El sueño de Petete

El sueño de Petete

El sueño de Petete

El sueño de Petete. Florisa Esther Torres Barrios, escritora Peruana. Cuento para niños sobre los sueños.

Había una vez un niño llamado Petete, quien vivía soñando con ser un Superhéroe, su mamá lo quería ver siempre feliz. Un día Petete le dijo a su mamá:

– Mamita ¿Cómo puedo llegar hacer un Superhéroe?

Su mamá le respondió:

– Mira hijito, para que seas un Superhéroe debes tomar toda la leche con mucho gusto para que crezcas sano, fuerte y veras que serás un superhéroe, ahora vamos a tu cuarto para que te acuestes.

Ya en su cuarto su mamá lo acostó, le hizo rezar y como de costumbre le dio su besito de las buenas noches, Petete cerró los ojos, pero en cuanto su mamá salió y cerró la puerta, Petete dio un brinco en la cama para arrodillarse y ponerse a rezar diciendo:

– Diosito por favor, yo soy un niño bueno te pido me ayudes a ser un superhéroe, te prometo que voy a tomar toda mi leche y seguiré portándome bien. Gracias Diosito, hasta mañana.

Se acostó, quedándose profundamente dormido y tuvo un hermoso sueño. Soñó que terminaba de tomar su leche y sentía que tenía un poder, que era fuerte y que todos le obedecían, que cada vaso de leche que tomaba lo hacía más grande y fuerte tenia puesto un buzo impermeable de color azul y un antifaz del mismo color, y que se miraba en el espejo y decía:

-¡SOY UN SUPERHÉROE, SOY EL NUMERO UNO, SOY UN SUPERHEROE!

Y repetía una y otra vez, hasta que de tanta emoción se despertó y salió de su cuarto gritando

-¡Mamá! ¡Mamá! Su mamá asustada al escuchar los gritos de su hijo salió corriendo chocándose con él y le dice:

-¡Qué sucede hijo! ¿Por qué esos gritos?

Petete, emocionado, le cuenta a su mamá su hermoso sueño, su mamá lo abraza fuerte y se sonríe diciéndole:

-Mira hijo tuviste un sueño y a veces los sueños se cumplen, y si tú sigues tomando toda tu leche lograras ser más que un superhéroe y petete la escuchaba con mucha atención.

Su mamá de alguna manera quiso hacerlo feliz y le preparó con mucho amor un antifaz como él quería y el buzo impermeable del color azul como había soñado. Para darle la sorpresa, le dijo:

-Petete por ser un niño bueno, que toma toda su leche, reza todas las noches, Dios te ha enviado un premio, haber petete cierra tus ojitos y cuando diga boom los abres ¿De acuerdo?

-Ya mamá -dijo Petete. Entonces su mamá dijo BOOM y Petete abrió los ojos y grande fue su sorpresa que él pensó que todavía seguía soñando.

No podía creerlo, aquello con lo que había soñado, lo tenía en sus manos. Estaba feliz, saltaba y corría por su casa. Su mamá sonreía al verlo tan feliz, de pronto Petete exclamo:

– ¡Ahora si soy el numero uno! ¡Soy un superhéroe! Gracias mamita te quiero mucho.

Su mamá lo abrazó, diciéndole:

-Claro que eres mi superhéroe. El número uno y yo te adoro mi chiquitín y colorín colorado este cuento se acabado.

Fin

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

ESTE CUENTO FUE CREADO CON MUCHO CARIÑO PARA TODOS LOS NIÑOS QUE TIENEN SUEÑOS Y CREEN EN ELLOS. NUNCA DEJEN DE SOÑAR Y AMEN A DIOS, A SUS PADRES Y CONFIEN EN ELLOS

Imprimir Imprimir

Comentarios

[fbcomments width="450" count="off" num="3" countmsg="maravillosos comentarios!"]