El Presente. Reflexiones sobre vivir el momento presente

Por Mariela Burlando. Cuentos sobre la vida

En este mundo globalizado y materialista en el que vivimos, y más aún en este momento especial en que las libertades individuales han sido limitadas, muchos estamos constantemente recordando nostálgicamente el pasado y pensando en qué haremos en el futuro, como si el presente no existiese o no valiera la pena vivirlo intensamente. Entramos en una vorágine en la cuál incluso un día de semana no importa ser vivido, pensando y programando lo que haremos el fin de semana, como si las cosas que queremos hacer, no las pudiéramos hacer todos los días.

Llegó a nosotros entonces “El Presente“, un bello cuento original de la escritora venezolana Mariela Burlando, colaboradora de EnCuentos hace muchos años, en el cuál se relata la preocupación de su protagonista por vivir el momento presente. Entonces, que mejor que leer a continuación del cuento unas reflexiones de Claudio María Domínguez sobre cómo y por qué vivir el momento presente. Pensamos que es una buena lectura tanto para los adolescentes como para los adultos.

Luego, si te gusta esta entrada sobre vivir el momento presente, tanto el cuento de Mariela como las reflexiones de Claudio, por favor, déjanos algunas palabras en los comentarios (✍🏼), califícalo con estrellas para que mejore su ranking y otros lo encuentren en el sitio (⭐) y compártelo con otras personas a través de tus redes sociales (🙏🏼). ¡Gracias!

El Presente

El presente - Cuento sobre vivir el momento presente

Cierta noche cuando me disponía a dormir, -pensé- con que soñaría esta vez, porque en los últimos días, mis sueños eran cada vez más llamativos y surrealistas.

Con esta idea me fui quedando en blanco, poco a poco y fui pasando por un estrecho pasillo o túnel de piedras y cada vez bajaba, más y más.

Llegué a una zona tan profunda que parecía el centro de la Tierra.

Al llegar allí me di cuenta que era una caverna, no me sentía mal por estar en ese lugar, al contrario, lejos de ser lúgubre y oscura, era agradable y calentita.

Observé a mí alrededor y vi una especie de trono de piedras y a un señor de barbas blanca, allí sentado, similar a Dios, -tal y como lo conocemos a través de las estampas religiosas-.

Su mirada estaba puesta en dirección a un lago, del cual emanaban vapores de agua, similares a las aguas termales.

El anciano me llamó y me indicó que me acercara a él. “No tengas miedo” –dijo, y me señaló el lado derecho para que lo ocupara, aduciendo que el lado izquierdo, era para el espíritu santo.

Yo, asentí con la cabeza, y acepté el ofrecimiento.

Una vez allí, me preguntó, sin quitar su mirada del lago que tenía enfrente:

– “¿Qué te trae por aquí?”

A lo que dije:

– “Antes me gustaría que me respondiera una inquietud que tengo, ¿Cómo es que Ud. está en este lugar, si se supone que Dios está en los cielos?”

El contestó, de manera muy humilde y pausada:

– “La gente suele ponerme en las alturas, pero yo siempre he estado aquí.”

– “Ahora si, ¿me vas a responder a la pregunta que te hice?” -me dijo suavemente.

Yo le contesté, que últimamente mis pensamientos me llevaban sólo al pasado, el cual estaba lleno de muchos errores y francamente estaba cansado de seguir en este círculo de negatividad.

– “Y por otra parte” –continué- “cuando me pongo a pensar en el futuro, no veo nada bueno. Lo que yo quiero realmente es hablar y pensar en presente y que mis acciones estuvieran enmarcadas en ese tiempo.”

Y él me respondió:

– “Pues escogiste el mejor lugar para realizar ese cambio que tú necesitas.”

Y le dije:

“Y, ¿qué debo hacer para hacerlo posible?”

Me dijo:

– “Primero, estás hablando con quién puede escucharte, y darte los mejores consejos del aquí y el ahora. Segundo, ves ese vapor de agua, obsérvalo bien, ese el símbolo de vida, pero además, el humo toma muchas formas y figuras.”

– “Así es como debes ver tu vida, que toma muchas formas, solo tienes que dejarte llevar y tomarlo como un constante aprendizaje.”

– “Tercero, observa la roca, ¿qué es? Viene a ser templanza, dureza, y resistencia, como tu pasado. No reniegues de él, esas experiencias te han servido para formar lo que eres hoy, y más aún, lo que quieres llegar a ser.”

– “Y por último, estás en la Tierra, tu morada, el lugar que habitas. Los seres humanos todo lo intelectualizan y lo llevan al pensamiento dogmático y se olvidan que hay muchas cosas, más allá de este pensamiento, ya que en ocasiones nos pueden generar dinámicas macabras y sufrimientos.”

– “Así que, criatura, vive tu presente feliz y confiada, que todo lo que está por venir será tan bueno como tu experiencia de hoy.”

En ese instante, comencé a escuchar un sonido muy fuerte y me di cuenta, que era la alarma del reloj, que indicaba que ya eran las seis de la mañana y que era hora de levantarse. Y me dije, “no lo soñé es una realidad, hoy comienza otro día de mi agradable PRESENTE“.

Fin.

El presente es un cuento original de la escritora Mariela Burlando © Todos los derechos reservados.

Sobre Mariela Burlando

Mariela Burlando - Escritora

“Soy alegre extrovertida, me gusta la música, bailar, leer, pero por sobre todas las cosas escribir.”

Mariela Burlando, nació en Caracas, pero desde niña se traslada con su familia a Valencia, ciudad donde reside desde entonces.

Se graduó de Licenciada en Educación, y Magister en la mención de Ciencias Sociales e Investigación, en la Universidad de Carabobo. Se ha desempeñado como profesora a nivel medio y Universitario. En instituciones como el Colegio La Salle, el CUAM (Colegio Universitario de Administración y Mercadeo), la Universidad Simón Rodríguez, la Universidad José A. Páez y la Universidad de Carabobo.

Ha escrito 4 libros y un centenar de cuentos.

¿Cómo y por qué vivir el momento presente?

Por Claudio María Domínguez. Mensajes y reflexiones

Reflexiones sobre vivir el momento presente

¿La vida es aquí y ahora? ¿Vivimos un eterno presente? ¿Sólo existe este instante? ¿Podemos dejar de preocuparnos por el pasado y por el futuro?

El mundo se alimenta del pasado y del futuro. Necesita, literalmente para vivir al pasado, para tener una base de información sobre la cual proyectarse a lo que por inferencia, especulación o miedo, cree que va a suceder en el futuro, y basa todo su andamiaje en el tiempo.

El tiempo lo sustenta y el mundo se alimenta del tiempo.

Si al mundo, que es lo mismo que decir la mente colectiva, le quitáramos el tiempo, colapsaría, se desplomaría automáticamente. Imaginen una película que está siendo proyectada, cuyo aparato proyector se detiene, ¿qué sucede?

La imagen en la pantalla se paraliza, podría durar los instantes en que la electricidad la mantuviese visible, pero como esa electricidad también es parte del mundo y necesita un tiempo y una distancia para trasladarse, también cesaría y todo lo que estábamos viendo dejaría de existir.

Sin embargo, nosotros sí estamos, sí existimos, somos, aunque la proyección externa termine. ¿Cómo sabemos que estamos todavía nosotros? Porque en cada respiración vamos más y más profundamente a la fuente de todo poder. Esa fuente creadora de lo que parecía tan real en la pantalla.

¿Qué hacemos entonces?

Podemos crear nuevamente el mundo. Solo que ahora lo hacemos desde la comprensión de la verdad de la cual no éramos concientes, ya no repetimos formulas creadas en un bajo nivel de conciencia. Somos creadores en un nivel de conciencia superior.

Todos los mundos están siendo creados y destruidos en este instante. Creados y destruidos sin interrupción. La creación no termina, es expansión perfecta. Los conceptos de tiempo y distancia son limitaciones mentales nacidos de laboratorios igualmente mentales para ordenar pensamientos limitantes que no captan la conciencia creadora en su plenitud.

¿Qué haría la mente si supiera que ya no tiene tiempo?

¿Qué harías vos ya mismo si supieras que no te queda más tiempo? Ningún tiempo posible.

¿Qué harías? Ni siquiera podes pensarlo porque no hay tiempo ni para pensar. Lo único que podríamos hacer es SER. Ser lo que somos, ese ser que ha estado cubierto, velado por el tiempo. Por un pasado que lo marcó y por un futuro que lo perturba y atrapa.

