Saltar al contenido

Por Alicia Santi. Poemas de una madre para una hija

Carta a una hija adolescente es un intenso poema de una carta que le escribe una madre a su jóven hija. Es un poema de Alicia Santi, escritora argentina. Poemas para madres e hijas.

Carta a una hija adolescente

Carta a una hija adolescente - Poema juvenil

¿Por qué te vas?... ¿Por qué estás tan callada?
no estoy peleando, tampoco discutiendo
yo quiero hablar, no bajes la mirada
¡No te vayas... que está anocheciendo!

Ven... ¡quédate a mi lado, hija mía!
hay tantas cosas que debemos contarnos
vivimos juntas, nos vemos día a día
y sin embargo... lejos nos encontramos.

Hemos perdido el diálogo sincero,
ese... que acerca hijos a los padres,
por eso es que te pido que hoy hablemos,
perdona, no he querido molestarte.

Te he llevado en mi vientre nueve meses
te conozco como nadie lo ha hecho,
no quiero señalarte ni juzgarte
pero la angustia me socava el pecho.

Volvamos a escribir un nuevo libro
dejando atrás discordias que lastiman,
quiero pertenecer a tu presente
con confianza, sin miedos ni mentiras.

Ya eres una mujer, lo sé, no tengo dudas...
has crecido y me siento agradecida,
pero el reloj de arena se apresura
y en un soplo de viento, se acaba la vida.

Es por eso que todos los errores
deben servir para enfrentar destinos
sin dudas y sin perder el tiempo,
alumbrando juntas la luz del camino...
no te confundas, yo estaré a tu lado
soy tu soporte, nunca tu enemigo.

Esto no significa finalmente
que quiera modificar lo que decides,
simplemente que cuentes con tu madre
para apoyarte... cuando la necesites.

Fin.

Carta a una hija adolescente es un poema juvenil enviado por la escritora argentina Alicia Santi para publicar en EnCuentos.

5/5 - (1 voto)

Por favor, ¡Comparte!



Por favor, deja algunos comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe nuevo contenido en tu E-mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir nuestro nuevo contenido en su casilla de e-mail.



Descubre más desde EnCuentos

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo