Dos mensajeros andariegos

Dos mensajeros andariegos

Son dos andariegos
de almas elevadas
aunque anden por los suelos
y algunos digan que no piensan nada,
cada uno con sus cinco
van recogiendo historias
de ricos, mendigos, reyes y esclavos

Te sostienen cuando niño,
en la adultez y senectud
van desnudos o arropados,
apretados o ventilados, prestos y fieles,
sin importarles el camino
van por dondequiera que los lleves.

Vencedores de grandes y largas batallas,
héroes anónimos que desde el fondo de su ser ,
solo reclaman descanso, unos cuantos arrumacos
de sol, agua, tierra y de tus manos.

Fin

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *