Entre las cumbres IV

Entre las cumbres IV – Maria Teresa Di dio
La mañana se presentaba helada, hasta donde alcanzaba la vista estaba todo cubierto de nieve, algunos picos ennegrecidos sobresalían desde los acantilados mostrando figuras fantasmagóricas.
La travesía pasó a ser lenta y cansadora, mientras avanzaba con pasos cortos enterrando mis pies en la nieve, pensaba que si continuaba la nevada se complicaría mi avance.
De los tres dìas que era el tiempo estimado para llegar a destino,me llevarìa por lo menos dos dìas màs…
Me encontraba exhausto y unas ramas me dieron el indicio que pronto llegaría al bosque de pinos, fabricar unas raquetas o esquíes no me vendrían nada mal.
El avance continuó un poco màs rápido, asì fue durante toda una jornada, acomode mi carpa en un lugar protegido y me dormí profundamente.
La mañana siguiente se complicò…una saliente cubierta de nieve ,pero con cierta inestabilidad me llevò directo cuatro metros hacia abajo,rodando junto a nieve y piedras.
La rodilla izquierda me dolìa mucho y estaba sangrando…
Mi vida dependìa de como evolucionaba la herida y la rapidez con la que podrìa avanzar.
Llevaba seis dìas de marcha la herida me dolìa mucho y la comida se habìa terminado.
Tan solo agua y algunas bayas eran mi alimento,después de la última nevada el cielo se mantenía limpio y azulino,poca energía me quedaba cuando entre los árboles divise la conocida figura alta cubierta de pieles, gritè con todas mi fuerzas.
_Celina! ayuda!
Pero se perdió entre lo árboles y mi desaliento se transformò en pesimismo,hasta que mi cuerpo exhausto cayó cuan largo era y perdí el conocimiento.
Cuando desperté alguien me arrastraba sobre unos troncos…
_Celina exclamè con vos ronca.
Se riò_ Bien ya estas a salvo Josè Ignacio.
Por suerte para mi, Celina era hàbil con las heridas, en poco tiempo ya me encontraba de pie y reponièndome.
Los dias pasaron y los tres meses se convirtieron en cinco hasta el comienzo del verano.
Me despedí de una persona, de esas que marcan una huella en nuestra vida fortalecida con la amistad…
Fin

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *