Saltar al contenido

Un deseo cumplido 🧞‍♂ «Tú acabas de liberarme de esta prisión y por eso voy a concederte un deseo, uno solo, el que me pidas».

Por Francisco Javier Arias Burgos. Cuentos graciosos cortos para adolescentes.

En el cuento «Un deseo cumplido» del autor Javier Arias, somos transportados a un encuentro inesperado entre Muhammad Al Bahjar y un genio atrapado en una lámpara. ¿Qué sucede cuando Muhammad, ya rico y dueño de todo lo material, pide ser invisible? ¿Cómo reacciona el genio ante su petición? Lee esta breve pero hilarante historia, donde los deseos pueden tener consecuencias inesperadas. ¿Estás listo para descubrir qué sucede con Muhammad y el genio?

Un deseo cumplido

Genio de la lámpara - Un deseo cumplido - Cuento

Muhammad Al Bahjar se sobresaltó al ver delante de sí a esa figura gigantesca que salió de la lámpara que acababa de frotar para secarse las manos al no encontrar una toalla cerca.

– ¿Quién eres? -le preguntó asustado.

– Soy un poderoso genio que ha estado prisionero de esta lámpara durante seiscientos años -le respondió el gigantesco hombre barbado sacudiéndose el polvo acumulado y estirando sus músculos-. Tú acabas de liberarme de esta prisión y por eso voy a concederte un deseo, uno solo, el que me pidas.

Muhammad era un hombre muy adinerado, con un harem que ningún otro califa tenía y un poder absoluto sobre sus súbditos. No necesitaba ningún bien material, gozaba de una salud perfecta y era temido por quienes lo conocían porque además era un valiente guerrero.

– Quiero ser invisible -le dijo al genio.

– ¿Para siempre?, -le preguntó este, porque no quería que Muhammad se arrepintiera después-. Piénsalo bien, amigo mío, porque ya que me liberaste puedo volver a ser el mismo de antes y recobrar el poder del que fui despojado con el sortilegio que me condenó a estar encerrado en esta lámpara, y tú desaparecerías de la faz de la tierra.

Palabras que alarmaron a Muhammad. Si nadie volviera a verlo la gente pensaría entonces que habría muerto y perdería todo lo que con tanto esfuerzo había conseguido. Sus enemigos no desaprovecharían la ocasión para apoderarse de lo suyo.

– No me entendiste -le replicó-. Quiero volverme invisible cuando yo lo desee. No veo qué tan difícil te quede concederme lo que te pido si eres tan poderoso como dices.

– Imposible. Me pides que te haga invisible y eso te ofrezco. Pero no cuando tú lo quieras. No me está permitido darte ese privilegio. Yo también tengo reglas que cumplir. Por quebrantar una de ellas me confinaron en esta tenebrosa lámpara.

Muhammad adoptó entonces una actitud meditativa, imitando la pose del sabio Baldor que tanto lo atormentara en sus años de bachillerato. Tardó unos minutos menos de los que le tomaba resolver alguno de aquellos malhadados problemas para expresarle al genio ese único deseo.

– Entonces -le contestó Muhammad Al Bahjar algo enfadado-, te pido que me permitas transformar a cualquiera en el animal que yo desee.

– ¡Concedido!

Fue la última palabra del recién liberado prisionero. Ahora es el camello en el cual Muhammad se pasea orgullosamente por todo su reino.

Fin.

Un deseo cumplido es un cuento del escritor Francisco Javier Arias Burgos © Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción total o parcial sin el consentimiento expreso de su autor.

Sobre Francisco Javier Arias Burgos

Francisco Javier Arias Burgos - Escritor

Francisco Javier Arias Burgos nació el 18 de junio de 1948 y vive en Medellín, cerca al parque del barrio Robledo, comuna siete. Es educador jubilado desde 2013 y le atrae escribir relatos sobre diversos temas.

“Desde que aprendí a leer me enamoré de la compañía de los libros. Me dediqué a escribir después de pensarlo mucho, por el respeto y admiración que les tengo a los escritores y al idioma. Las historias infantiles que he escrito son inspiradas por mi sobrina nieta Raquel, una estrella que espero nos alumbre por muchos años, aunque yo no alcance a verla por mucho tiempo más”.

Francisco ha participado en algunos concursos: “Echame un cuento”, del periódico Q’hubo, Medellín en 100 palabras, Alcaldía de Itagüí, EPM. Ha obtenido dos menciones de honor y un tercer puesto, “pero no ha sido mi culpa, ya que solo busco participar por el gusto de hacerlo”.

Otros cuentos de Francisco Javier

¿Qué enseñanzas podemos extraer del cuento «Un deseo cumplido» de Javier Arias? Comparte tus impresiones y reflexiones sobre esta divertida historia en la sección de comentarios (✍🏼). Otorga a este relato una valoración con estrellas (⭐) y difunde esta lección sobre la importancia de elegir sabiamente lo que deseamos, entre tus amigos y seguidores de la literatura. Descarga el cuento en formato PDF y compártelo a través de tus redes sociales, correo electrónico o aplicaciones de mensajería (🙏🏼). ¡Gracias!

5/5 - (1 voto)

Por favor, ¡Comparte!



Por favor, deja algunos comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe nuevo contenido en tu E-mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir nuestro nuevo contenido en su casilla de e-mail.



Descubre más desde EnCuentos

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo