Los niños con problemas en su desarrollo son sujetos de pleno derecho de nuestra sociedad que deben estar amparados por los principios de la Declaración Universal de los Derechos del Niño.

¿Qué es la estimulación temprana?

Concepto de Estimulación Temprana

Estimulación temprana o atención temprana

Un bebé tarda algo más de un año en empezar a caminar, por lo que su supervivencia depende en extremo de la protección de la madre. El caminar no es una habilidad innata que posea el bebé, sino que es el resultado de un aprendizaje.

Un recién nacido sólo muestra un limitado conjunto de capacidades si las comparamos con las que irá adquiriendo con el transcurso de los años. Y la mayoría de habilidades que posee están relacionadas con su supervivencia. Así, estas habilidades incluyen, succionar para poder alimentarse, llorar para atraer la atención de su madre, o cerrar las manos para intentar aferrarse a aquello que las toca.

Esta total indefensión es consecuencia de un cerebro aún por formar. Pero esta circunstancia que puede parecer en principio negativa conlleva, en realidad, una enorme ventaja. El bebé será capaz de adaptarse mucho mejor al entorno y a las circunstancias cambiantes que cualquier otro animal cuyo cerebro ya esté programado en el momento de nacer.

Disponer de un cerebro moldeable es lo que ha permitido a la especie humana progresar y sobrevivir incluso ante las condiciones naturales más adversas.

Entonces, ¿qué es la estimulación temprana?

La estimulación temprana, también llamada Atención Temprana, tiene por objetivo aprovechar esta capacidad de aprendizaje y adaptabilidad del cerebro en beneficio del bebé.

Mediante diferentes ejercicios y juegos su intención es la de proporcionar una serie de estímulos repetitivos. De esta manera, se potencian aquellas funciones cerebrales que a la larga resultan de mayor interés.

No sólo se trata de reforzar aspectos intelectuales, como su capacidad para la lectura o el cálculo matemático, sino que la estimulación temprana también contempla los aspectos físicos, sensoriales y sociales del desarrollo.

¿Cómo se lleva a cabo la estimulación?

La estimulación temprana se basa en la repetición de lo que se viene a llamar unidades de información o bits.

Al igual que todos los niños aprenden a hablar por si mismos (a base de oír diariamente los sonidos del lenguaje), su cerebro es capaz de adquirir toda otra serie de conocimientos mediante la repetición sistemática de estímulos o ejercicios simples.

Con la repetición se consigue reforzar las áreas neuronales de interés.

Por ejemplo, para que un bebé gatee es necesario que controle el llamado patrón cruzado, esto es, la capacidad de coordinar su mano derecha con su pie izquierdo (y viceversa) y así avanzar.

Nuestro cerebro está dividido en dos hemisferios, izquierdo y derecho, cada uno de los cuales controla la parte opuesta del cuerpo. Pues bien, los ejercicios de gateo refuerzan el patrón cruzado y, por tanto, ayudan a mejorar la coordinación entre los dos lados de nuestro cuerpo.

Desde luego, la decisión de poner en práctica un plan de estimulación temprana es absolutamente personal. Pero debes tener en cuenta que la maleabilidad del cerebro decrece rápidamente con la edad.

Así, el máximo desarrollo neuronal coincide con la etapa que va desde el nacimiento hasta los tres años de edad, para luego decrecer y prácticamente extinguirse a la edad de seis años. A partir de ese momento, las interconexiones neuronales del cerebro ya están establecidas y los mecanismos de aprendizaje se asemejan a los de un adulto.

La estimulación temprana es una disciplina terapéutica que trabaja con bebés. Esto se hace a través de un  conjunto de intervenciones, dirigidas a la población infantil de 0-6 años, a la familia y al entorno. Tienen por objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes, que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos. Estas intervenciones deben considerar la globalidad del niño.

Marcela C. Gustini
Psicopedagoga - Terapeuta en Estimulación Temprana
Matrícula 345L1F1
Celular: 0342-155005757
E-mail: [email protected]
Santa Fe – Capital

Más artículos sobre Estimulación Temprana ⤵

Promoviendo la lectura en niños de 3 a 5 años

Promoviendo la lectura en niños de 3 a 5 años El contacto cotidiano con libros y la posibilidad de disfrutar de sencillas actividades como escuchar cuentos, despierta en los niños el deseo y la motivación

Audición y Síndrome de Down

Audición y Síndrome de Down Las personas con Síndrome de Down tienen un mayor riesgo de padecer hipoacusia o déficits de la audición. Esto es importante conocerlo para realizar los estudios correspondientes, los cuales deben ser

La estimulación temprana como disciplina terapéutica

La estimulación temprana como una disciplina terapéutica.  Marcela Claudia Gustini, psicopedagoga y terapeuta en intervención temprana y estimulación temprana. ¿Cómo se lleva a cabo? La estimulación temprana se basa en la repetición de lo que

Lenguaje y comunicación en el síndrome de Down

Lenguaje y comunicación en el síndrome de Down No hay diferencias en los procesos de adquisición del lenguaje y de las habilidades comunicativas entre los niños normales y aquellos con SD, aunque los procesos sean