Los cráteres del fondo

Los cráteres del fondo

Los cráteres del fondo

Los cráteres del fondo. Kike el duende, escritor español. Cuentos infantiles. Extraído de libro “Desde los cráteres a la luna”

¿Qué donde están? Si estuvieran al fondo a la derecha serían aseos o cuartos de baño. No están al principio ni en el medio, ni tampoco a la izquierda. Estos cráteres están más allá, al final de todo, al fondo Cuando das el último paso sobre la Luna y después no ves nada, ese es el fondo.

Son siete cráteres y si caminas conmigo te llevará hasta ellos. Aunque quedan muy lejos pronto llegaremos, para eso me deja Luna a Plin y Plon, dos preciosos camellos, que aunque no lo son, parecen de algodón.

Plin camina despacio pero sus largas patas hacen que cada paso suyo sean veinte de los míos. Plon corre hacia atrás porque así le parece que mientras viene, va.

Se ríen continuamente y no comen ni beben, solo juegan a las cartas sentados sobre una manta, pero si les dices que te lleven a cualquier parte, siempre quieren.

Ya vemos los cráteres del fondo y antes de entrar ya sabemos lo que son, están formados por finales, los “se acabose” de los cuentos, de las novelas y de las historias, esa frase final de cualquier libro de una librería, como Don Quijote diría, también residen aquí las últimas palabras de los mejores libros de caballería.

Me acerco yo sola porque Plin y Plon no quieren ver terminada su función, yo tampoco, por eso no me atrevo a entrar y en la puerta me quedo mientras contemplo lo que puedo. Veo paseando por el cráter a muchos finales.

“…colorín colorado este cuento se ha acabado “

“…y comieron perdices “

Un poco más lejos está acostado en una tumbona el más conocido:

“Fin“

y a su lado:

“The end“

que me señala con el dedo y me dice – ven -.

No quiero pasar porque aún tengo muchos cuentos que contar y si en estos cráteres me quedo seguro que me enteraré del final. ¡No, no y no! Doy la vuelta y comienzo a correr.

En una esquina, sentado con unos sorbetes de limón, me esperan Plin y Plon. Nos vamos. Buscamos otros cuentos que encontraré y que por supuesto te contaré, pero muy lejos de aquí, lejos de las últimas páginas que viven en los cráteres del fondo.

Me dice Morc, que estos siete cráteres siempre están cerrados, no los abren ni en verano ni en navidades, ni los sábados por las mañanas ni aunque vengas con tus padres. Luna solo los ha abierto para que yo los conozca y para que te diga que todo esto es totalmente cierto.

Fin

 

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Los cráteres del fondo. Literatura infantil y juvenil, cuentos que no pasan de moda. Lecturas para niños de primaria. Historias para aprender leyendo.

Imprimir Imprimir

Comentarios