Ese ser, de golpe está libre de pasado y futuro, entonces solo puede ser lo que es en este instante. Ya no responde a nada fuera de si, solo es responsable de si mismo, vive su único estado posible. Éste. Ya. Eso es lo que somos y eso es lo que el mundo no quiere que seamos, porque si despertamos, el mundo pierde todo control, pierde todo poder.

¿Cómo puede el mundo controlar a una persona que sabe que es libre?

Que ya sabe que no hay nada que puede o no, sucederle en el futuro, porque todo futuro depende del ser en estado presente.

Un ser que expresa su capacidad, su libertad, desconoce, todos los atributos de las limitaciones sobre las que se basa la sociedad. Como no responde al tiempo, se quita automáticamente toda información del pasado, es decir el sufrimiento acumulado que nos convierte en peones patéticos de un partido de ajedrez que ya esta perdido de antemano.

Un ser que despierta, que se recrea, que solo usa la mente para recordarse a si mismo en su estado puro, verdadero, libre, trascendente, ya no tiene mas miedo al futuro ni dudas respecto a él, ni siquiera deseos de ser feliz porque ya lo es en este instante, no tiene nada que lograr porque ya lo es todo, no tiene nada ni nadie de quien esconderse, porque no ve nada ni nadie separado de sí o en conflicto con el momento presente.

Un ser así, no se identifica con su cuerpo y lo recrea mientras lo está utilizando en el momento actual.

Y por sobre todo no le tiene miedo a la muerte, porque sabe que no puede morir. Un ser así llega a un estado tan sublime, tan real, que solo vive y genera vida en cualquier plano y situación en la que se exprese y manifieste. Un ser así es lo que tu eres.

Gracias por existir.

Sobre Claudio María Domínguez

Claudio María Dominguez - Guía espiritual

Claudio Maria Domínguez es un reconocido periodista, escritor y conductor de televisión y radio que brinda herramientas para vivir una vida plena y superarse en todas las áreas. Casado con Eliana Bernattá y con 4 hijos, Claudio vive el día a día disfrutando de sus charlas, retiros, transmisiones, cursos, pero especialmente de su familia.

“Este es el mejor momento, el único, el perfecto, aquí y ahora, para que te hagas cargo de tu vida y decidas superar las situaciones adversas que te limitan en tantas áreas.”

Claudio se hizo muy popular en Argentina por participar y ganar dos veces seguidas, el ansiado premio de un millón de pesos en el ciclo televisivo de preguntas y respuestas “Odol pregunta”, sobre mitología griega y “La Ilíada” y “La Odisea”. El programa que mostraba a un pequeño de solo 9 años, ganando semana tras semana los premios con que se reconocía su cultura, fue un fenómeno extraordinario con ratings históricos, nunca mas igualados en la televisión argentina.

Esto disparó en Claudio una carrera periodística y cientos de viajes por el mundo, entrevistando a grandes personalidades de las artes, la política y el deporte. A partir de una edad que Claudio define como crística, luego de los 33 años llegó a entrevistar y aprender al lado de grandes seres espirituales como el Papa Juan Pablo II, el Dalai Lama, la Madre Teresa de Calcuta, el Sai Baba, Mata Amritanandamayi Devi (Amma), y otros autores de la talla de Paulo Coelho, Deepak Chopra, Trigueirinho, y Louise Hay.

Diariamente Comparte con cientos de miles de personas estos conocimientos prácticos para aplicar día a día, en una vida que nos pertenezca, lejos de repetir los datos del ego con que hemos sido criados.

Más sobre Claudio María Domínguez

  • Más de 8 millones de seguidores en redes sociales.
  • 18 Libros editados.
  • Más de 4.000.000 de ejemplares vendidos.
  • Más de 6.000.000 de ejemplares de vendidos de su revista “Una Vida Mejor”.
  • Ganador de muchos premios locales e internacionales.

Más artículos de Claudio María Domínguez

Si te gustó el cuento “El presente” y las reflexiones de Claudio María Dominguez sobre vivir el momento presente, por favor, déjanos tus palabras sobre lo que piensas en los comentarios (✍🏼), califica este post con estrellas para que otros lo encuentren en el sitio (⭐) y se generoso y compártelo con otras personas a través de las redes sociales (🙏🏼). ¡Gracias!

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 3 Promedio: 5]

Por favor, ¡Comparte!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *