Saltar al contenido

Tomasa y Cubanito 馃悳 Ya no sab铆a c贸mo hacer para que entendiese que hab铆a que cuidar el mundo de todos.

Por Liana Castello. Cuentos sobre el cuidado ambiental para ni帽os.

Tomasa y Cubanito es un bello cuento sobre cuidado ambiental para ni帽os y ni帽as peque帽os. Narra la historia de Tomasa, una hormiguita trabajadora y responsable que cuida su hogar y su entorno. Tomasa vive en armon铆a con sus vecinos y se asegura de mantener su mundo sano y limpio. Sin embargo, su vecino Cubanito es todo lo contrario, no cuida su casa ni su techo, ni tampoco su entorno. El cuento de la escritora Liana Castello nos ense帽a la importancia de cuidar nuestro hogar y nuestro entorno para vivir en armon铆a y mantenerlo sano para nosotros y las dem谩s criaturas.

Luego, si te gusta el cuento de Liana para ense帽ar sobre respeto al mundo en que vivimos, por favor, d茅janos tus comentarios (鉁嶐煆), asigna una calificaci贸n para que otros lo encuentren en el sitio (猸) y comp谩rtelo con los m谩s peque帽os, ni帽as y ni帽os, a trav茅s de tus redes sociales. Tambi茅n puedes descargar el cuento en formato PDF, y enviarlo por correo electr贸nico, Whatsapp o Telegram (馃檹馃徏). 隆Gracias!

Tomasa y Cubanito

Tomasa era una hormiguita muy trabajadora, alegre y sobre todo muy responsable y cuidadosa.

Ten铆a su hogar, al que ella llamaba 芦su mundo chiquito禄. El mundo de Tomasa estaba formado por una hermosa casita, plantas y flores, el aire que respiraba, los pajaritos que la alegraban con su canto y el sol que la iluminaba.

Tomasa y Cubanito - Cuento ambiental
Imagen de Susann Mielke

La hormiguita cuidaba mucho su mundito, lo limpiaba, lo proteg铆a, regaba sus plantas y flores, arrojaba la basura s贸lo en su peque帽o cestito y viv铆a en armon铆a con todos sus vecinos. Tambi茅n cuidaba especialmente el techo de su casita, ella dec铆a que el techo de d贸nde uno vive es muy importante.

En el vecindario, no todos eran como Tomasa. Su vecino de enfrente, llamado Cubanito era una hormiga macho que no cuidaba sus cosas y nada le importaba demasiado, ni su casita, tampoco el techo, ni nada de lo que lo rodeaba. Se la pasaba tirado en el pasto tomando sol, seg煤n dec铆a 茅l porque tra铆a esa costumbre del pa铆s donde hab铆a nacido. Seg煤n dir铆a yo, porque era medio vagoneta.

Cubanito observaba siempre todo lo que hac铆a Tomasa, como regaba sus plantitas y juntaba s贸lo las ramitas que estaban ca铆das por ejemplo. El, sin embargo, las arrancaba de los 谩rboles sin importarle c贸mo los da帽aba. No terminaba de entender por qu茅 la hormiguita se tomaba tanto trabajo para mantener su mundo sano, para 茅l todo daba lo mismo.

Cierto d铆a, mientras Tomasa sacaba del techo de su casa la basura acumulada, Cubanito se le acerc贸 y le pregunto:

鈥撀Oye chica, 驴se puede saber por qu茅 trabajas tanto? Digo, tu podr铆as estar asole谩ndote y tomando un refresco.

鈥撀Si yo no cuido el techito de mi casa, se terminar谩 arruinando y聽no quiero. El techo es una parte muy importante de la casa de uno.

鈥撀Creo que tu te haces demasiado problema 驴sabes? Mejor haz como yo y 隆disfruta chica, disfruta!

鈥撀Ud. es el que deber铆a hacer como yo 驴acaso no vio lo sucia que est谩 su casa? el techo est谩 empezando a da帽arse, todo lo que lo rodea es un basural 驴de verdad no se da cuenta?

鈥撀Pues tu sabes chica, ya te lo he dicho, te haces mucho problema, as铆 no llegar谩s a vieja, mejor me voy a tomar otro poquito de sol 驴vienes?

鈥撀No gracias, yo me quedo trabajando 鈥揹ijo Tomasa.

Como hab铆a dicho, Cubanito se fue a tomar sol y sigui贸 haci茅ndolo casi todo el d铆a. El sol nos da energ铆a necesaria y un calorcito muy lindo, pero tambi茅n hay que tener cuidado, hay que usar protecci贸n y no estar demasiado tiempo.

Cubanito lo sab铆a, pero, como con la mayor铆a de las cosas, no le daba importancia. Ese d铆a empez贸 a aprender la lecci贸n.

