Hijos, caven la tierra
en busca de raíces.
El hombre sabio
surca la tierra que le vio crecer.
La Tierra, esa que soporta tu talla,
la que te cobija y calma tu sed,
ahí, debes buscar.
Sus semillas germinarán
y convertirás tu vida en un jardín
y en cada color estará tu esencia.
La honestidad se paseará por sus prados
y la paciencia cruzará la pradera multicolor.
El esfuerzo y tenacidad regarán las flores
para no dejarlas morir
y la alegría y bienestar brillará en tus ojos
y tu alma se regocijará.
Fin
Poesías para jóvenes y adultos.

1/5 - (1 voto)

Por favor, ¡Comparte!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.