El canario Dunky

El canario Dunky

Imprimir Imprimir
¿Quiere calificar esta publicación?

El canario Dunky

El canario Dunky. Luis David Gamonal Suárez, escritor. Cuentos infantiles educativos. Cuentos de animales.

Dunky es el nombre de un canarito líder de su bandada que vivía en un paraje polvoriento, salitroso y escaso de vegetación. Sólo había un algarrobo seco donde dichas aves compartían sus ramas para dormir.

El canarito Dunky se levantaba muy temprano a despertar a sus pupilos para primero entonar melodiosos trinos para agradecer a Dios. Posteriormente concurrían a la orilla del río a cazar avispas, gusanitos o cualquier otro tipo de insectos que les pudiera servir de sustento diario.

Dicha actividad no era la más adecuada porque siempre recolectaban un porcentaje mínimo de estas especies que se repartían entre todos. Por esa razón, los canarios tomaron la decisión de emigrar a las campiñas más cercanas para buscar nuevos horizontes, volando siempre juntos.

El primer territorio donde aterrizaron fue uno adornado con huertos florecientes, árboles frutales y verdecido su suelo con gras. Allí habitaban tordos quienes estaban ausentes momentáneamente, razón por la cual Dunky al ver este panorama se admiró diciendo: ¡Qué bonito paisaje!

Es por esa razón que convenció a sus amigos para quedarse diciéndoles: ¿Por qué no construimos nuestros nidos en estos sauces, aprovechando que está abandono y por supuesto ellos apoyaron la idea de su jefe y comenzaron a traer pajitas para hacerlo.

Mientras realizaban esa labor, llegaron sus dueños y al notar la presencia de extraños lo empezaron a desalojar diciéndoles: ¡fuera invasores! Sin embargo los canaritos pusieron resistencia, pero al final tuvieron que rendirse por el numeroso ejército que conformaban los tordos y tuvieron que seguir su rumbo.

Puedes seguir leyendo: Cuentos de Animales en EnCuentos

A pocos metros, entraron a otro para, allí se encontraban presente sus habitantes que eran loros y éstos viendo asomarse a los canaritos se acercaron a ellos en conjunto y de una manera déspota le preguntaron: ¿Qué quieren ustedes acá? y Dunky en representación de bandada muy sensato respondió: Queremos que nos donen un espacio donde mis amigos y yo podamos vivir.

Dicho pedido no solamente fue rechazado, sino que además fueron humillados por las aves verdes que también eran numerosos quienes le empezaron a corretearlos diciéndoles: ¡Jamás permitiremos que extraños usurpen este terreno!

Muy tristes por lo negado las aves le preguntaron a su líder Dunky: ¿Qué hacemos jefe? Y él contestó: ¡tranquilos amigos! Y continuaron su rumbo donde finalmente llegaron a un paraje de panorama muy humilde comparadas con los dos visitadas anteriormente, donde residían gorriones quienes lo recibieron con amabilidad y respeto saludándolos así: ¡Buenos días amigos! y éstos aprovecharon el momento preciso para suplicarles a esos pajaritos para que les cediera un espacio en su terreno donde pudieran refugiarse y muy atentos respondieron :¡Con mucho gusto amigos canaritos si no que nuestro habitad es muy pequeño donde a las justas alcanzamos nosotros!

Dunky se fue comprobar si efectivamente le estaban diciendo la verdad, recorrió la superficie del terreno y efectivamente era muy corto y de todos modos agradecieron su noble intención diciendo:¡han sido muy amables de su parte al no encontrar respuesta positiva tuvieron que retornar albergue. Estando de vuelta Dunky se le ocurrió cambiar su imagen y les consultó a su grupo quienes se comprometieron a apoyar esta iniciativa y de inmediato empezaron a erradicar el salitre, luego humedecer la tierra, ararlo y finalmente sembrar plantas de pan llevar que les pudiera beneficiar en el futuro.

Demoraron un mes en ejecutar la obra. Después de ese periodo el paraje lució embellecido y estuvo a la talla de los vecinos. Todos fueron a felicitar a Dunky su líder por su inquietud y agradeció a Dios diciendo: ¡Un sueño hecho realidad de cambiar un ambiente desértico por un paradisiaco que acoja a todo forastero que estese desamparado!

Fin

Mensaje del cuento: Si quieres buscar un porvenir mejor no es necesario salir de tu pueblo, en él puedes lograr muchos objetivos coordinando con los seres que te rodean para que todo proyecto salga positivo y no sufrir en territorio ajeno.

Puedes seguir leyendo: Cuentos Clásicos en Encuentos

El canario Dunky. Lecturas para niños de primaria. Historias para aprender. Literatura infantil y juvenil, cuentos que no pasan de moda.

Imprimir Imprimir