Rutas solidarias. Un compromiso de amor y solidaridad.

Rutas solidarias. Un compromiso de amor y solidaridad.

Tema de la semana: Rutas solidarias. Asociaciones y Fundaciones.

Un compromiso de amor y solidaridad.

Creo sin duda que todos sabemos lo que significa la palabra COMPROMISO (puede ser una obligación contraída, la palabra dada, una promesa de matrimonio, entre otras acepciones que podemos ver en el diccionario).
Sabemos qué quiere decir la palabra, incluso en ciertos aspectos de nuestra vida realmente la ponemos en práctica y nos comprometemos con una persona, una obligación, un trabajo, pero ¿qué pasa cuando los otros están en juego? ¿Qué nos pasa con la necesidad ajena?
Creo que en muchos casos, no todos gracias a Dios, esta necesidad precisamente “nos es ajena” y como no es propia, no hacemos nada por ella. Sin embargo existe, está, es una realidad cada día más tangible.
No vivimos solos, no podemos conformarnos con que nuestra familia tenga lo necesario porque existen los otros también, aquellos que sufren, que pasan necesidades, que no viven dignamente.
Todos procuramos lo mejor para los nuestros y nos comprometemos realmente con los seres que amamos, pero hay muchísima gente, cuyos nombres y rostros no conocemos que necesitan de nuestro compromiso también.

En mayor o menor medida, todos podemos dar algo para aquel que lo necesita, si no es dinero, puede ser tiempo, sólo es cuestión de tener la voluntad para hacerlo.

Y si hablamos de Voluntad, es imposible no mencionar a la Red Solidaria, en el caso de hoy a través de Rutas Solidarias.
Para quiénes aún no saben de qué se trata, por favor tengan la voluntad de leer lo que ellos mismos nos dicen desde su página Web, vale la pena realmente.

¿Quiénes somos?

Un grupo de voluntarios, que surge impulsado por Red Solidaria, reunidos para colaborar, desde nuestras posibilidades, con el desarrollo de centros comunitarios (comedores, hogares, huertas y escuelas).
El Departamento de Transformación de la Realidad, está conformado por un grupo de voluntarios que surge a raíz de Red Solidaria y es un sistema basado en el compromiso humano y en estructuras técnicas, que intenta dar respuestas asistenciales en el corto plazo, y que se propone al mismo tiempo iniciar un proceso de cambio positivo de la realidad, para que finalmente la comunidad genere en el futuro, sus propias respuestas a sus propias necesidades.
Lo que distingue al DTR de otros modelos de ayuda social o de redes comunitarias es que busca no sólo dar respuestas concretas y puntuales (medicamentos, comida, útiles escolares), sino que una vez reconocida una necesidad, continúa el proceso de ayuda primero y de dignificación después.
La principal necesidad de un comedor o centro comunitario es el compromiso, tanto de un líder local como de distintos grupos de personas que vayan involucrándose en esa realidad particular con el objetivo de transformarla.

¿Qué hacemos? ¿Cómo lo hacemos?

1. Detectamos centros asistenciales: tomamos contacto con sus comunidades y con los demás intermediarios que trabajan con ellos para conocer su realidad y sus necesidades.
2. Buscamos mostrar dignamente, a través de la comunicación, las características de cada uno de estos lugares.
3. Intentamos facilitar oportunidades para que la sociedad colabore con cada uno de estos centros comunitarios, generando vínculos que se desarrollen en el tiempo y sirvan para sostener su transformación.
4. Buscamos su desarrollo trabajando junto con los demás intermediarios detectados como mejor capacitados en cada una de la siguientes áreas: salud, educación, micro créditos e infraestructura.

¿Cómo colaborar?

Nuestros objetivos se pueden lograr con compromiso. Si distintos grupos (escuela, colegio, universidad, comunidad religiosa, empresa, scouts, rotary, clubes, grupos de amigos, grupos de compañeros de trabajo, etc.) nos comprometemos con uno de estos centros comunitarios, a largo plazo podremos transformar su realidad.
Hay muchas formas de colaborar. Cada persona puede encontrar un centro para, desde su lugar y sus posibilidades, comprometerse. En el buscador de la página podés ver cuál se encuentra más cerca de tu casa para acercarte a colaborar, no sólo con donaciones materiales sino con tiempo. También podés convertirte en un puente entre los centros que están alejados de las urbes e intentar comprometer a tu comunidad con el mismo.
Una vez que elegimos un centro, podemos comunicarnos con la persona responsable que figura en la ficha de cada institución. Después podemos coordinar una visita y acercarnos al centro para ver como, desde nuestro lugar, podemos comenzar a colaborar.

¿Cómo nos comunicamos por teléfono con esta página?

Llamar a la Red Solidaria 54 11 4796-5828

¿A qué mail podemos dirigirnos?

Si escribimos desde un comedor, huerta, escuela u hogar o si queremos hacer alguna consulta genérica, podemos hacerlo a: [email protected]

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

De corazón deseo que luego de haber leído esta información, nazca en cada uno de nosotros el deseo profundo de comprometerse con aquel que necesita. Somos todos parte de un mismo mundo y las posibilidades no son iguales para todos. Está en cada uno de nosotros hacer lo que esté a nuestro alcance para equiparar las cosas y que este mundo nuestro sea más justo.
No dejemos todo en manos de las autoridades, es fácil echar siempre la culpa de todo lo malo al gobierno de turno. Más allá que pueda ser así, esto no nos exime de poner manos a la obra nosotros y hacer algo por los demás.
Extendamos nuestro compromiso más allá de nuestra familia y amigos, hagamos de cada persona que pasa hambre, frío y no vive en condiciones dignas, un depositario también de nuestro esfuerzo y nuestra preocupación.

Imprimir Imprimir

Comentarios

[fbcomments width="450" count="off" num="3" countmsg="maravillosos comentarios!"]