Cuento de una princesa encantada

Cuento de una princesa encantada

Precioso cuento que se escribió para homenajear a aquellos peques que han sido concebidos por inseminación artificial. Para aquellos que han querido formar una familia monoparental.

CUENTO DE UNA PRINCESA ENCANTADA

Cuenta la leyenda que, hace mucho mucho Muchiiiiiisimo tiempo, había una duendecilla que iba de aquí para allá sin saber muy bien a donde ir porque, no tenía casa con papás que le dieran mimos, ni le curara las rodillas cuando se hacia daño..

Pues resulta; que un día, cuando buscaba entre las ramas de un árbol mágico una galleta pensó..¡¡¡ojalá hubiera una mamá que me quisiera más que al chocolate, que me mimara más que a nadie en el universo y que me curara mis rodillas cuando tropezara!!!!! …

Pues no lo había terminado de pensar y el árbol, que recuerden era mágico, le contestó: “pues si de verdad tienes ese deseo y eres una duendecilla tan buena buscaremos, mis amigos los pinos y mis primos los abetos mágicos; una mamá tan especial para ti como los seras tú para ella, tan especial será que siempre estaréis unidas aunque viajes a otros mundos; sólo cuando sueñes podrás entrar en este mundo mágico donde has estado todo este tiempo.

…….Al día siguiente, cuando amaneció, vino un gorrión a despertarla y le susurró al oído: “mi querida duendecilla, tu deseo se va a hacer realidad, cuando abras los ojos no te acordarás de todas tus aventuras en este mundo mágico donde has vivido hasta ahora, tendrás una mamá que te querrá tanto como has deseado”.

Pero la niña quiso saber porqué aquel gorrión no le habló de su papá¡ que olvidadizo !!!!…pero no se había olvidado era que nacería en un hogar donde sólo iba a tener una mamá y que cumpliría su mayor deseo… que era tener a una niña especial.

…….Esa mamá le gustaba leer, contar cuentos, ir a la playa y hacer un montón de cosas divertidas.

Un día cogió un avión con su hermana y viajaron a Gran Canaria a una clínica de inseminación artificial. Viajaron muuuuchas veces, hasta que Eureka¡¡¡…encontraron una duendecilla que estaba solita y le contaron la historia de es mamá que quería se madre y de lo contentos que se pondrían sus hermanos, sus tíos, su yaya, sus primos..y casi sin darse cuenta …..la duendecilla. se fue durmiendo de tanta gente, buff¡¡¡ qué bien ¡¡¡ se dijo. ya no me sentiría solita…uhm¡¡ sí me gusta. Y ………………..

….después de mucho tiempo lograron la fórmula mágica para que ese bebé creciera en la pancita de su mamá . Y creció y cuando tenía un poco más de dos años llegó a la familia otra duendecilla, era una princesa como ella, pero ella voló hasta este país con los pájaros mágicos, vino volaaaandoo tan rápido, que el viento le molestaba cuando abría los ojos y de tanto cerrarlos, se le quedaron achinados.

Se hicieron mayores y fueron al cole en donde les leen cuentos, les enseñan a escribir, a divertirse..…a soñarrr….

Así que esta es la historia de la pequeña duendecilla, que en realidad era una princesa encantada, acaso tú eres también una princesa encantada????

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

FIN

Imprimir Imprimir

Comentarios