Saltar al contenido

Un narciso amarillo 🕎 Morris sabe que sobrevivió porque tuvo suerte, pero siente que se salvó también gracias a esa flor.

Por David Abraham Adler. Cuentos para adolescentes.

Un narciso amarillo es un impresionante cuento del prolífico y famoso escritor norteamericano David Abraham Adler con enseñanzas sobre festividades y costumbres de la tradición judía, además de contener una profunda historia relacionada con el Holocausto judío. Es un cuento perteneciente al Proyecto Cuentos para Crecer recomendado especialmente para adolescentes y jóvenes.

El libro de Adler "Un narciso amarillo" es ficticio, pero está basado en sus entrevistas con sobrevivientes del Holocausto para sus otros libros. Las historias que escuchó fueron conmovedoras, y "Un narciso amarillo" es un tributo al espíritu y la fuerza de los niños.

Al final, por favor, deja algunos comentarios (✍🏼), asigna una calificación con estrellas a este cuento para que otros niños, niñas y adolescentes lo encuentren en el sitio (⭐) y compártelo con amigas y amigos a través de tus redes sociales. También puedes descargarlo como PDF y enviarlo por e-mail, WhatsApp o Telegram (🙏🏼). ¡Gracias!

Un narciso amarillo

Libro "Un narciso amarillo" de David A. Adler

Morris Kaplan vive en un pisito arriba de un agitado restaurante.

Cada día, a Morris lo acompañan los ruidos apagados de platos y cubiertos, la música, las voces y las risas de la gente, mientras se prepara la comida y cena, o lee el periódico de la tarde. A menudo se queda dormido en la silla junto a la ventana, con el periódico abierto sobre las piernas como una manta.

Y duerme allí toda la noche, sin quitarse el albornoz ni las pantuflas. Por la mañana Morris se despierta temprano, aun antes de que en el restaurante lleguen los repartos de leche y de verduras. Se viste con parsimonia y desayuna una tostada con jalea y té servido en vaso.

Entonces sale a la calle, arranca con su pequeña furgoneta y emprende su largo camino hacia el mercado de flores. Esta mañana Morris camina lentamente por el mercado entre grandes cubos llenos de lirios, margaritas, claveles, rosas y lilas, y aspira el aire fragante en profundas bocanadas.

En uno de los puestos coge un clavel rojo; acaricia los pétalos con la mano, examina el tallo y se aleja: Morris elige sólo las flores más frescas y bonitas para su tienda. Morris mira a su alrededor. Los cubos, los puestos y las paredes son lóbregos y grises. La mayoría de la gente lleva trajes o delantales oscuros.

Sólo las flores dan algún color al mercado. Entonces recuerda un tiempo, ya remoto, cuando todo era triste y oscuro. Una mañana de primavera vio una flor de un amarillo vivo que crecía en el lugar más improbable. Esa flor le dio fuerza y esperanza. Esa flor, piensa, le salvó la vida.

Se enjuga una lágrima y va hacia otro puesto, con cubos de rosas. Morris coge una rosa roja y la huele. Después la sacude delicadamente. Una hora más tarde, conduce la furgoneta llena de flores hasta la tienda y las lleva adentro. Todavía es muy temprano y en la calle hay poca gente.

De un grueso rollo de papel de envolver Morris rasga un pedazo y lo extiende sobre el mostrador. Coloca unas ramitas de velo de novia y claveles rosados y rojos. Envuelve las flores y coloca el ramo en un cubo. Después rasga una nueva hoja de papel. Cuando el cubo está lleno, Morris coloca los ramos y el resto de las flores que ha comprado en un frigorífico con puerta de vidrio.

Afuera, la calle se va animando. Hay niños que van a la escuela. Morris, de pie en la puerta, los ve pasar.

Hola, Sr. Kaplan -lo saludan un niño y una niña-. Buenos días, buenos días, Sr. Kaplan.

Morris los saluda con la mano. La niña corre hacia él.

Hoy es tarde y llevamos prisa. Pero a la vuelta del cole paramos para conversar.

Ya lo sé, hoy es viernes -sonríe Morris-. Nos vemos por la tarde.

Morris los mira alejarse a toda prisa. Cuando los pierde de vista, vuelve a entrar en la tienda.

Al poco rato una mujer entra en la tienda.

Quisiera un ramo bonito para mi marido, que hoy cumple años.

Morris abre la puerta del frigorífico y le muestra los ramos, los cubos con rosas, claveles y crisantemos.

Me llevo una docena de claveles. ¿Puede poner rojos y blancos?

Mientras la mujer observa la variedad de plantas y floreros que hay en la tienda, Morris prepara el ramo. Coge seis claveles rojos, seis blancos y seis rosados. Luego rasga una hoja de papel de envolver y añade unos velos de novia.

¡Qué bonitas! -exclama la mujer-, pero yo sólo quería una docena.

Las flores rojas y blancas se las regala Vd. -responde Morris con una sonrisa-. Las rosadas se las regalo yo.

Al principio de la tarde, los niños comienzan a salir de la escuela. El niño y la niña que habían saludado a Morris esa mañana entran ahora en la tienda.

Hola, Sr. Kaplan -dice la niña.

Hola, Ilana. Hola, Jonathan.

Hoy hemos tenido prueba de Matemática -informa Ilana-. Fracciones. Era difícil. Y también un dictado, pero ese era fácil.

Ilana saca un monederito de la mochila.

Queremos unas flores. Como sólo nos quedan dos dólares de nuestras mesadas, ¿nos puede dar algunas flores viejas? Sólo las necesitamos esta noche y mañana.

Lo sé -responde Morris sonriendo-. Tienen que lucir bonitas en el Sabbat.

Shabbat - corrige Ilana.

Sí, Shabbat.

Morris abre el frigorífico y saca uno de los ramos hechos por la mañana.

Lo pone sobre el mostrador y abre el papel de envolver. Vuelve al frigorífico, coge claveles rojos, rosados y blancos, así como unos crisantemos, y los añade al ramo. Envuelve todo en papel nuevo y le da las flores a Ilana.

Son muchas flores por dos dólares -comenta al entregar el dinero.

Las flores viejas son más baratas -sonríe Morris.

Es diciembre y oscurece temprano. Morris permanece en la tienda hasta bien pasado el anochecer. Antes de salir verifica las flores que aún quedan. Hay bastantes para el día siguiente. Menos mal. Los sábados se trabaja mucho. Morris se va a casa en la furgoneta. Vive cerca y podría ir a pie, pero le gusta tener la furgoneta a mano, por las dudas.

En los casi cuarenta años en que Morris ha vivido en ese apartamento y trabajado en su tienda, nunca ha tenido que salir pitando a ninguna parte. Pero aun así le gusta tener la furgoneta cerca. El domingo nieva toda la noche. El lunes por la mañana, de camino a la tienda, Morris oye el pronóstico meteorológico, el estado de las carreteras, el cierre de escuelas. La escuela de Ilana y Jonathan no cierra y Morris se alegra.

Tiene ganas de volver a verlos. Morris prepara los ramos de flores y sale a la calle a tiempo para ver a los niños yendo a la escuela. A la tarde del día siguiente, Jonathan e Ilana entran en la tienda.

Queremos comprar unas flores -anuncia Ilana.

¿Pero hoy no es martes?

.

Vosotros compráis flores para el Sabbat. Que solo empieza el viernes por la noche.

Es cierto, pero esta noche comienza la Jánuca -sonríe Ilana.

Escoged las que os gusten más -responde Morris abriendo la puerta del frigorífico.

Sólo tenemos cinco dólares -advierte Ilana.

Comenzad a coger y cuando tengáis cinco dólares de flores, yo os digo "basta".

Ilana y Jonathan cogen flores para un gran ramo. Morris las envuelve y se las da a Ilana.

¿Vd. no celebra la Jánuca? -pregunta Jonathan.

No.

¿Entonces celebra la Navidad?

Tampoco -responde Morris mansamente-, no celebro ninguna fiesta. Cuando era niño, en Polonia, celebraba la Jánuca, pero eso fue hace muchos años.

Cuando los niños salen de la tienda, Morris se sienta y rememora las Jánucas pasadas en Polonia. Ha pasado mucho tiempo desde que iba a la escuela y estudiaba el Talmud y otros libros sagrados. Recuerda cuando ayudaba a su padre en la sastrería, cuando encendía las velas de la Jánuca y le daban el gelt, unas monedas de regalo.

Morris piensa en sus padres, su hermano, sus dos hermanas… y en lo que les había sucedido. La tarde siguiente, Ilana y Jonathan vuelven a entrar en la tienda.

