Por un camino de piedras
Seguido por su llamita
Va el indiecito pidiendo
Que no lo atrape la noche.

Porque el frío ha de venir
Enroscado por los riscos
Entonces se va a sentir
Como se hiela la sangre

Pastorcillo de la puna
No me abandones hermano
En esta que es tu cuna
No quiero escuchar tu llanto

Rendido y sediento
Por este valle imponente
Luchas por tu amada tierra
Y entregas tu vida por ella

En ese camino de luz
Con trabajo y honestidad
Con tus manos ajadas
Has encontrado la Paz.

Fin

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 1 Promedio: 2]

Por favor, ¡Comparte!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *