Saltar al contenido

Ya lo haré 🥱 Cuento sobre el refrán «no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy».

Por Luis Pisa Tolosa. Cuentos cortos para niños y niñas.

El cuento corto «Ya lo haré» del autor Luis Pisa Tolosa, que recuerda el refrán que dice «No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy», narra la historia de dos hermanos, Micael e Isus, que tienen actitudes muy diferentes hacia sus responsabilidades. Micael es diligente y siempre cumple con sus deberes a tiempo, mientras que Isus tiene la costumbre de posponer las cosas. Esta actitud desencadenará una serie de eventos inesperados en sus vidas.

Un día, ambos hermanos reciben una tarea escolar de escribir una redacción sobre un tema libre. Micael la completa a tiempo, pero Isus elige posponerla. Sin embargo, un incidente en el pueblo cambia el rumbo de la historia y la convierte en un emotivo relato sobre la importancia de la responsabilidad y la acción inmediata.

Esta fábula cautivadora invita a los lectores a reflexionar sobre la importancia de ser proactivos y aprender de los errores. Un relato inspirador que destaca la importancia de la acción y la responsabilidad en nuestras vidas. Pero primero veamos de dónde pudo haber salido este refrán y qué significa concretamente.

¿Qué significa «No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy»?

El refrán «No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy» es una frase popular que se utiliza para transmitir la idea de que es mejor completar una tarea o responsabilidad tan pronto como sea posible, en lugar de posponerla o dejarla para otro momento.
Es la acción contraría a lo que en español se denomina «procrastinación» y al verbo «procrastinar«. El refrán «No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy» y la palabra «procrastinar» están relacionados en el sentido de que ambos se refieren al acto de posponer o aplazar una tarea o responsabilidad.

¿Qué significa «procrastinar»?

La procrastinación es un comportamiento que se caracteriza por retrasar la realización de una tarea o actividad, en lugar de abordarla de manera inmediata. Esto puede deberse a la falta de motivación, la falta de enfoque o la ansiedad relacionada con la tarea en cuestión. La procrastinación puede ser perjudicial, ya que puede llevar a la pérdida de tiempo, el aumento del estrés y la ansiedad, y la falta de cumplimiento de los objetivos.

¿De dónde viene el refrán «No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy»?

La frase en sí tiene una larga historia y ha sido atribuida a varias personas a lo largo del tiempo. Una de las primeras referencias conocidas a esta frase se remonta al escritor del siglo XVI, Benjamin Franklin, quien en su obra «El Camino de la riqueza» escribió: «Nunca dejes para mañana lo que puedas hacer hoy». Sin embargo, la idea en sí es mucho más antigua. Se dice que el filósofo romano Marco Aurelio (121-180 d.C.) también habló de la importancia de no posponer las tareas importantes. De hecho, esta idea es una forma de la sabiduría antigua que ha sido transmitida a través de los siglos.

Luego de leer este cuento, por favor, deja algunos comentarios (✍🏼), asigna una calificación con estrellas a la historia para que otros la encuentren en el sitio (⭐) y compártela con amigos, especialmente niños y niñas, a través de tus redes sociales. También puedes descargarla como PDF y enviarla por correo electrónico, WhatsApp o Telegram (🙏🏼). ¡No dejes para mañana lo que puedes leer hoy y comparte esta conmovedora historia con otros! ¡Gracias!

Ya lo haré

Ya lo haré. No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy - Cuento

Cuenta la historia que en un poblado llamado Narsvick, vivía una familia compuesta por el padre Rudolf, el cual era leñador y pasaba muchas horas fuera de casa ganándose un jornal para alimentar a su familia.

Ranel, su esposa, la señora de la casa, madre de dos hijos que se ocupaba de todas las labores del hogar y de preocuparse que a sus hijos no les faltara de nada, y por último andaban éstos dos, dos niños de 7 y 11 años respectivamente.

Micael tenía siete años y era un niño aplicado en las letras, en sus estudios, con inquietudes, le gustaba leer libros, sobre todo, libros en el que se narraban historias en la que todo tenía un final feliz.

Le encantaba ver como los caballeros se tenían que ver las mil y unas por salvar a las princesas, como para descubrir tesoros había que revelar difíciles enigmas… por su parte Isus, su hermano mayor, no solía parar mucho en las letras, y no le gustaba la escuela que digamos…

La frase preferida de Isus cuando le preguntaban sobre la tarea era «Ya lo haré«. Isus tenía un comportamiento distinto, era algo caprichoso y desobediente, pero nunca había fallado en sus cosas, pero la maldita costumbre del «ya lo haré» le estaba costando más de algún castigo.

