El labrador indiscreto

hombre labrando la tierra

El labrador indiscreto es uno de los cuentos con moraleja del escritor Luis David Gamonal Suárez sugerido para niños a partir de nueve años.

Un labrador terminaba de realizar sus labores de siempre. Retornó a su casa. En el trayecto encontró un diamante. De inmediato lo cogió, y saltando de alegría dijo: ¡qué bonito diamante me encontré!

Dicha difusión fue vista y oída por unos ladrones, quienes estaban a unos metros más allá. Éstos se escondieron dentro de unos matorrales, para cuando pase por allí su víctima, con su mineral en mano lo pueda arrebatar fácilmente.

Al pasar frente al escondite de los hampones. Éstos salieron silenciosamente y no solamente le quitaron su diamante y fugaron con él, sino que lo agredieron para poder quitarle. Pese a estar golpeado, el labrador siguió tras los ladrones con la finalidad de recuperar su diamante, pero en una determinada distancia se perdieron de vista por unos carrizales.

Al no poder recuperar su mineral encontrado, el labrador se lamentó y dijo: “merezco este escarmiento por andar difundiendo una suerte que otros lo van aprovechar”.

Moraleja: nunca difundas informaciones u objetos valiosos, porque puede caer en manos de facinerosos.

Fin

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

El labrador indiscreto es uno de los cuentos con moraleja del escritor Luis David Gamonal Suárez sugerido para niños a partir de nueve años.

Imprimir Imprimir

Comentarios

[fbcomments width="450" count="off" num="3" countmsg="maravillosos comentarios!"]