Saltar al contenido

El guardián del libro 📖 Sí, es un arma muy poderosa y terminará con todo el planeta apenas lo abra.

Por María Teresa Di Dio. Cuentos cortos sobre los libros.

En lo profundo de la selva, un hombre solitario es el «guardián del libro«. A pesar de que está aislado del resto del mundo, él sabe que el antiguo libro que custodia tiene el poder de cambiar el curso de la historia.

Un día, cuando extraños seres, que tomaron por esclavos a casi todos los humanos, llegan a la selva, el hombre sabe que debe proteger el libro a toda costa. A medida que se acerca el peligro, el hombre se da cuenta de que el libro que ha guardado durante tanto tiempo es mucho más que un simple objeto. Es una herramienta que puede marcar la diferencia entre la ignorancia y la verdad, entre la oscuridad y la luz. ¿Podrá el hombre proteger el libro y salvarlo del peligro que se acerca?

Luego, si te gusta este cuento de María Teresa, por favor, deja algunas palabras en la sección de comentarios (✍🏼), califica con estrellas a este cuento para que otros lo encuentren y lean (⭐) y comparte con algunos niños y adolescentes, a través de tus redes sociales. También puedes descargarlo como PDF y enviarlo por Telegram, Whatsapp o correo electrónico (🙏🏼). ¡Gracias!

El guardián del libro

En la selva se oía el griterío de las aves nocturnas, aleteando en las sombras, cada tanto los troncos se retorcían cada vez que el viento los azotaba haciendo un crujido lastimoso.

La luna dejaba un rastro de luz blanquecina sobre el río, cortado de vez en cuando por el choque del agua contra las piedras.

El guardián del libro - Cuento

El hombre, permanecía sentado sobre una roca y tapado hasta las orejas para escapar del frio, oteaba el horizonte desde lo alto de los peñascos que sobresalían de improvisto desde la fronda.

Entre sus manos ajadas sostenía un viejo libro, que solamente podía leer cuando el sol despuntaba, leído muchas veces, cuya tapa gastada y sucia lo hacían parecer muy antiguo.

El fuego que había encendido en un hueco entre las piedras se había apagado hacía un buen rato, la oscuridad lo atemorizaba y permaneció atento hasta el clarear.

Apenas despuntó el alba, acomodó las piedras, junto a las cenizas y bajó por la pendiente hacia la selva, siempre había ramas debajo de los árboles, juntó varias en un atado y subió nuevamente.

Luego de entrar en calor y quitarse el abrigo, calentó piedras pues debía pasar una noche más y quería dormir un rato apenas oscureciera.

Desde las rocas vigilaba si los extraños lo perseguían y luego se iría bordeando el río que serpenteaba cincuenta metros más abajo.

Los «Altos» que así se les denominaba a los extraños, habían arribado a la tierra hacía muchos años, tomados de esclavos a casi todos los seres humanos que habitaban el planeta. De pronto entre la arboleda vio lo que parecía una de las naves de los Altos, tiró tierra y pedruscos en el fuego y se agazapó entre las rocas.

Ante este cambio de planes, descendió rápidamente, tomando su viejo libro, que era el punto de partida para una nueva generación y partió por la ribera del río que ondulaba entre la espesura.

De pronto, en el próximo recodo un Alto lo enfrentó, sin dispararle se lo quedó mirando con sus enormes ojos redondos.

Sin atinar a correr se paralizó, pues era el guardián del libro para las nuevas generaciones y debía mantener la calma para preservar el valioso ejemplar antiguo.

Apretando el libro contra su pecho, mientras el Alto le preguntaba a través del comunicador con una voz profunda, ¿qué guardas?, ¿qué custodias?, ¿acaso es un arma?

El hombre estuvo a punto de lanzar una carcajada, pero se contuvo y con voz firme dice:

– Sí, es un arma muy poderosa y terminará con todo el planeta apenas lo abra.

El Alto con el comunicador entre sus largos dedos imparte órdenes hacia sus semejantes, de vuelta mirando al hombre:

– ¡Está bien nos iremos!

El hombre ni bien estuvo solo, lanzó una estridente carcajada y en voz alta comenta:

– ¡Un libro sigue siendo un arma muy poderosa contra la ignorancia!

Fin.

El guardián del libro es un cuento de la escritora María Teresa Di Dio © Todos los derechos reservados.

Sobre María Teresa Di Dio

María Teresa Di Dio - Escritora

«Soy nacida en Buenos Aires, Argentina. Actualmente vivo en Bahía Blanca y, desde hace muchos años. Soy madre de tres hijos, abuela y bisabuela.»

Con numerosos premios y diplomas de honor, posee dieciocho antologías y dos libros infantiles. Entre ellas dos «Por la Paz del Mundo», de Poetas del Mundo, publicados en Australia y que se encuentran en la biblioteca de Canberra. Además, fue nombrada en 2014 Embajadora de la Paz.

Colabora con programa Diamante en libros infantiles ya en su sexto libro virtual. Es presidente de Unión Hispano Mundial de Escritores en filial Bahía Blanca.

Más cuentos fantásticos de María Teresa

¿Qué te ha parecido el cuento «El guardián del libro«? Por favor, déjanos algunos comentarios (✍🏼), califica con estrellas a este breve cuento para que otros lo encuentren en el sitio (⭐) y compártelo con amigos y conocidos a través de tus redes sociales (🙏🏼), puedes utilizar los botones que están a continuación. ¡Gracias!

5/5 - (2 votos)

Por favor, ¡Comparte!



2 comentarios en «El guardián del libro 📖 Sí, es un arma muy poderosa y terminará con todo el planeta apenas lo abra.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *