Mapache y Osito juegan a las carreras

Mapache y Osito

Mapache y Osito

Mapache y Osito juegan a las carreras. Leticia Garcés, escritora. Cuento infantil sobre la amistad.

Una tarde de verano, Osito y Mapache jugaban en el bosque a correr alrededor de los árboles. Contaban hasta tres y corrían velozmente hasta llegar al otro lado del río, rodeando el bosque.

Hicieron varias carreras pero Mapache ganaba continuamente, como excelente trepador que es y acostumbrado a subir a lo alto de los árboles para llegar a su madriguera, corría tan rápido que para cuando llegaba Osito, a Mapache ya le había dado tiempo de descansar para la próxima carrera.

Osito estaba arto de perder y ya se había cansado de llegar siempre el último, así que se enfadó y se puso a lloriquear.

-¡No es justo, yo quiero ganar también, tu siempre llegas el primero!- gritó

Osito creyendo que su amigo Mapache comprendería como se sentía. Pero no fue así.

Mapache se rió y le contestó:

-¡Osito, yo no tengo la culpa de ser más rápido que tú! Osito se sintió triste porque su amigo no comprendía cómo se sentía y ya no quiso jugar más con él.

En ese momento, vino Perrito, otro amiguito que solía jugar con ellos en el bosque. Al ver que jugaban a carreras, quiso hacer una con ellos y volvieron a contar uno dos y tres para llegar al otro lado del bosque.

En esta ocasión, para sorpresa de Mapache, ganó Perrito, y como dejó de ser el ganador, empezó a saltar de rabia y lleno de cólera gritaba:

-¡Quiero ganar yo, quiero ganar yo…!- Su amigo Perrito, les miro a los dos y sorprendido les preguntó.

-Pero, ¿no estabais jugando a carreras? Si es un juego, ¿por qué os enfadáis?, lo importante es que disfrutemos juntos y que nos alegremos del que llega primero no que nos enfademos por no serlo nosotros. Los amigos son felices cuando están juntos sin importarles quién gana. Si queréis nos damos la mano y corremos todos juntos hasta el otro lado del rio, será divertido, seguro que nos reímos mucho y llegamos todos a la meta.

En esos momentos, Mapache comprendió como se había sentido su amigo Osito cuando el ganaba todas las carreras y entendiendo que era más importante su amistad que ser los primeros en un juego, decidieron cambiar de actividad con el fin de pasar un buen rato juntos.

Fin

Objetivo: aprender a empatizar con el sentimiento de frustración de la otra persona

Valor educativo: la amistad y saber ponerse en el lugar de la otra persona

Mapache y Osito. Literatura infantil y juvenil, cuentos que no pasan de moda. Lecturas para niños de primaria. Historias para aprender leyendo.

Imprimir Imprimir





Comentarios