El niño cojito es una de las bellas fabulas de niños con moralejas, escrita por juan Francisco Escudero Guerra, una fabula sugerida para compartir en familia. 
Hola soy John Escudero Guerra y esta es una fábula que me he inventado, es para todos los públicos de (0 a 99 años), si tienes 100 años y aún puedes leer también jejeje.
EL NIÑO COJITO
Érase una vez un niño que tenía mucha ilusión por una carrera que se celebraba todos los años en su pueblecito. Todos los días iba corriendo desde su casita donde vivía su abuelita hasta el pueblo vecino a comprarle unas cerezas que tanto le gustaban a esta y aprovechaba para entrenarse, corría y hasta parecía que volaba de la velocidad que siempre llevaba, desde luego estaba preparado para ganar ese año la gran celebración de la carrera que se celebraba todos los años al llegar el verano y así un día llego el gran evento y como una bala salió corriendo iba el primero y que contento estaba porque ganaría la carrera, en el último tramo alguien le puso la zancadilla y tropezó, fue una caída tan fuerte que estuvo en cama varios días recuperando, se había pegado en la cabeza y estuvo muy malito y se rompió un hueso de la pierna en varias partes. Unos días después despertó y vio que le dolía mucho la pierna pero pensó que se curaría de ella aunque nunca fue así.
Los meses pasaban, lloraba y lloraba por su pena de no poder correr como había hecho cada día para comprarle las cerezas a su abuelita y con el pensamiento en aquella carrera que se celebraba cada año y él no podría volver a correr más porque se había quedado cojito.
Un día la abuelita dijo se acabó, ya no te vas a lamentar tanto y te vas a levantar y vas a ir a comprarme las cerezas al pueblo de al lado, el niño llorando le dijo:
-Pero abuelita si voy y esta tan lejos y me caigo que haré
La abuelita le dijo:
-Te levantaras y seguirás
– Abuelita y si no puedo levantarme
– Recuerda hijo que te tendrás que caer mil veces en tu vida pero te tendrás que levantar.
– Pero abuelita como me haces ir tan lejos que soy cojito
– Porque tendrás que andar miles de kilómetros en tu vida solo por eso tendrás que aprender a andar y no sentarte.
Pasaron muchos años más y el niño se hizo mayor andando cada día despacito, despacito como el podía y a su ritmo.
La abuelita se enfermo ya muy anciana y le pidió un último deseo:
– Hijo mío todos los días me traías mis ricas cerezas hoy te pediré otra cosa distinta quiero que cuando llegue el verano vuelvas a correr otra vez la carrera anual del pueblo
– Pero abuela si yo no puedo correr tú sabes cómo estoy
–  Solo quiero que llegues a la meta y habrás ganado la competición, porque cada día que fuiste andando a por mis cerezas ganaste.
Llego el verano y se celebró la competición él estaba muy contento por cumplir su último deseo aunque mucho miedo de volver a caerse.
En la primera parte de la carrera el iba a su ritmo, el ultimo pero solo esperaba llegar a la meta, no había más competidores para el en su cabeza solo el deseo de concederle la última petición de su anciana abuela, pero una piedra que no vio lo tropezó y al suelo cayó.
Todo le dolía aunque no se hizo nada y se lamentó y lloro pensando que no llegaría, pero empezó a recordar que su abuela le dijo:
– Recuerda hijo que te tendrás que caer mil veces en tu vida pero te tendrás que levantar.
Se levantó y siguió pero aquello se le hacía cada vez más largo, en una de esas volvería a caer y recordó lo que su abuela le dijo también:
– Porque tendrás que andar miles de kilómetros en tu vida solo por eso tendrás que aprender a andar y no sentarte.
Y así con el recuerdo de aquella ancianita fue andando metro a metro hasta que finalmente llego a la meta donde todo el mundo le esperaba con un gran aplauso, aquel día fue el último en llegar pero fue el campeón por su gran constancia que le había regalado su abuelita durante toda su vida…
Recordando a su abuela en su lecho de muerte y cuando le decía de niño:
-TE LEVANTARAS Y SEGUIRAS ….
El niño cojito es una de las bellas fabulas de niños con moralejas, escrita por juan Francisco Escudero Guerra, una fabula sugerida para compartir en familia. 

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *