María Ichucena su choza techaba,
y un techador que por allí pasaba, le dijo:
María Ichucena:
¿Techas tú tu choza o techas la ajena?
Ni techo mi choza ni techo la ajena:
Yo techo la choza de María Ichucena.

 

5/5 - (1 voto)

Por favor, ¡Comparte!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.