El valor del perdón. Porque perdonar nos hace mejores personas.

Por Liana Castello y María Isabel Bugnón. Reflexiones sobre el perdón

El valor del perdón y Perdón, son los títulos de dos breves pero profundas reflexiones escritas por Liana Castello, en primer lugar, y María Isabel Bugnón luego. Ambas escritoras argentinas han recibido el reconocimiento de la Bandera de la Paz de Nicolás Reorich y, por lo tanto, como Embajadoras de la Paz, promueven acciones que favorezcan la paz y el amor por el prójimo, y dentro de este mismo marco, se encuadran ambas reflexiones. ¡A leerlas con el compromiso de ser luego mejores personas!

Luego, si te gustan estas reflexiones sobre qué significa y para qué sirve perdonar, por favor, deja algunas palabras en los comentarios (✍🏼), califica con estrellas para que otros las encuentren en el sitio (⭐) y compártelas con amigos y conocidos de todas las edades, a través de tus redes sociales. También puedes descargarlo como PDF y enviarlo por Whatsapp o E-mail (🙏🏼). ¡Gracias!

El valor del perdón

Por Liana Castello

El perdón es una decisión, no un sentimiento, porque cuando perdonamos no sentimos más la ofensa, no sentimos más rencor. Perdona, que perdonando tendrás en paz tu alma y la tendrá el que te ofendió (1)

El valor del perdón - Reflexiones sobre el perdón
El perdón acerca a los que estaban lejos.

Muchas veces se nos hace difícil perdonar. Digo perdonar no desde las palabras, un “te perdono” puede resultar hasta una formula hecha, me refiero a perdonar desde lo más profundo de nuestro corazón. Cuando hemos sido heridos, ofendidos, defraudados, algo se quiebra dentro de nosotros y lo que puede enmendarlo en alguna medida es el perdón genuino.

No es fácil ¿Debería serlo? No se. Sería bueno que así fuera, pero en todo caso, cuánto mejor si podemos perdonar de corazón aún resultándonos difícil. El alma humana tiene infinitos recovecos, no todos fáciles de recorrer, no todos sencillos de entender.

El ser humano tiende a encerrarse en su dolor cuando ha sido herido, como mecanismo de defensa tal vez nos distanciamos de aquél que causó nuestro dolor, como si alejándonos, la angustia menguase. Sin embargo, pocos entendemos que para sanar un corazón lastimado, el verdadero perdón es la mejor opción.

Cuando uno perdona desde lo más profundo de su alma, limpia las heridas, aleja el sabor amargo que ha quedado y deja vacío ese espacio que ocupaba el rencor o la ofensa para dar cabida a sentimientos y sensaciones más agradables.

Perdonar nos hace mejores personas

Aprender a perdonar. Teresa de Calcuta

Por otro lado, perdonar nos hace mejores personas. Perdonar implica también entender al otro, su circunstancia, su situación y –desde ese entendimiento- construir un mejor lazo, un vínculo de mayor empatía.

El perdonar en forma genuina –desde el alma- implica también volver a confiar. Cuando hemos sido defraudados o maltratados, no es fácil poner la otra mejilla, no somos Jesús, pero podemos intentar imitarlo.

Muchas veces sentimos que hemos perdonado, así lo creemos, pero a la hora de volver a arriesgarnos, de volver a confiar, el perdón se desdibuja en una forma etérea, pero tangible. Si no volvemos a confiar, no hemos perdonado del todo.

El perdón limpia, redime, eleva, nos hace más bondadosos y más grandes. El rencor pesa demasiado, no es una carga agradable de llevar en la vida. Nos quita energías para enfrentar la vida de una manera más positiva, aletarga nuestro paso y no nos conduce a buen destino.

Perdonar puede ser también un ejercicio. Hay muchas cosas en la vida a las que uno aspira, pero no consigue fácilmente, tal vez el saber perdonar sea una de ellas. De todos modos, bien vale la pena intentarlo una y otra vez.

¿Cuál es el riesgo? ¿Qué seamos heridos nuevamente? ¿Qué nuestra confianza se vea una vez más defraudada? Es una de las posibilidades. ¿Cuáles son las otras? ¿Que son sintamos en paz con nosotros mismos, que nos reencontremos con el otro desde otro lugar, que nos hayamos acercado un poquito más al Señor? Posibilidades todas que bien merecen tomar ese riesgo.

El perdón nos ayuda a vivir en paz con nosotros mismos y con los demás, pero también ayuda a quien nos ha lastimado. Si aquél que obró mal siente que es realmente perdonado y que nuestro corazón le abre sus puertas nuevamente, sin dudas no volverá a lastimarnos. El perdón habrá servido como la mejor de las lecciones, esas que se aprenden sin tomar nota, con el alma misma.

El rencor aleja, endurece, contrae y nos empequeñece. El perdón nos da, ni más ni menos, la posibilidad de volver a empezar, de volver a creer.

El perdón cae como lluvia suave desde el cielo a la tierra. Es dos veces bendito; bendice al que lo da y al que lo recibe(2)

(1) Madre Teresa de Calcuta (1910 – 1997). Misionera yugoslava nacionalizada india.

(2) William Shakespeare (1564 – 1616). Poeta inglés.

El valor del perdón es una hermosa reflexión publicada por Liana Castello en EnCuentos.

Sobre Liana Castello

Liana Castello - Escritora

«Nací en Argentina, en la Ciudad de Buenos Aires. Estoy casada y tengo dos hijos varones. Siempre me gustó escribir y lo hice desde pequeña, pero recién en el año 2007 decidí a hacerlo profesionalmente. Desde esa fecha escribo cuentos tanto infantiles, como para adultos.»

Liana Castello fue, durante varios años, Directora de Contenidos del portal EnCuentos. Junto con este sitio, recibió la Bandera de la Paz de Nicolás Roerich y se convirtió en Embajadora de la Paz en Argentina en 2011.

Perdón

Por María Isabel Bugnón

Reflexiones sobre el perdón
Imagen de kalhh

Perdón es la palabra que derrota a cualquier persona que te hiere con acciones, blasfemias, mentiras, etc.

Quizás estamos convencidos que no podemos perdonar, pero no es asi, debemos dejar de atesorar viejos rencores que lo único que hacen es deteriorarnos mentalmente, ofician de huéspedes y van sumiendo a nuestra casa en un ambiente oscuro, nos lastiman él corazón, transformándolo en una fría piedra, y lo que más se siente es la lejanía de a poco de los seres que amamos.

¿Por qué nos parece tan difícil perdonar?

A veces tenemos una idea equivocada de lo que es el perdón. Creemos que basta con decir “te perdono” para que todo se olvide, o que sólo podrán perdonar cuando ya no enoje lo que les hicieron.

Pero el perdón es una palabra y una decisión voluntaria, en donde debemos decir te perdono desde el corazón, el alma, desde el amor a nuestro interlocutor, perdonar sin importar que te hizo esa persona, perdonar es tener nuestra alma sin viejos rencores, sí no logramos sacar el pasado de nuestro corazón, no podremos perdonar sinceramente.

Otra razón es vencer el obstáculo mas importante la soberbia, ella siempre está obstaculizando el camino del perdón

El perdón debe ser una decisión automática, no pensarlo y darle vueltas.

Tenemos que examinar nuestra conciencia, ver cuanto pusimos de nosotros a esa situación de enojo, reconocer que tenemos heridas que debemos cerrar, aceptar también nuestras culpas para así poder llegar al perdón sincero y desde el corazón, dejando atrás discusiones innecesarias.
Amar es hermoso, perdonar gratificante.

Fin.

Perdón son unas breves reflexiones de la escritora María Isabel Brugnón.

Sobre María Isabel Bugnón

María Isabel Bugnón - Escritora

Maria Isabel es una poetisa, narradora y comunicadora social de la Ciudad de San Javier en la Provincia de Santa Fe, en Argentina. Es descendiente de Mocoví. Actualmente reside en la Ciudad de Santa Fe.

Editó su primer libro en Diciembre de 2008 bajo el titulo: “Poemas con Perfume a Narcisos”. Participa en cafés literarios en su ciudad. Participó en el primer encuentro de escritores y narradores en la ciudad de Goya (Corrientes). La vivencia “Palabras” de su autoría, fue elegida para participar en la antología “150 Vivencias y 150 Escritores” del concurso Orola 2010.

Miembro del Consejo de Paz en Argentina. Recibió de las manos de los creadores de «El Libro de Cristal» La Bandera de la Paz del Pacto Roerich. Integrando el Movimiento “PCIS NUNTII” Mensajera de Paz. Portadora de la Bandera Universal de la Paz. Portadora de la Bandera Wiphala de los pueblos originarios la cual le fue entregada en Roque Saenz Peña (Chaco).

Otras reflexiones relacionadas con el perdón

¿Qué te parecieron estas reflexiones sobre “El valor del perdón”? ¿Realmente crees que sirve perdonar? Quieres dejarnos algunos comentarios sobre esto (✍🏼). También puedes calificar la publicación con estrellas (⭐) y compartir con otras personas a través de las redes sociales, puedes utilizar los botones que están a continuación (🙏🏼). ¡Gracias!

Por favor, ¡Comparte!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *