Un sueño familiar. Varios días perdidos en el bosque

Por Levis Dimas. Cuentos de viajes y aventuras

Lo que parecía un hermoso paseo familiar, se convirtió en una pesadilla. Sin embargo, lo que en un momento es un mal sueño, en otro puede ser un sueño premonitorio que puede salvarlos de tantos días perdidos en el bosque. Un sueño familiar es un breve cuento de la escritora colombiana Levis Dimas, especialmente recomendado para niños y niñas a los que les guste las historias de aventuras.

Luego, si te gusta esta historia escrita por Levis, por favor, déjanos tus comentarios (✍🏼), califica con estrellas para que otros la encuentren en el sitio (⭐) y compártela con peques a través de las redes sociales (🙏🏼). ¡Gracias!

Un sueño familiar

Un sueño familiar - Cuento de aventuras
Imagen de MonikaP

Una familia conformada por cuatro integrantes: los padres y dos hijos, amantes de la naturaleza; quisieron dar un paseo por la selva, estaban emocionados porque hace tiempo habían planeado hacerlo.

Todos salieron del puerto a las siete de la mañana, la idea era recorrer gran parte del lugar, por eso llevaron alimentos y agua para pasar el día, el aire fresco les ayudó en su caminar y juntos deleitaban el canto de los pájaros y el ruido de los diferentes animales; conocieron el conejo, el venado, el armadillo el perezoso, la ardilla, el perro silvestre y muchos más.

Cuando el reloj marcó las 12:00 pm se sentaron a descansar un poco para almorzar yuca y carne de cerdo acompañada de guarapo de panela, tenían previsto regresar a la 1:20 pm para que no les oscureciera internados en la selva.

Los chicos habían comido frutas silvestres por lo que poco comieron almuerzo, tan pronto terminaron, todos siguieron el camino hasta donde pudieran llegar cuando el reloj marcara la hora que tenían establecida; mientras daban los últimos pasos hablaban de tan hermosa experiencia queriendo alargar el día.

El momento de regreso llegó.

El reloj marcó la hora acordada por todos y dieron la vuelta al puerto mientras reían de felicidad por todo lo vivido en el transcurso del camino. Cuando habían caminado una hora se dieron cuenta que no era el camino que habían tomado al ingresar, porque no vieron un árbol de roble que estaba florecido.

Empezaron a buscar el camino y no lo encontraron. Cuando se hizo las tres de la tarde se preocuparon porque ya se estaba oscureciendo y un número de mosquitos los acompañaba. El papá les daba aliento diciendo que no se desesperaran, que pronto podrían salir de allí, lamentablemente no fue así; la noche llegó y no lograron salir.

Perdidos en el bosque
Imagen de Pete Linforth

Los días fueron pasando y la familia seguía perdida. De tanto intentar salir se rindieron y entre todos empezaron a construir una casa con materiales del bosque que fueron cortados con una piedra que lograron acondicionar para ello. Su alimento se basó en frutas y raíces silvestres, para cubrirse tomaron pencas de los árboles y tejieron sus prendas. Así se fueron acostumbrando a la selva, los dos chicos se hicieron amigos de todos los animales, por eso no le temían a nada.

El tiempo transcurrió y su familia seguía sin saber de ellos.

Los más jóvenes fueron aprendiendo a emitir sonidos de los animales que los rodeaban, sus padres los dejaban que pasaran la mayor parte del tiempo con ellos para que no se desesperaran.

A los papás siempre les afectaba la situación que vivían. La noche siguiente la niña tuvo un sueño y lo contó a sus padres; ella dijo:

– “Se pueden sentar les diré lo que soñé. Yo salí con mi hermano a ver un cachorro de león que estaba solo. Mientras estaba allí, un señor que no conozco me saludó y me preguntó por qué estábamos aquí solos en medio de la selva”.

– “Entonces les respondimos que nos perdimos y decidimos quedarnos porque las tantas veces que intentamos, llegábamos agotados y tristes; ¡pero niños yo les puedo ayudar dijo! Yo le dije, usted debe estar perdido también y él me respondió no, fui enviado aquí para ayudarlos, ¿Quién lo envió? Le pregunté y no me respondió.”

– “Lo importante es que mañana a las 10 de la mañana todos ustedes lleguen al árbol de dónde sacan el material para los vestidos, caminen a la derecha, cuenten lentamente hasta cinco mil, cuando lleguen a ese punto descansan 30 minutos y continúen. Ahí empiezan a contar de cero hasta doscientos y continúan, al llegar donde hay un árbol grande, un ave de colores cantará y emprenderá vuelo corto y regresará varias veces. Síganlo, él será su guía para llegar al puerto.”

Los papás quedaron sorprendidos con el sueño que la niña contó.

¿Qué dicen ustedes, probamos a ver qué pasa? El papá la miró con tristeza y no pudo hablar porque se le hizo un nudo en la garganta. La chica estaba emocionada, sentía que era real el sueño; junto con su hermano y confidente planeó inmediatamente la salida.

Niña en el bosque
Imagen de Free-Photos

¡Papás vamos! Hagamos el intento, tengo fe que hoy es el día para salir de aquí. Los papás la escucharon, envolvieron frutas en hojas de árboles y emprendieron el camino con su pequeña guía. El inicio era el árbol cercano, desde allí empezó el conteo hasta cinco mil, el descanso indicado y luego seguir con todas las indicaciones al pie de la letra. Para sorpresa de todos, por fin llegaron al árbol grande, la chica empezó a visualizar las ramas buscando vehementemente aquella ave descrita en el sueño.

¡Ahí está, es real papás! Todos se abrazaron felices sin detenerse y continuaron el recorrido indicado por el ave que les revoleteaba cerca como queriendo decirles algo, ella tenía plumaje colorido y brillante como el sol en días de verano. Al llegar al puerto el ave cantó tan fuerte que hizo mover las ramas de los arboles más altos y dejó caer una pluma como para que quedara de recuerdo a la familia.

En el puerto fueron recibidos por el señor Emérico, encargado del puerto; quien dio aviso a la familia para el recibimiento.

Fin.

Un sueño familiar es un cuento corto de la escritora colombiana Levis Dimas © Todos los derechos reservados.

Sobre Levis Luz Dimas Sánchez

Levis Luz Dimas Sánchez - Escritora

«Desde que estaba en grado diez mi profesor de matemáticas, pidió que redactáramos reflexiones y me fui enamorando de la escritura, hoy quiero que niños, jóvenes y adultos se beneficien de mis letras que contienen mensaje de valores, el cuidado de la naturaleza y un poco de imaginación.»

Levis nació el 26 de mayo de 1.973 en el municipio de Santa Cruz de Lorica en el departamento de Córdoba Colombia. Es hija de Antonio Dimas Valdelamar y Emilce Sánchez. Tiene cinco hermanos de padre – madre y tres de madre. Cursó parte de la primaria en la Vereda costa de Oro.

Levis es licenciada en español y literatura, ejerce la docencia enseñando lengua castellana en Colombia. Ama escribir cuentos e historias de valores, del cuidado a la naturaleza, reflexiones y tiene muchas ganas de publicar sus propios libros.

Otro cuento de Levis Dimas

Si te gustó el cuento “Un sueño familiar“, por favor, déjanos algunos comentarios (✍🏼), califícalo para que otros lo encuentren en el sitio (⭐) y compártelo usando los botones de las redes sociales que están a continuación (🙏🏼). ¡Gracias!

Por favor, ¡Comparte!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *