La isla de los huesos

Íbamos todos los fines de semana a remar con el abuelo. Teníamos la suerte de que la casa de los abuelos, amplia, fresca y blanca, quedara a los pies del viejo río. Aprendimos muy pequeños […]