Saltar al contenido

El árbol generoso | Dormía bajo su sombra y el niño amaba al árbol… mucho. Y el árbol era feliz.

Por Shel Silverstein (Tio Shelby). Cuentos sobre los árboles.

El árbol generoso es un popular cuento infantil escrito por Shel Silverstein. Fue publicado por primera vez en 1964 y desde entonces ha sido amado por niños y adultos en todo el mundo. Aunque el libro es en realidad una historia ficticia, se ha convertido en una metáfora poderosa sobre el amor, la generosidad y la importancia de dar.

La historia sigue la vida de un árbol desde su infancia hasta su vejez. Una historia conmovedora que enseña lecciones valiosas sobre el amor incondicional, la generosidad y la importancia de dar sin esperar nada a cambio. A través de esta narrativa sencilla pero profunda, Silverstein nos recuerda la importancia de valorar y cuidar nuestro entorno y las personas que nos rodean.

El árbol generoso

El árbol generoso - Cuento de Shel Silverstein

Había una vez un árbol que amaba a un pequeño niño. Y todos los días el niño venía y recogía sus hojas para hacerse con ellas una corona y jugar al rey del bosque.

Subía por su tronco y se mecía en sus ramas y comía manzanas. Y ambos jugaban al escondite. Y, cuando estaba cansado, dormía bajo su sombra y el niño amaba al árbol… mucho.

Y el árbol era feliz.

Pero el tempo pasó. Y el niño creció. Y el árbol se quedaba a menudo solo. Pero un día, el árbol vio venir a su niño y le dijo: «Ven, Niño, súbete a mi tronco y mécete en mis ramas y come mis manzanas y juega bajo mi sombra y sé feliz». «Ya soy muy grande para trepar y jugar», dijo él.

«Yo quiero comprar cosas y divertirme. Necesito dinero. ¿Podrías dármelo?» «Lo siento», dijo el árbol, pero yo no tengo dinero. Sólo tengo hojas y manzanas. Coge mis manzanas y véndelas en la ciudad. Así tendrás dinero y serás feliz. Y, así, él se subió al árbol, recogió las manzanas y se las llevó.

Y el árbol se sintió feliz.

Pero pasó mucho tiempo y su niño no volvía… y el árbol estaba triste. Y entonces, un día, regresó y el árbol se agitó alegremente y le dijo, «Ven, Niño, súbete a mi tronco, mécete en mis ramas y sé feliz». «Estoy muy ocupado para trepar árboles», dijo él. «Necesito una casa que me sirva de abrigo».

«Quiero una esposa y unos niños, y por eso quiero una casa. ¿Puedes tú dármela?» «Yo no tengo casa», dijo el árbol, “El bosque es mi hogar, pero tú puedes cortar mis ramas y hacerte una casa. Entonces serás feliz. Y así él cortó sus ramas y se las llevó para construir su casa.

Y el árbol se sintió feliz.

Pero pasó mucho tiempo y su niño no volvía. Y cuando regresó, el árbol estaba tan feliz que apenas pudo hablar. «Ven, Niño» susurró. “Ven y juega “. «Estoy muy viejo y triste para jugar”, dijo él. «Quiero un bote que me lleve lejos de aquí. ¿Puedes tú dármelo?». «Corta mi tronco y hazte un bote», dijo el árbol.

«Entonces podrás navegar lejos… y serás feliz». Y así él cortó el tronco y se hizo un bote y navegó lejos.

Y el árbol se sintió feliz… pero no realmente.

Y después de mucho tiempo su niño volvió nuevamente. «Lo siento, Niño», dijo el árbol, «pero ya no tengo nada para darte, ya no me quedan manzanas». «Mis dientes son muy débiles para comer manzanas», le contestó. «Ya no me quedan ramas» dijo el árbol. «Tú ya no puedes mecerte en ellas».

«Estoy muy viejo para columpiarme en las ramas», respondió él. «Ya no tengo tronco» dijo el árbol. «Tú ya no puedes trepar» «Estoy muy cansado para trepar» le contestó. «Lo siento» se lamentó el árbol «Quisiera poder darte algo… pero ya no me queda nada. Soy solo un viejo tocón. Lo siento…».

«Yo no necesito mucho ahora», contestó él, «solo un lugar tranquilo para reposar. Estoy muy cansado.»

«Bien», dijo el árbol reanimándose, «un viejo tocón es bueno para sentarse y descansar. Ven, Niño, siéntate. Siéntate y descansa».

Y él se sentó… y el árbol fue feliz.

Fin

El árbol generoso es un cuento del escritor Shel Silverstein © Todos los derechos reservados.

Sobre Shel Silverstein

Shel Silverstein - Escritor, Ilustrador

Shel Silverstein fue un reconocido escritor, poeta, ilustrador y músico estadounidense. Nació el 25 de septiembre de 1930 en Chicago, Illinois, y falleció el 10 de mayo de 1999 en Key West, Florida. A lo largo de su carrera, Silverstein dejó una huella indeleble en el mundo de la literatura infantil y la poesía con su estilo único y su creatividad desbordante.

Silverstein comenzó su carrera como dibujante y caricaturista en la década de 1950, trabajando para varias publicaciones importantes, como Playboy y The New Yorker. Sus ilustraciones, llenas de humor y originalidad, capturaron la atención del público y le dieron reconocimiento en el mundo de las artes.

En 1963, Silverstein publicó su primer libro para niños, titulado «Donde la acera termina» («Where the Sidewalk Ends»), que se convirtió en un éxito instantáneo. Este libro, lleno de poemas divertidos y a menudo irreverentes, estableció su reputación como autor infantil y le ganó numerosos premios.

En 1974, Silverstein publicó otro de sus libros más famosos, «El Árbol Generoso» («The Giving Tree»), que se convirtió en un clásico de la literatura infantil. Este libro, con su historia conmovedora y su mensaje sobre la generosidad y el amor incondicional, ha sido apreciado por generaciones de lectores.

Además de su trabajo en literatura infantil, Silverstein también incursionó en la música. Escribió numerosas canciones populares, incluyendo «Un niño llamado Sue» («A Boy Named Sue»), que fue interpretada por Johnny Cash y le valió un premio Grammy.

A lo largo de su carrera, Shel Silverstein publicó varios libros de poesía y literatura infantil, entre ellos «A Light in the Attic» y «Falling Up». Sus obras se caracterizan por su estilo lúdico, ingenioso y a menudo con un toque de humor negro.

Silverstein dejó un legado duradero en el mundo de la literatura infantil y continúa siendo una figura influyente para muchos escritores y lectores. Sus obras han sido traducidas a numerosos idiomas y siguen siendo apreciadas por su originalidad y su capacidad para tocar el corazón de las personas, tanto jóvenes como adultas.

Los libros más leídos de Shel Silverstein

Los libros más vendidos y populares de Shel Silverstein en inglés y español son:

Donde el camino se corta - Libro de Shel Silverstein

«Donde la acera termina» o «Donde el camino se corta» («Where the Sidewalk Ends»): Este libro es considerado uno de los mayores éxitos de Silverstein. Contiene una colección de poemas divertidos, ingeniosos e imaginativos. Ha cautivado a generaciones de lectores de todas las edades.

A light in the attic - Shel Silverstein

«A Light in the Attic» («Una luz en el ático»), este libro también contiene una serie de poemas llenos de humor y creatividad. Explora temas como la imaginación, los sueños y la vida cotidiana de una manera peculiar y encantadora.

El Árbol Generoso - Libro de Shel Silverstein

«El Árbol Generoso» («The Giving Tree»): Este clásico de la literatura infantil ha sido ampliamente leído y apreciado en español. Cuenta la historia de un árbol generoso que da todo a un niño a lo largo de su vida, transmitiendo un mensaje sobre el amor incondicional y la importancia de dar.

Cayendo hacia arriba - Libro de Shel Silverstein

«Cayendo hacia arriba» («Falling Up»): Esta es otra colección de poemas escritos por Silverstein, caracterizados por su humor absurdo y su imaginación desbordante. Los poemas exploran situaciones y personajes extravagantes que encantarán tanto a niños como a adultos.

Su estilo único y su capacidad para tocar el corazón de los lectores han hecho de sus obras un tesoro literario en el mundo de habla hispana.

Más libros de Shel Silverstein

Otros cuentos de árboles

¿Qué te pareció el cuento «El árbol generoso«? Por favor, deja algunos comentarios (✍🏼), asigna una calificación con estrellas a este cuento para que otros lo encuentren en el sitio (⭐) y compártelo con amigos y conocidos, a través de tus redes sociales. También puedes descargarlo como PDF y enviarlo por e-mail, WhatsApp o Telegram (🙏🏼). ¡Gracias!

5/5 - (3 votos)

Por favor, ¡Comparte!



Por favor, deja algunos comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *