Illapa el Dios del Rayo

Leyendas incas para niños

Illapa el Dios del Rayo 

Leyendas incas para niños escrita por Elvis Eberth Huanca Machaca, una bella leyenda para compartir en familia.

Era el Dios de la lluvia, el rayo y el trueno, siempre se le veía volando por los cielos o caminando al lado de animales que bailaban a su alrededor, era un ser de naturaleza pacífica y despreocupada.

Amaba a todas las criaturas vivientes de nuestro mundo, vestía trajes dorados, con joyas muy vistosas, sujetaba un mazo, del cual se decía que podía cumplir cualquier deseo, incluso vencer a la muerte.

Siempre que se le veía en la tierra, iba tocando una quena o zampoña, su música, hacía que los arboles cobren vida, y las piedras rían.

Se decía que el Dios Illapa, había llenado una jarra de agua de la Vía Láctea, la cual era su hermana mayor, cuando llovía, significaba que había roto la jarra con su rayo, y el trueno era el sonido que se producía cuando su honda enviaba el rayo.

En las épocas de sequía, los Incas tenían entre sus rituales, atar a perros negros sin darles de comer, ni de beber, durante varios días, esto con la intención de que al sufrir emitirán quejidos, sollozos y alaridos, que llegarían hasta los oídos del Dios Illapa. El dios del clima, al escuchar estos lamentos, se apiadaría de los animales y enviaría la lluvia para darles de beber, evitando de esta forma, sus muertes.

Si los perros morían, el Dios furioso cobraba venganza por las vidas de ellos, lanzando un rayo que no dejase ni las huellas de la existencia, de quien los matase.

Los Incas, aprovecharon la única debilidad que tenía este Dios, su corazón, su piedad, pues él era hijo del grandísimo Dios Sol, Inti, y de una humana, de ahí de su corazón tan bondadoso.

Los Incas nunca fueron sus favoritos, pues él era, adorado por los Chancas, antiguos y verdaderos hijos del sol, reyes del Perú por derecho de sangre, fueron casi exterminados por los Incas, por eso, siempre les tenia desconfianza y rencor.

Tampoco era el Dios favorito de los Incas, pero, era el único que no se hacia el ciego y sordo.

En las tradiciones de mi familia, se cuenta que el Dios Illapa, de su sangre hizo nacer tres seres, un puma, una serpiente y un lobo, al cual llamo Huanca – La sangre del Sol. Con el fin de que protegiesen su fe, creencia y a la humanidad si el mal, y la oscuridad, un día aparecieran.

Cuando alguien hace algo malo, que desagrade o falte el respeto al Dios Illapa, suele soltar sus rayos para que sean sus castigadores.

Cuando alguien hace algo bueno, tiene un gesto de piedad por un ser viviente, el Dios suele prestar su mazo, regalándoles un deseo.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Leyendas incas para niños escrita por Elvis Eberth Huanca Machaca, una bella leyenda para compartir en familia.

Imprimir Imprimir

Comentarios