Un día en la escuela les mandaron a ambos hermanos una redacción sobre un tema libre…

Micael cumplió e hizo su redacción sobre su familia y pudo ir a jugar, pero Isus en la hora de estudio se pasó todo el rato con su tirachinas, pensando para sí mismo aún me queda tiempo… y le decía a su mamá «Ya lo haré», aún me queda tiempo.

Al día siguiente, al volver de la escuela, Micael llegó a casa con una gran nota que decía:

– Micael se esfuerza constantemente por lo que hoy ha recibido un premio en la escuela.

Sin embargo Isus llegó con otra…

– Isus no trabaja constantemente, está retrasándose respecto a sus compañeros.

La madre no decidió castigarlo, pero le obligó a hacer la redacción antes de que su papá viniera de trabajar.

Era viernes y esa misma tarde se oyó un alboroto enorme en el pueblo. Unos leñadores se habían caído al río y andaban perdidos, entre ellos uno era Rudolf el padre de Micael e Isus.

Un vecino fue a casa a avisar de lo acontecido. Era la hora de la merienda pero Micael se levantó de un salto y fue con cuatro hombres del pueblo a buscar a su padre y a los otros leñadores. Sin embargo Isus dijo:

– Ahora iré, seguro que se han equivocado de camino y vuelven un poco más tarde.

Toda la tarde y toda la noche, los que se quedaron en el poblado protegiendo las casas, anduvieron preocupados por lo que les podría haber pasado a los leñadores y a los que fueron a rescatarlos.

Al día siguiente no habían aparecido ninguno de los leñadores y tampoco los pueblerinos que habían salido en busca de éstos… Isus, muy preocupado, salió de mañana en busca de los leñadores y al rato cuando ya iba a dar su búsqueda por perdida fruto de la desesperación, se los encontró capturados en una maraña de arbustos y árboles junto a su hermano y los cuatro hombres que habían ido en busca de éstos.

Llevaban toda la noche intentando levantar unos árboles y sacar a los leñadores que habían quedado atrapados, pero ellos solos no podían levantarlos, les hacía falta alguien más, pero al hacérseles de noche, los que cinco exploradores que habían ido a la búsqueda de los leñadores, no pudieron volver para conseguir más ayuda pues no sabían volver desde allí al poblado, ya que se habían adentrado en una parte del bosque que sólo conocían los leñadores.

Cuando Isus llegó, se los encontró intentando levantar una serie de árboles que habían dejado atrapados a los leñadores. Con la ayuda de Isus, pudieron rescatar a los leñadores y éstos pudieron indicar la vuelta al poblado.

En el pueblo todos andaban muy contentos, menos una persona que andaba contrariada, ese era Isus que lamentaba y se repetía una y otra vez… «Si hubiera ido ayer, podríamos haber rescatado a los leñadores y nadie en el pueblo habría sufrido».

El lunes llegó a casa una nota de la profesora de Isus que decía “Rectificar es de sabios y aprender de los errores más, Isus ha traído una redacción que se titula:

«NO DEJES PARA MAÑANA LO QUE PUEDAS HACER HOY”

Fin.

Ya lo haré es un cuento del escritor español Luis Pisa Tolosa © Todos los derechos reservados.

Sobre Luis Pisa Tolosa

Luis Pisa Tolosa - Escritor

Luis Pisa Tolosa nació en Zaragoza en el año 1987. Desde muy joven mostró su vocación por la enseñanza. Empezó siendo monitor de tiempo libre y deportivo en varias disciplinas, continuó dando clases particulares, y luego vivió en el Reino Unido, lo que le permitió conocer otras culturas y otro sistema educativo, volvió a Zaragoza, donde reside actualmente.

Luis es maestro de Primaria bilingüe, con la especialidad de educación musical, además de graduado en Psicología y máster en Psicopedagogía, desarrollando su labor profesional en la enseñanza pública. Actualmente continúa su formación orientándola a la educación emocional, educación en valores y habilidades para la vida.

Otro cuento de Luis Pisa Tolosa

¿Qué te pareció el cuento «Ya lo haré» de Luis Pisa? Por favor, califícalo con estrellas (⭐), no digas «Mañana lo haré» y deja algunas palabras sobre lo que te ha parecido, puedes utilizar la sección se comentarios (✍🏼). También puedes compartirlo con algunos niños y niñas, utiliza los botones de redes sociales que están a continuación (🙏🏼). ¡Gracias!

4.8/5 - (210 votos)

Por favor, ¡Comparte!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *