Saltar al contenido

Faltan sombreros rojos ⊛ Trajeados unos, otros con sencilla vestimenta, pero el color no llega a ninguno. Sigue ese gris tan triste.

Por María Gladys Estévez. Cuentos sobre la sociedad actual.

En «Faltan Sombreros Rojos» de María Gladys Estévez, nos adentramos en una sociedad contemporánea donde el esplendor del pasado se desvanece bajo un cielo gris de indiferencia. El relato nos lleva por calles empedradas, parques llenos de palomas y rostros sin sonrisa. Entre los susurros de los transeúntes y las preocupaciones mundanas, se plantea una pregunta intrigante: ¿Dónde están los sombreros rojos?

En este escenario de monotonía, el cuento promete desvelar un misterio que puede dar luz a la ansiada libertad en medio de un mundo que parece haber perdido su color y vitalidad. Un cuento sobre la sociedad actual sugerido para jóvenes y adultos.

Faltan sombreros rojos

Faltan sombreros rojos - Cuento sobre la sociedad actual

Hoy crucé el puente que va al centro, a la calle del Castillo. Una mañana soleada a pesar de la lluvia del día anterior. El barranco de Santos con tantos años a cuesta queriendo llegar al mar, pero le cortaron el camino…

La torre de la Concepción inalterable. Las callejuelas, los transeúntes, el tranvía… El parque del Príncipe llenito de palomas y gente cansada, sentada en las viejas sillas de madera roídas por el tiempo. Gente sin sonrisa, gente callada… Gente triste, gente soberbia. El puerto con los grandes cruceros, descienden turistas ávidos de conocer la isla, copan la calle en poco tiempo, la calle principal, después de haber cruzado la Plaza de España.

Las persianas se recogen para que entre la luz de la mañana, los mirlos picotean esto y aquello. Aquella dependienta sale a la calle para encender un cigarrillo, el humo hace giros y quién sabe dónde terminará, si difumina en el aire, seguramente, si, seguro.

Pero ese gris de la gente no termina de convencerme. El gris de sus ojos, el gris de sus labios, el gris de sus pasos en las calles empedradas.

¡Ay! y esas montañas que quedan atrás, ¡qué hermoso paisaje…!

¡Quién las hubiera visto sin barreras, sin los edificios sesgando su belleza milenaria…!

Pero todo sigue igual: Gris, un gris marengo para mejor definición. Los susurros de algunos transeúntes se escapan volátiles: Que si tengo que comprarme un móvil nuevo, que si tengo que comprarme unas botas altas; que si la peluquería; que si tenemos que llamarnos más a menudo. Sería bueno organizar aquella excursión que teníamos pendiente, eso dijeron un grupo de amigos, en la otra esquina de la calle…

Habría que ver qué aparente entusiasmo había en aquellas palabras; pero todo queda relegado a otro momento, en otra ocasión, como si la vida se prolongara más allá de los años. Balbuceos aquí, allá. Felicitaciones por algún cumpleaños en lo alto de aquella tasca. El zigzagueo de un chiquillo con sus patines calle abajo, probablemente se dirige al colegio.

El policía comprueba si el mendigo se ha dormido para siempre, lo mueve con el pié, por ver si respira, por ver si abre los ojos; la boca reseca, los labios partidos, la fiebre de la noche, las manos sucias. Pero, ¿y los demás? Esas personas que suben y bajan la calle aún duermen, apenas si parpadean, buscan un café que les quite el bostezo… Trajeados unos, otros con sencilla vestimenta, pero el color no llega a ninguno. Sigue ese gris tan triste.

Vuelvo tras mis pasos y de nuevo el puente, ahora veo los viandantes de frente, musitando algo, con prisas, sin mirar a nada, recluidos un día más en la calle, en el mundo que conocen, en el que quizás crean que están a salvo.

Y yo me pregunto ¿Dónde están los sombreros rojos? La libertad se pasea desnuda, y solo un sombrero rojo, puede cubrir la cabeza, por aquello del sol…

Fin.

Faltan sombreros rojos es uno de los cuentos sobre la sociedad actual escrito por María Gladys Estévez © Todos los derechos reservados. Foto de José Antonio Sánchez.

Sobre María Gladys Estévez

María Gladys Estévez - Escritora

María Gladys Estévez nació en Santa Cruz de Tenerife, España, en un caluroso mes de octubre, Orgullosa de su tierra Canaria, se crió entre cañas de azúcar, y dejando la huella de sus pies descalzos en las tierras de su abuelo paterno.

La infancia que todo niño habría de tener. Devota de ella misma. Formó una familia. Tuvo hijos y es abuela de una preciosa niña. Un día comenzó a escribir retazos, pensamientos, relatos, y las letras comenzaron a ser su consuelo, un rincón agradable.

Ha probado la dulce melaza del teatro, donde los personajes cobran vida, como en los libros. Aficionada a la vida y a las letras, y al mundo de la interpretación.

María Gladys publicó el libro «Mi princesa griega: Tus sueños…«, una novela corta «a una persona muy especial, un ser lleno de luz, algo que sobrepasa los límites de la realidad».

Libro de María Gladys Estévez

Libro "Mi princesa griega" - María Gladys Estévez Acosta
Mi princesa griega: Tus sueños…

En el libro de María Gladys Estévez Acosta, se narra la historia de Zoilo, un hombre que inicialmente es percibido como arrogante pero que en realidad actúa de manera egoísta debido a las difíciles circunstancias de su pasado. Zoilo y su familia vivieron tiempos de hambre y lucharon por sobrevivir en su isla natal, donde la comida era escasa. Finalmente, decidieron emigrar a un país vecino al que llamaban «el país de las oportunidades» en busca de una vida mejor.

El texto también describe la importancia de la educación y la pasión por la lectura en la vida de Celia, la protagonista, quien encuentra consuelo y refugio en los libros. A lo largo del texto, se exploran los recuerdos de Celia, su conexión con la maestra de la escuela y su amor por la literatura.

El relato destaca la importancia de la perseverancia y la superación de las dificultades, así como la capacidad de encontrar belleza y significado en la vida a través de la pasión por la lectura y la imaginación. La historia también evoca una sensación de nostalgia y la búsqueda de un lugar inalcanzable donde los sueños y las realidades se entrelazan.

Otro cuento de María Gladys Estévez

Comparte este cuento sobre la sociedad actual

Después de disfrutar de este relato de María, te animo a hacer lo siguiente:

  1. Deja tus impresiones en forma de comentario (✍️): Comparte tus pensamientos, emociones y opiniones sobre la historia. Tus comentarios pueden ser valiosos para la autora y otros lectores.
  2. Califica la historia con estrellas (⭐): Ayuda a otros lectores a encontrar este relato dándole una calificación con estrellas. ¡Haz que brille!
  3. Comparte con tu círculo de amistades y más allá (🌍): Si te gustó la historia, compártela con tus amigos y conocidos, especialmente si son adolescentes o amantes de la literatura. Puedes utilizar tus redes sociales para difundirla y llegar a un público más amplio.
  4. Descárgala como PDF (📥): Si deseas conservar esta historia especial, descárgala en formato PDF y guárdala en tu colección de lecturas favoritas, o compártela por correo electrónico, WhatsApp o Telegram. Haz llegar esta historia a tus seres queridos a través de estos medios u otros. ¡Es una forma encantadora de compartir la belleza de la literatura!

Tu apoyo y difusión son apreciados tanto por la autora como por aquellos que buscan una buena lectura. ¡Gracias por tu entusiasmo y generosidad! 🙏📚✨

4/5 - (8 votos)

Por favor, ¡Comparte!



Por favor, deja algunos comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *