Bienvenida la lluvia


Imprimir Imprimir

Bienvenida la lluvia es uno de los bellos poemas sobre la lluvia para niños de todas las edades, escrito por Osvaldo Martiñena.

Las olas del viento
comenzaron a llegar,
el agua del cielo
deshojan sin parar.

La lluvia agradece
al viento su entrega,
porque reparte y reparte
sus gotas de seda.

Las cómplices nubes
quedan agradecidas,
mientras el sol juega;
juega a las escondidas.
La niña del paraguas
Bianca se llama,
la acompaña su amiga
Susana, la rana.

La amistad comenzó
al tropezar una mañana;
con un ¡croac! que escuchó:
¿Sos un sapo o una rana?

Nuestra piel es más tersa
dijo la rana orgullosa,
brillante de día
y de noche esplendorosa.
Los sapos son feos,
regordetes y sin agilidad,
Nosotras saltamos charcos
con gracia y habilidad.

El paraguas de Bianca
sube, gira y avanza,
nunca se queda quieto.
¡Está bailando su danza!
Juguemos con los charcos
mientras la lluvia está,
saltemos, que no se rompan
esos espejos de cristal.

Bienvenida la lluvia, ¡vamos a jugar!

Puedes seguir leyendo: Cuentos Clásicos en Encuentos

Bienvenida la lluvia es uno de los bellos poemas sobre la lluvia para niños de todas las edades, escrito por Osvaldo Martiñena.

Imprimir Imprimir