Había en la ciudad un niño

Cuentos cortos de niños y ángeles

Había en la ciudad un niño es uno de los cuentos cortos de niños y ángeles escrito por Valerio Alejandro Ruiz Cortes.

Había en la ciudad un niño al que le acompañaba siempre un ángel de polvo de oro, por doquier que fuera el niño su ángel con luz de oro le iluminaba; Un ogro panzudo y algo verde lleno de envidia le miraba, ese ángel es mío le dijo al niño, hace tiempo que le busco que bien que tú lo tienes, dámelo…no es posible, dijo el niño este solo es uno y otro igual no he visto jamás, yo creo que tu confundido estás.

¡¡¡No!!! gritó molesto el imponente el ogro, es mío y me lo llevare o ¿acaso ves otro más rico que yo aquí? Tu rico no eres y no puedes tener un ángel de oro ¡yo sí!… y de un tan pronto como te lo imaginas, le arrebató del hombro al niño su ángel de polvo de oro y lo puso en el hombro suyo; gritando ¡anda ángel de oro! serás mío ahora, alúmbrame el camino como lo hacías con ese menos afortunado que yo…

El ángel abrió sus hermosas alitas y una luz amable y dorada salió al camino como si fueran intensos reflectores, cegado quedo el ogro mientras que el niño solo veía una agradable luz, sin pensarlo más el niño tomo su ángel lo puso en su hombro y continuó caminando… ah por cierto una bola de ninfas traviesas rodearon al verde ogro y jamás, jamás dejaron de bailarle de rededor, por cierto le era algo incómodo…

Fin

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

Había en la ciudad un niño es uno de los cuentos cortos de niños y ángeles escrito por Valerio Alejandro Ruiz Cortes.

Imprimir Imprimir

Comentarios