Tanto estuvo al sol que se qued贸 dormido, de repente el olor a quemado lo despert贸:

隆Pues chico algo se est谩 quemando aqu铆, qu茅 vaina chico qu茅 vaina! -empez贸 a decir Cubanito y聽 cuando se dio cuenta que lo que se quemaban eran sus peque帽as patitas, se puso a煤n m谩s nervioso.

隆Pues que vengan los bomberos chico! 隆Llamen a las autoridades soy un mulato joven para morir!

Tomasa, quien estaba regando sus flores, escuch贸 los gritos de su vecino y sali贸 a socorrerlo. Con el agua de su regadera apag贸 el fuego de las patas y Cubanito respir贸 aliviado.

鈥撀Le dije que no tomara tanto sol, el exceso de sol es malo tanto para sus patitas, como para todos -rezong贸 Tomasa.

鈥撀隆Pues tu sabes que tienes raz贸n chica! Gracias por salvarme, lo tendr茅 en cuenta por si te asoleas demasiado tu alguna vez.

鈥撀No har谩 falta gracias, mejor limpie un poco el techo de su casa que buena falta le hace -dijo la hormiguita y se fue.

Sin embargo, Cubanito no le hizo caso, pasaron los d铆as y el techo de su casita cada d铆a estaba peor, la suciedad acumulada y el poco cuidado hab铆a empezado a debilitarlo, tanto es as铆 que un peque帽o agujero se hab铆a formado y cada d铆a que pasaba ese agujero se hac铆a m谩s grande.

Una noche se desat贸 una lluvia muy fuerte. Por el agujero -ya de tama帽o mediano- empez贸 a entrar agua, mucha agua.

鈥撀隆Que me ahogo chico que me ahogo! Gritaba muy asustado 隆Que alguien detenga esto, es que no se nadar que vaina!

Tomasa se despert贸 sobresaltada y viendo que otra vez su vecino estaba en problemas fue a ayudarlo.

Se puso su peque帽o piloto, subi贸 al techo de la casita, retir贸 la suciedad y repar贸 los da帽os.聽Cuando baj贸 muy enojada le dijo al mulato.

鈥撀驴Qu茅 no le dije que cuidara de su techo? El techo de nuestro mundo tambi茅n nos protege y Ud. no cuid贸 el suyo 驴vio las consecuencias de no cuidarlo?

鈥撀隆Claro que las veo chica, mir谩 estoy empapado, si parezco un alga marina de las que hay en las playas de mi pa铆s!

鈥撀隆Qu茅 alga ni alga! -contest贸 muy enojada Tomasa-.聽 Si yo no llego a tiempo Ud. no cuenta el cuento 驴se entiende?

鈥撀Se entiende, chica, se entiende -respondi贸 Cubanito con la cabeza baja y un poco de culpa. No la suficiente para terminar de aprender la lecci贸n-.

Al d铆a siguiente y para secar todo lo que hab铆a quedado h煤medo de la tormenta del d铆a anterior, la hormiga mulata decidi贸 hacer una fogata. Una vez m谩s no hac铆a lo correcto, no s贸lo porque estaba encendiendo fuego donde no deb铆a, sino porque en vez de recolectar las ramitas ya ca铆das de los 谩rboles empez贸 a arrancarlas.

Los 谩rboles, muy dolidos y enojados le contaron a Tomasa acerca de su vecino. La hormiguita quien no s贸lo proteg铆a su mundito, sino el de todos, una vez m谩s fue a hablar con 茅l.

鈥撀Pues rel谩jate chica 驴qu茅 hacen unas ramitas de menos?, ya les crecer谩n, pues tu sabes.

Dicho esto, se fue con sus ramas a hacer fuego donde no deb铆a. Dem谩s est谩 decir que otra vez hizo l铆o, y prendi贸 fuego a todo su alrededor, poniendo en peligro a los 谩rboles, las plantas, las flores y a todos los bichitos del lugar.

Una vez m谩s, y ya algo cansada, Tomasa fue en ayuda de su vecino. Ya no sab铆a c贸mo hacer para que Cubanito entendiese que hab铆a que cuidar el mundo de todos.

鈥撀隆No ha pasado nada chica! Nos hemos salvado, 隆aleluya, aleluya! Dar茅 una fiesta en tu honor por haberme salvado una vez m谩s 隆Ven a gozar chica!

鈥撀No gracias, no quiero una fiesta, s贸lo le pido que entienda y haga las cosas bien. Nos pone en peligro a todos.

Estaba visto que no era el momento de entender para Cubanito. Invit贸 a todos sus amigotes, tan sucios y descuidados como 茅l. Luego de la fiesta, el vecindario qued贸 hecho un basural: latas, comida, envases, cartones, todo tirado. Por supuesto, ninguno de ellos lo limpi贸.

Era tal la basura tirada, que se taparon ca帽er铆as, desag眉es y alg煤n que otro pozo que hab铆a en el pasto.

Como no es de extra帽ar, una vez m谩s Cubanito se meti贸 en problemas. Cay贸 dentro de uno de los pozos que estaba tapado por la gran cantidad de basura que 茅l y sus amigos hab铆an dejado tirada. Empez贸 a gritar:

隆Qu茅 vaina chico que ha pasado! 隆qu茅 me he ca铆do, que alguien venga a socorrerme! 隆Qu茅 esto huele horrible!

Todos en el vecindario escucharon los gritos. Arboles, flores, plantas, pajaritos, vecinos y por supuesto Tomasa.

Como lecci贸n y para que de una vez por todas Cubanito aprendiera, decidieron entre todos no sacarlo enseguida del pozo.

鈥撀Pues, 驴qu茅 pasa chico que no viene nadie? 驴Que se han ido todos? 驴Que nadie聽me ayudar谩 a salir de esta inmundicia?

Tomasa, asomada desde arriba le dijo:

鈥撀Como dir铆a Ud., 芦pues ah铆 se quedar谩 chico禄, a pensar c贸mo se ha comportado hasta ahora, justo ah铆 en medio de la suciedad, de la cual parece disfrutar mucho.

All铆 lo dejaron el tiempo suficiente como para que esta hormiga descuidada pudiese empezar a pensar en c贸mo se hab铆a comportado hasta ahora.

En medio de ese oscuro pozo lleno de basura y mal oliente todo era muy triste. Cubanito no pod铆a hacer nada m谩s que pensar y taparse la nariz de a ratos. Cuando miraba hacia arriba y ve铆a el cielo, la luz, el sol, escuchaba el canto de los pajaritos y las voces de sus vecinos, empez贸 a darse cuenta que afuera exist铆a un mundo. Un mundo lleno de cosas bellas que 茅l hab铆a arruinado, un mundo que merec铆a protecci贸n, cari帽o y cuidado.

Pas贸 el tiempo, Cubanito sali贸 muy distinto del pozo en el cual hab铆a ca铆do, ya no era la misma hormiga. Ahora era el primero en cuidar el vecindario. Es m谩s, se ofreci贸 recolectar la basura de todos los vecinos. Hac铆a su trabajo con un gorrito puesto, protecci贸n solar y mucha alegr铆a, mientras se lo escucha decir:

鈥撀隆Qu茅 vaina chico, qu茅 vaina! 隆Cu谩nta basura tira la gente pues tu sabes!

Fin.

Tomasa y Cubanito es un cuento de la escritora Liana Castello 漏 Todos los derechos reservados.

Para pensar y conversar con pap谩 y mam谩

Puedes conversar con mam谩 y pap谩, o en la escuela con tus compa帽eros sobre el cuento y responder a preguntas como las siguientes:

  • 驴Cu谩l es tu actitud frente al medio ambiente?
  • 驴Por qu茅 es importante cuidar nuestro entorno?
  • 驴Qu茅 cosas hac铆a Tomasa para cuidar su mundo chiquito?
  • 驴Qu茅 cosas no hac铆a Cubanito que hac铆a Tomasa?
  • 驴C贸mo podemos cuidar nuestro medio ambiente?
  • 驴Te das cuenta que est谩 en nuestras manos cuidar m谩s este mundo y no da帽arlo como lo estamos haciendo?
  • 驴Qu茅 aprendi贸 Cubanito despu茅s de quemarse las patas al estar demasiado tiempo al sol?
  • 驴A qu茅 te parece que se refiere Tomasa cuando habla del 芦techito de casa y agrega que 茅ste es muy importante禄?
  • Si algo no est谩s haciendo bien 驴Te comprometes a cambiarlo para que todos vivamos mejor y nuestro mundo no sufra?

Sobre Liana Castello

Liana Castello - Escritora

芦Nac铆 en Argentina, en la聽Ciudad de Buenos Aires. Estoy casada y tengo dos hijos varones. Siempre me gust贸 escribir y lo hice desde peque帽a, pero reci茅n en el a帽o 2007 decid铆 a hacerlo profesionalmente. Desde esa fecha escribo cuentos tanto infantiles, como para adultos.禄

Liana Castello聽fue, durante varios a帽os,聽Directora de Contenidos del portal EnCuentos. Junto con este sitio, recibi贸 la聽Bandera de la Paz de Nicol谩s Roerich聽y se convirti贸 en聽Embajadora de la Paz en Argentina聽en 2011.

Otros cuentos ecol贸gicos de Liana

驴Te gust贸 el cuento 芦Tomasa y Cubanito芦? Por favor, d茅janos algunos comentarios (鉁嶐煆), califica esta publicaci贸n con estrellas para que otros la encuentren en el sitio (猸) y comp谩rtela con ni帽os y ni帽as a trav茅s de las redes sociales, puedes utilizar los botones que est谩n a continuaci贸n (馃檹馃徏). 隆Gracias!

5/5 - (3 votos)

Por favor, 隆Comparte!



Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *



Curso de Escritura de Novelas para Principiantes