¿Y ahora? -exclama Morris al verlos-. Ayer comprasteis tantas flores, que no creo que queráis más. ¿O se han marchitado?

No, no -dice Ilana-. Las flores están muy bien. Son preciosas. Pero mamá nos ha pedido que lo invitemos a nuestra casa a cenar y a encender las velas de la Jánuca con nosotros.

No puedo, tengo que atender la tienda.

Mamá ha dicho que puede venir después de cerrar la tienda.

Morris niega con la cabeza.

No, ya sería muy tarde. Cierro la tienda a las ocho.

Esa hora está bien. Siempre esperamos a papá, que vuelve de trabajar después de las ocho.

Antes de que Morris pueda volver a oponerse, Ilana escribe la dirección en un papel y se la da.

Lo esperaremos también a Vd.

Cuando los niños han salido, Morris recorre la tienda con la mirada. Quiere llevar un regalo, pero la familia ya tiene flores. Coge una maceta de cerámica de un estante y la pone sobre el mostrador. Es una maceta muy bonita. La mira un largo rato y menea la cabeza. Somos los dos iguales: vacíos.

Tengo que encontrar una planta bonita para ti. Morris coloca una hiedra en la maceta y le ata una cinta azul. Comienza a escribir una tarjeta ("Estimados Sr. y Sra. … "), pero se da cuenta de que ignora el apellido de los niños. Coge otra tarjeta y escribe: "Gracias por invitarme a cenar. Morris Kaplan".

Esa noche Morris cierra la tienda un poco antes. Va a casa, se afeita y se pone una camisa limpia. Coge la maceta con la hiedra y va en su furgoneta hasta la dirección escrita en el papel. Ilana y Jonathan viven en el apartamento 2C. El nombre en la puerta es Becker. Morris llama a la puerta.

Adelante -dice la Sra. Becker al abrir la puerta-.

- Ud. debe ser el Sr. Kaplan.

Morris le entrega la hiedra y pasa la mirada por el apartamento. Hay flores en todas partes.

Les ha dado tantas a los niños -comenta la Sra. Becker-, que no hemos podido ponerlas todas en un solo florero.

Ilana y Jonathan están junto a la ventana.

Jonathan tiene una caja con velas de todos colores, que le va dando de a una a su hermana.

Hoy las mías serán azules -le informa a Ilana y le entrega tres velas azules.

Ella las va poniendo en la menorá de Jonathan, dos velas a la derecha y la tercera en el brazo central, más elevado que los otros seis.

¿De qué color quiere las suyas? -pregunta Jonathan a Morris.

Prefiero sólo mirar.

Hemos puesto esta menorá especialmente para Vd. -insiste el niño.

Yo miro, nada más.

Cuando Ilana y Jonathan están terminando de preparar las menorás, el padre llega a casa.

Él y Morris se presentan, y todos se reúnen junto a la ventana. El Sr. Becker recita las bendiciones mientras enciende sus velas, seguido de la Sra. Becker, Ilana y por último Jonathan. Juntos cantan “Ha-Nerut Hallalu” (Estas velas) y “Ma’oz Zur” (Roca de los Tiempos). Mientras arden las velas, todos juegan una partida de dreidel.

Colocan una uva pasa cubierta de chocolate en el centro de la mesa y por turnos hacen girar la pequeña perinola para ver quién se queda con la pasa. Cuando no le toca jugar, Jonathan come.

Es mejor cenar ahora -dice la Sra. Becker-, antes de que Jonathan se coma todas las uvas.

Durante la cena, Morris no para de hablar de flores. Su favorita es el jacinto.

Lleno un cuenco con guijarros y le pongo un bulbo de Jacinto. Mantengo los guijarros siempre húmedos y cuando el bulbo florece, admiro su color, su belleza, su aroma.

¿Siempre le han interesado las flores? -pregunta la Sra. Becker.

Morris baja los ojos antes de responder:

No. Cuando era joven, no teníamos flores en la mesa. Mis padres trabajaban demasiado para pensar en esas cosas y además éramos muy pobres -Morris alza la mirada-. Yo quería ser sastre, como mi padre. Él tenía un don en las manos. Con la tela más tosca era capaz de hacer un traje de gala. Pero después vino la guerra y ya no pensé más en telas ni en trajes.

¿Estuvo en el ejército? -pregunta Jonathan.

No.

¿Pero vio soldados luchando?

No.

Jonathan, no hagas tantas preguntas -lo reprende su madre.

Mientras los niños hablan de la escuela, Morris piensa en los Jánucas que celebraba tanto tiempo atrás. Después del postre, Morris le agradece a los Becker y se marcha. Cuando llega a casa, va al armario y encuentra una vieja caja. Dentro de la caja hay una taza de metal, una camisa rasgada, un sombrero de niño y una menorá antigua. Morris la coge con ambas manos y se echa a llorar.

A la mañana siguiente, Morris lleva la menorá a la tienda, la limpia y la pone junto a la ventana. Su mirada se detiene en ella varias veces durante el día. Esa misma noche, después de cerrar la tienda, Morris pone la menorá en el asiento delantero de la furgoneta y conduce recordando la última vez que la usó.

Su hermana lo había ayudado. Fue poco antes de que los Nazis entraran en su pueblo y lo llevaran a un gueto junto con su familia. Poco después los pusieron en un tren a Auschwitz. Morris recuerda el horror de aquel lugar. Recuerda cuando lo separaron de su familia. Una mañana, cuando ya había perdido por completo la esperanza de sobrevivir, vio una florecilla amarilla, un narciso, que había crecido frente a la puerta de su galpón.

La lluvia que tanto había maldecido por el barro que causaba había nutrido la flor, que ahora se erguía hacia el sol. Si este narciso puede sobrevivir aquí, pensó entonces Morris, quizás yo también pueda. Morris sabe que sobrevivió porque tuvo suerte, pero siente que se salvó también gracias a esa flor.

Morris se detiene en un semáforo y se da cuenta de que no está yendo a su casa, sino que ha llegado al edificio donde viven los Becker. Aparca la furgoneta, coge la menorá y entra. Permanece unos instantes frente al apartamento 2C, antes de llamar a la puerta.

Ah, Sr. Kaplan. Entre -lo saluda la Sra. Becker.

Esta es la menorá que usaba cuando era joven.

Morris se sienta a la mesa y les cuenta a los Becker sobre la familia que perdió y sobre el narciso amarillo.

Después de la guerra no sabía adónde ir, por eso fui a casa. Allí vivía otra familia. Usaban nuestros muebles, nuestras ollas y nuestros platos y vestían nuestras ropas. No se alegraron nada de verme, pero me dieron una cajita con las cosas que ellos no querían. La menorá estaba en esa caja – los ojos se le habían llenado de lágrimas.

Pensé que podría encontrar algún viejo conocido en el pueblo, pero no había nadie, ya no tenía a nadie.

La Sra. Becker rodea las manos de Morris con las suyas:

Ahora nos tiene a nosotros.

Morris pone su menorá junto a la ventana. Ilana coloca allí las cuatro velas que Jonathan le ha dado. Los Becker escuchan a Morris recitar las bendiciones y lo miran encender las velas de la Jánuca.

Fin.

David A. Adler, One Yellow Daffodil, Orlando, Voyager Books, 1999.

Términos de origen judío en el cuento

Veamos el significado de algunos términos que se refieren a festividades, costumbres y tradiciones judías que encontramos en el cuento "El narciso amarillo".

¿Qué es Jánuca (Hanukkah)?

Jánuca es una festividad judía de ocho días que se celebra en conmemoración de la victoria de los Macabeos contra los griegos paganos en el siglo II AC y la reapertura del Templo de Jerusalén. La festividad se celebra en el mes hebreo de Kislev, que generalmente cae entre noviembre y diciembre en el calendario gregoriano. Durante Jánuca, se encienden velas en un candelabro especial llamado janukiá para conmemorar el milagro de la menorá, en el cual el aceite suficiente para un día duró ocho días.

¿Qué es el Sabbat (Shabbat o sábado)?

Shabbat es el día de descanso semanal en el judaísmo, que comienza al atardecer del viernes y termina al anochecer del sábado. Durante este día, los judíos se abstienen de trabajar y se dedican a la oración, el estudio religioso y el tiempo en familia. La observancia de Shabbat es uno de los pilares fundamentales del judaísmo.

¿Qué es el Talmud?

El Talmud es un conjunto de textos sagrados del judaísmo que contiene las enseñanzas, debates y discusiones rabínicas sobre la ley judía, la ética, la filosofía y la historia judía. Es considerado uno de los textos centrales y más importantes del judaísmo, y está compuesto por dos partes principales: la Mishná y la Guemará. La Mishná es una compilación de las enseñanzas y tradiciones orales de los rabinos de la antigüedad, mientras que la Guemará es una colección de comentarios, discusiones y debates sobre la Mishná, realizados por rabinos posteriores. Hay dos versiones del Talmud: el Talmud de Babilonia y el Talmud de Jerusalén, que difieren en algunos aspectos y enfoques. El Talmud es estudiado y enseñado en todo el mundo por los judíos como una fuente de sabiduría y guía para la vida judía.

Sobre David Abraham Adler

David Abraham Adler es un autor estadounidense de libros para niños y jóvenes adultos, nacido en Nueva York en 1947. Después de graduarse de la Universidad de Nueva York, trabajó como maestro de primaria durante nueve años antes de dedicarse a escribir a tiempo completo.

David A. Adler es un prolífico autor de literatura infantil y juvenil, con más de 200 libros publicados en su carrera. Adler es conocido por su serie de libros "Cam Jansen", protagonizada por una niña detective con una memoria fotográfica que resuelve misterios con la ayuda de su amigo Eric. La serie cuenta con más de 30 libros publicados, y ha sido traducida a varios idiomas.

Otros libros populares de Adler incluyen "Picture Book of…" series, que incluyen biografías de personajes históricos como George Washington, Abraham Lincoln y Martin Luther King Jr., así como libros sobre ciencia, matemáticas y otros temas educativos.

Adler ha escrito numerosas biografías, incluyendo "Nuestra Golda: La vida de Golda Meir", "Helen Keller", "Harriet Tubman" y "Anne Frank".

Adler también ha escrito varias novelas de misterio independientes, como "A Picture Book of Christopher Columbus", "Mystery Math: A First Book of Algebra", "Young Cam Jansen and the Zoo Note Mystery", entre otros.

Adler escribe tanto ficción como no ficción, y para sus obras de ficción, generalmente comienza con el personaje principal y desarrolla la historia a partir de ahí. Le gusta crear personajes con los que disfruta pasar tiempo, como Andy Russell, un personaje basado vagamente en un miembro querido de su familia. El personaje de Cam Jansen fue inspirado por un compañero de clase de Adler en primer grado, a quien todos creían que tenía una memoria fotográfica. Para sus libros de no ficción, Adler elige temas que le fascinan y disfruta investigándolos a fondo.

Adler fue profesor de matemáticas durante muchos años y ha escrito varios libros de matemáticas, incluyendo "Diversión con fracciones", "Adivinanzas con calculadoras" y "¡Formas divertidas con triángulos y otros polígonos!".

Algunos libros de David Adler

Cam Jansen y el misterio del ovni

Cam Jansen y el misterio del ovni

Cam Jansen y el misterio del ovni

Un emocionante libro de misterio para niños escrito por David Adler. La historia sigue a Jennifer "Cam" Jansen, una niña con una memoria fotográfica excepcional y su amigo Eric mientras resuelven el misterio de un ovni que ha sido avistado en el parque de la ciudad.

Cuando Cam y Eric se enteran del avistamiento del ovni, deciden investigar. Con la ayuda de la memoria de Cam, reúnen pistas y descubren que lo que se avistó no era un ovni, sino una linterna mágica. Los amigos utilizan su ingenio para encontrar al dueño de la linterna mágica y descubrir quién la usó para hacer creer a la gente que había un ovni en el parque.

Con un ritmo rápido, personajes simpáticos y un misterio intrigante, "Cam Jansen y el misterio del ovni" es un libro ideal para los jóvenes lectores que disfrutan de las aventuras emocionantes y la resolución de misterios. La capacidad de Cam para recordar cada detalle es impresionante y añade un elemento interesante a la historia.

Cam Jansen y el misterio de los huesos de dinosaurio

Cam Jansen y el misterio de los huesos de dinosaurio

Cam Jansen y el misterio de los huesos de dinosaurio

Un libro de cuentos de misterio y aventuras para niños. La historia sigue a Jennifer "Cam" Jansen, una niña con una memoria fotográfica excepcional y su amigo Eric mientras resuelven el misterio de los huesos de dinosaurio desaparecidos.

Cuando Cam y Eric visitan el museo de historia natural, se dan cuenta de que falta un hueso importante de dinosaurio en la exposición. Los amigos deciden investigar y pronto descubren pistas que les llevan a sospechar de una trabajadora del museo.

Con una trama emocionante y una protagonista astuta e inteligente, "Cam Jansen y el misterio de los huesos de dinosaurio" es un libro ideal para los jóvenes lectores que disfrutan de las aventuras de misterio y la resolución de enigmas. La habilidad de Cam para recordar cada detalle y utilizar su inteligencia para resolver el misterio es impresionante y añade un elemento interesante a la historia. Además, la trama educativa sobre los dinosaurios y la ciencia añade valor educativo al libro.

Libro Illustrado de Martin Luther King, Hijo

Libro Illustrado de Martin Luther King, Hijo

Libro Illustrado de Martin Luther King, Hijo (Picture Book Biography)

Libro biográfico ilustrado escrito por David Adler y con ilustraciones de Robert Casilla. La historia narra la vida y los logros de Martin Luther King Jr. desde su infancia en Atlanta hasta su papel como líder en el movimiento de derechos civiles en Estados Unidos.

A través de sus ilustraciones coloridas y su narrativa accesible, el libro explora los eventos clave de la vida de King, como su participación en el boicot de autobuses de Montgomery, su famoso discurso "Tengo un sueño" y su lucha por el derecho al voto. También se aborda la trágica muerte de King y su legado duradero en la historia estadounidense.

El libro es una introducción excelente a la vida y la obra de Martin Luther King Jr. para jóvenes lectores. La narrativa fluida y las ilustraciones atractivas ayudan a transmitir la importancia de los logros de King y su impacto en la lucha por la igualdad y la justicia.

El misterio de la casa encantada

El misterio de la casa encantada

El misterio de la casa encantada (Barco de Vapor / The Steamboat)

La historia sigue a Cam Jansen, una niña con una memoria fotográfica excepcional, y su amigo Eric mientras investigan una casa supuestamente encantada en su vecindario.

La trama comienza cuando Cam y Eric escuchan a su vecino decir que su casa está embrujada. Curiosos, deciden investigar la casa y descubren que está llena de pistas misteriosas, como una nota en código y una puerta secreta. A medida que avanzan en su investigación, encuentran una serie de pistas cada vez más intrigantes y peligrosas.

Con la ayuda de la habilidad de Cam, los dos amigos trabajan juntos para resolver el misterio y descubrir la verdad detrás de la casa encantada. La historia está llena de giros y vueltas, y mantiene a los jóvenes lectores comprometidos en la resolución del misterio junto con Cam y Eric.

Inspiras, exhalas: Todo sobre los pulmones

Inspiras, exhalas Todo sobre los pulmones

Inspiras, exhalas: Todo sobre los pulmones

Libro informativo para niños que explora el funcionamiento de los pulmones y su importancia para nuestra respiración y bienestar general.

La historia comienza con una explicación de cómo funciona la respiración y cómo los pulmones están conectados con el corazón y otros sistemas en nuestro cuerpo. A medida que avanza el libro, los lectores aprenden sobre los diferentes tipos de respiración, cómo los pulmones se relacionan con el sistema circulatorio y el papel que juegan en la prevención de enfermedades.

Además de brindar información detallada sobre la anatomía y función de los pulmones, el libro también incluye consejos sobre cómo mantener los pulmones saludables, cómo detectar problemas de respiración y cómo ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias.

Más libros de David A. Adler en español.

Otros cuentos sobre tradiciones y costumbres judías

¿Qué te ha parecido el cuento "El narciso amarillo" de David Abraham Adler? Por favor, califícalo con estrellas (⭐), deja algunas palabras sobre lo que te ha parecido, puedes utilizar la sección se comentarios (✍🏼). También puedes compartirlo con algunos niños y adolescentes, utiliza los botones de redes sociales que están a continuación (🙏🏼). ¡Gracias!

5/5 - (3 votos)

Por favor, ¡Comparte!



Comentarios y Reflexiones

Por favor, deja algunos comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe nuevo contenido en tu E-mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir nuestro nuevo contenido en su casilla de e-mail.



Descubre más desde EnCuentos

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo