El “guardapolvo lave y planche”. Cuentos de la escuela

El “guardapolvo lave y planche”. Cuentos de la escuela

El “guardapolvo lave y planche”. Cuentos de la escuela

Cuentos de la escuela. Cuentos para niños de primaria.

Corría 1958 y la Escuela Pública estaba nutrida por niños de todos los niveles sociales.-

FRANCA, una niñita de condición humilde estaba en segundo grado en la escuela Nº2 de San Isidro.-

Hacía poco tiempo que había llegado a la Argentina desde su Italia Natal y para ella ir a la escuela era fascinante, recorría muchas cuadras de tierra para ir desde su casa a la calle principal, por donde pasaba el único colectivo que la dejaba en la puerta de la escuela.

Los días de lluvia eran los mejores, ¡seguro que la maestra contaba cuentos!!! porque faltaban muchos chicos. Y ahí comenzaba Franca a soñar, a volar a sentir que había otro mundo fuera de todo lo que ella conocía.

Era muy callada y pequeñita, pero con carácter, casi con una estatura menor a los niñitos de su edad y eso hacía que siempre la sentaran adelante, lo que a veces disfrutaba y otras lo sufría, pero siempre respetuosa de las órdenes de la maestra, como así le habían enseñado sus padres.

El amor por su maestra era incondicional y se esmeraba en las tareas y en su aseo personal. Su guardapolvo siempre estaba blanco y planchado con almidón para que las tablas estuvieran bien marcadas y sin arrugas. Paula, su compañera de banco, con la que tenía muy buena relación era de una condición social diferente, pero eso no era obstáculo para que las niñas tuvieran una hermosa relación.

El tiempo transcurría entre los recreos, juegos y deberes hasta que un buen día Paula en el primer recreo mostrando orgullosa su nuevo guardapolvo le dice a Franca, viste tengo GUARDAPOLVO LAVE Y LISTO!!!!!! a lo que ella con naturalidad le contestó … yo tengo LAVE Y PLANCHE y todavía no se lo conté a nadie!!!!!.

Hasta ese momento Franca no había advertido la diferencia entre un guardapolvo y otro, hasta que con el tiempo y los comentarios se enteró que para pocos era una nueva marca que no necesitaba planchado.

Es una lástima, pensó…planchados quedan tan lindos!!!!y siguió feliz y contenta luciendo su “GUARDAPOLVO LAVE Y PLANCHE”.-

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Fin

Imprimir Imprimir

Comentarios