sena Colombiano y trabaj贸 35 a帽os en una empresa privada. Actualmente es pensionado.

Otras historias cortas de Jair Nieto

驴Qu茅 opinas del cuento 鈥Viviendo en el pasado鈥? 隆D茅janos saber tus reflexiones en los comentarios (鉁嶐煆)! No olvides calificar la historia con estrellas (猸) y si te ha gustado, comp谩rtela con tus amigos y conocidos. Utiliza los botones de redes sociales para compartir o descarga el cuento como PDF para enviarlo por email, Whatsapp u otros medios digitales (馃檹馃徏). 隆Gracias!

5/5 - (1 voto)

Por favor, 隆Comparte!



Por favor, deja algunos comentarios

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Recibe nuevo contenido en tu E-mail

Ingrese su direcci贸n de correo electr贸nico para recibir nuestro nuevo contenido en su casilla de e-mail.



Descubre m谩s desde EnCuentos

Suscr铆bete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo