Peatones, el eslabón más débil – Educación vial


Imprimir Imprimir

Peatones, el eslabón más débil – Educación vial

Según el estudio recientemente publicado por Fundación MAPFRE, cada día resultan heridos por atropello en España una media de 20 niños. De ellos, aproximadamente 4 a la semana sufren heridas de gravedad. Y cada dos semanas, uno fallece.

Como siempre, las estadísticas nos indignan pero también, superado el impacto inicial, pueden ayudarnos a entender mejor la magnitud del problema y las formas de resolverlo.

El estudio “Prioridades en España en la seguridad de peatones”, publicado en enero de 2012 por Fundación MAPFRE, analiza la siniestralidad de los peatones en el periodo 2005-2010, separando el análisis por tres franjas de edad: niños de 0 a 14 años, adultos de 15 a 64 años y personas mayores de 65 años.

Nosotros nos centraremos a continuación en los datos sobre niños, pero todos aquellos que deseen leer el estudio completo pueden encontrarlo en la sección de Investigación de la página del Instituto de Seguridad Vial de Fundación MAPFRE.

A lo largo de los seis años que analiza este estudio, 3.300 peatones han muerto en España víctimas de accidentes y 13.500 han resultado heridos graves. Los heridos leves suman más de 51.000. En total, entre 2005 y 2010, 68.000 peatones españoles han sido atropellados.

Como señala el estudio de Fundación MAPFRE, eso es comparable a que todos los habitantes de una ciudad como Zamora hubieran sido atropellados en los últimos seis años. Cuando se analizan las tasas de mortalidad por grupos de edad, se observa que la de niños es tres veces menor que la tasa media.

Es decir, proporcionalmente mueren más peatones adultos que menores de 15 años. Sin embargo, también se observa que la reducción del número de víctimas mortales en el caso de los niños es mucho menor que la disminución en el resto de grupos de edad. En el periodo 2005-2010 la reducción del número de peatones adultos muertos se sitúa en el 34%, mientras que la reducción en las víctimas mortales menores de 15 años se ha quedado en el 18,5%.

En cualquier caso, no son solo los fallecidos los que deben preocuparnos. El estudio de Fundación MAPFRE también pone de manifiesto que, por cada niño peatón que fallece, 55 resultan heridos. Comparado con otros grupos de edad, hay más heridos por cada fallecido entre los niños que entre los adultos. Otro punto sobre el que llama la atención este informe es la diferencia de género en la siniestralidad de peatones.

En todas las edades, los varones sufren más atropellos que las mujeres. Si nos fijamos en la edad de 7 años, por ejemplo, el número de niños heridos graves o muertos por atropello triplica al de niñas. La razón para esta diferencia tan marcada podría ser, según la información analizada en este estudio de Fundación MAPFRE, que las niñas tienen menos comportamientos de riesgo. El informe constata, por ejemplo, que ellas usan más los pasos de peatones que ellos.

Para padres y docentes esto debería constituir una especial llamada de atención: no podemos dejar que los niños sigan reproduciendo unos patrones de conducta que ponen en riesgo su vida. También es interesante destacar que las poblaciones entre 1.000 y 50.000 habitantes son las que tienen una menor tasa de atropellos graves o mortales a niños. Este dato podría llevarnos a reflexionar sobre el tipo de ciudades que estamos construyendo y el lugar que tienen los niños en ellas.

En relación a esto, es igualmente importante reseñar que los atropellos a menores se producen mayoritariamente en los meses escolares y en las horas de entrada y salida de la escuela. La seguridad vial en los entornos de los centros educativos debería ser, como hemos señalado en numerosas ocasiones, una prioridad. En cuanto a las causas de los accidentes, los factores concurrentes más frecuente son las infracciones y las distracciones, tanto por parte de los peatones como por parte de los conductores.

Entre las infracciones de los conductores, sobresale la velocidad inadecuada. Entre las infracciones de los peatones menores de 15 años, destaca el irrumpir en la calzada o tratar de cruzarla de forma incorrecta. Este dato, más que ningún otro, pone de manifiesto la necesidad de seguir reforzando la educación vial.

Para trabajar en ello, os recordamos que disponéis de numerosos materiales en nuestra sección de recursos. Aquí os dejamos una pequeña selección centrada en peatones:

• Guía completa del peatón para alumnos de primaria.

• Los colores del semáforo (de 6 a 8 años).

• Lorena y Anna van a cruzar la calle (de 6 a 8 años).

• Cruzar la carretera (de 3 a 5 años).

• El semáforo no funciona (de 3 a 5 años).

• Marca el camino (de 3 a 5 años).

Fuente del estudio estadístico: Fundación MAPFRE.

Puedes seguir leyendo: Cuentos Clásicos en Encuentos

www.profesoresyseguridadvial.com/profesores/estadisticas/educacion/

Imprimir Imprimir