Cuentos Largos ◁◁ Para niños, jóvenes y adultos

Los ▷▷ Cuentos Largos ◁◁ que se incluyen en esta sección forman parte del largo listado de relatos más extensos para niños, jóvenes y adultos de EnCuentos.

Gran variedad de Cuentos

Entre la variedad de cuentos que tenemos, se destacan los  ✅ cuentos largos inventados, ✅ cuentos extensos para jóvenes y niños, ✅ cuentos de terror, ✅ historias largas de amor, ✅ cuentos de animales, ✅ cuentos largos para secundaria, ✅ cuentos largos para adultos, y la lista sigue.

Cuentos Largos para niños, jóvenes y adultos

 

Escritores de Cuentos

A continuación, tenemos un listado de cuentos largos escritos por los colaboradores de EnCuentos. Una variedad importante de historias largas que esperemos puedan disfrutar y compartir con la familia y los amigos.

También puede enviarnos sus cuentos para engrosar la extensa lista de entradas del sitio.

Listado de Cuentos Largos

violin 1

De cómo un cedro se convirtió en violín

De cómo un cedro se convirtió en violín. Deanna Albano, escritora. Cuento sobre la perseverancia en los sueños.

miliki 1

José Vicente es un adolescente de dieciséis años –del otro lado del mar, en un pueblo venezolano, adentro, muy adentro en el llano, – . Se crió en El Socorro, Estado Guarico, su papá es agricultor. Son nueve hermanos. Tiene buenos recuerdos de su infancia: Recuerdos de niños corriendo detrás de los pájaros, de mamá llamando para el desayuno, de leche recién ordeñada, de arepitas de budare, de queso fresco, de caraotas refritas….

José Vicente desde pequeño salía temprano para ayudar a su papá en el campo. Escuchaba el canto de los pájaros con especial atención. A veces se quedada embebido y dejaba de hacer cosas. Adquirió fama de distraído y a veces lo regañaban. José Vicente, un jovencito de ademanes tranquilos y hablar pausado, de aspecto muy limpio, y pelo rizado.

Leer más »De cómo un cedro se convirtió en violín

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!

pareja bailando 1

Historias de vida (una historia de amor)

Historias de vida. Martha Susana Mana, escritora argentina. Cuentos de amor.

pareja bailando

Malía era una hermosa niña, de ojos infinitamente azules, piel bronceada por el sol, a pesar de las advertencias de su madre, que adoraba su piel muy blanca, pero los veranos arrasaban con los rayos, y ella poco propensa a hacer caso, disfrutaba de ellos, jugueteando en el campo, sin notar siquiera, que las niñas más bonitas y cuidadas, eran de blanquísima tez, como era moda por entonces…

Tal vez, porque era muy pequeña aún, para cuidar su aspecto físico, ya crecería. Así fue, al llegar a una edad que toda niña comienza a gustarles los bailes, y frecuentar algún grupo de amigas, no había otra tan bella y nívea… Sus hermanos, todos varones, comenzaron a cuidarla al igual que a una reliquia.

Leer más »Historias de vida (una historia de amor)

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 2 Promedio: 3]

Por favor, ¡Comparte!

cruz del sur 1

Las luciérnagas de la Cruz del Sur

Las luciérnagas de la Cruz del Sur. Ana María Manceda, escritora de San Martín de los Andes, Argentina. Historias de vida y de recuerdos.

miliki 1

Alcancé a plantar la última primavera en el macetero cuando comenzó a llover, las montañas quedaron desdibujadas por el telón acuoso y ya no podía disfrutar del verde intenso de los bosques, para mi sorpresa, se infiltraban entre las gotas, incipientes copos de nieve que pugnaban por armarse y dominar la precipitación. Estábamos a fines de septiembre, en el pueblo creíamos que ya había caído la última nevada, pero la naturaleza sigue sus códigos, suspendo las tareas en el jardín y entro a la casa, debo prender las leñas del hogar, el frío comienza a sentirse.

Leer más »Las luciérnagas de la Cruz del Sur

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!

potrillo 1

Abelo y el potrillo

Abelo y el potrillo. Juan Alberto Guttlein. Escritor argentino. Cuento sobre el amor entre los seres humanos y los animales.

potrillo

Abelo desde su nacimiento se asignó deliberadamente el potrillo de la yegua mora. Recién nacido, el potrillo se acercó al alambre olfateando el cochecito del bebé y ni se molestó cuando el niño instintivamente tocó su hocico. Fue entonces que el abuelo supo que esas dos crías de animales, serían muy especiales.

¿Por qué Abelo?, le quedó como apodo, debido a que en su media lengua de niño, Mauro, decía abelo en vez de abuelo y de a poco, ese apodo íntimo y familiar trascendió para ser desde entonces Abelo para todos. Don Rogelio, su abuelo paterno, con una paciencia increíble, pero sabedor de la importancia que tenía para ambos encontrarse diariamente, llevaba el cochecito hasta el establo y el potrillo se acercaba a olerlo.

Leer más »Abelo y el potrillo

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 1 Promedio: 1]

Por favor, ¡Comparte!

biciCLETA copy 1

Adrián en Bicicleta (Capítulo II de Adrián y el Caballo con Alas)

Adrián en Bicicleta. Lázaro Rosa, escritor y ex educador cubano. Cuento en Capítulos.

Capítulo II

biciCLETA copy

-¡Que cabeciduro es ese Adrián!—Comentaba Natacha la vecina de doña Regina

– Acaba de salir del hospital y ahora anda como un cohete encima de esa bicicleta con un brazo enyesado y todo, ¡que cabeciduro es ese niño!, ¡pobre de su abuela! Adrián hacía una semana que había dejado el hospital y aún llevaba el brazo izquierdo envuelto en un yeso por el accidente que tuviera con el poni al querer hacerlo volar.

Leer más »Adrián en Bicicleta (Capítulo II de Adrián y el Caballo con Alas)

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!

el valle de las munecas

Juan y el Valle de las Muñecas

Juan y el Valle de las Muñecas. Carmen María Rondón Misle, escritora Venezolana. Cuento sobre sueños de príncipes.

el valle de las munecas

Hace ya mucho tiempo, en un país lejano existió una aldea llamada “El Valle de Hunigan” era un hermoso valle rodeado por unas altas montañas, y lomas donde Juan se quedaba horas contemplándolo.

Juan se levantaba todos los días a cuidar la siembra, que era la principal economía de Hunigan, los campesinos cultivaban trigo, maíz, hortalizas y frutas, de allí las vendía a pueblos cercanos, los comerciantes se encargaban de eso, a Juan le hubiese gustado ser uno de ellos, pues su más ferviente deseo era salir de Hunigan, eso le daría la oportunidad de salir en busca de sus verdaderos padres, estaba convencido que era hijo de un rey, que él era un príncipe, que había secuestrado, unos bandidos y que había abandonado lejos de su hogar.

Leer más »Juan y el Valle de las Muñecas

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!

dama flor 1

Dama Flor

Dama Flor. Carmen María Rondón y Anjuska Rondón, escritoras venezolanas. Cuento sobre flores y bosques.

dama flor

En un lugar del bosque vivía una muchacha joven y bonita como de unos dieciséis años llamada Silvia, pero mejor conocida por Dama Flor, porque amaba las flores más que a nada en el mundo.

Un día, ella estaba regando las flores de su casa cuando de pronto se apareció un anciano que le dijo.

-Dama Flor, tienes que cuidarte, el peligro se acerca así que tienes que estar preparada para su llegada. Dama flor con un poco de miedo pero valiente respondió:

Leer más »Dama Flor

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 1 Promedio: 1]

Por favor, ¡Comparte!

Chocolate amargo. Cuentos de cocina

Chocolate amargo. Cuentos de cocina

Chocolate amargo. Cuentos de cocina

Chocolate amargo. Susana Cavallero, escritora argentina. Cuentos de cocina.

caldero

La cocina de la casa mostraba una actividad digna de una colmena de abejas laboriosas en esa mañana de primavera de 1840.

Leer más »Chocolate amargo. Cuentos de cocina

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!

condores 2

Los portones negros

Los Portones Negros. Catalina Miranda P. Escritora ecuatoriana.

condores

A pesar de los argumentos de los principales miembros de la tribu, el venerable chamán había decidido marchar hacia rumbos incógnitos en busca de la entrada al mundo de los muertos;

-Mi hora final ha llegado y debo ser yo, quien en solitario indague y encuentre la entrada a mi eterna morada –dijo, hizo una pequeña pausa, tomó su morral y su pequeño tambor de piel de borrego y madera hecho por él mismo, y continuó diciendo;

-Desde que nuestro cementerio sagrado fue saqueado por los colonos, yo sabía que mi destino postrero era este. Aquel infame y cobarde hecho rompió con una de nuestras costumbres milenarias de ser enterrado en las proximidades del pueblo y con los rituales propios de nuestras creencias. Por ello, ahora debo partir en busca del umbral que llevará mi espíritu con nuestros antepasados –finalizó.

Leer más »Los portones negros

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!