Emblastos, cataplasmas y comprensas para enfermedades


Imprimir Imprimir

Emblastos, baños, compresas, cataplasmas de barro, licores y vegetales. Lic. Jorge Valera. Libro Alimentos, Baños, Emplastos, Licores Medicinales 88 enfermedades.

Hoy: EMPLASTOS / CATAPLASMAS / COMPRESAS /PARA ABSCESOS, FORUNCULOS O GINGIVITIS:

Aceituna: Las hojas frescas bien molidas con miel de caña o aplastar aceitunas maduras y colocarlas en la parte infectada.

Acelga:Aplicar cataplasmas de hojas frescas de acelga; también reducidas a papilla.

Ajo: El ajo elimina los hongos, frotarse sobre la piel.

Ajos + (aceite de oliva): Emplasto del zumo de ajos con doble cantidad de aceite de oliva, untar la solución en la parte afectada.

Ajos, Cebolla y limón: Rallar dos cebollas y diez dientes de ajo, añadir el zumo de seis limones y medio vaso de agua. Aplicar en forma de compresa que se removerán cada dos horas.

Alfalfa: Moler semillas y mezclar con agua colocar como cataplasma (Picor).

Apio: Aplicar las hojas del apio previamente trituradas como cataplasma.

Arcilla: Aplicar emplastos de arcilla verde sobre el hígado o la zona afectada renovándolos antes de dormir. Aplicar emplastos de arcilla o barro sobre la parte afectada (facial), estos drenan el pus y detienen las infecciones.

Arcilla + Cebolla: Otra fórmula es preparar con emplastos de cebolla cocida o una escayola con sal marina y un poco de agua calentar y añadir polvo de arcilla verde hasta convertirlo en un batido espeso. Continuar agitando y luego quitar del fuego. Colocar sobre un paño fino y aplicar bien caliente sobre la piel. Aplicar por la noche y por la mañana. Alternar con hojas de col si se desea. Una vez el absceso haya «madurado» lo cual significa que el pus estará recogido bajo la piel, reducir las aplicaciones de arcilla durante el día. Por la noche utilizar compresas húmedas.

Arcilla + limón: Preparar una cataplasma de arcilla mezclada con zumo de limón acido y aplicar en la parte afectada.

Arcilla y sal marina: Aplicar una cataplasma de arcilla y sal marina gris, derretir dos cucharaditas de sal marina en un poco de agua muy caliente, que se remueve con una cuchara de madera. Se agrega arcilla en polvo para hacer un ungüento que se extiende sobre una tela, cataplasma que se aplica bien caliente sobre la zona a tratar, se mantiene todo el día y por la noche se aplica otra, que se conserva hasta el día siguiente. Luego aplique sólo cataplasmas frías.

BARDANA: Aplicar una compresa sobre la parte afectada. Hacer buches de la infusión en la boca sobre los abscesos dentales.

Berenjena: Usar como cataplasma las hojas de la berenjena sobre la parte afectada.

Berros: Aplicar sobre el eccema el extracto de berro; otra fórmula es hervir el berro a fuego lento y luego aplicar el jugo al eccema.

Borraja: Lavar y cortar la borraja en trozos y ponerla a hervir en el agua a fuego lento durante 15 minutos. Pasado ese tiempo, se la deja reposar otros 10 minutos y se cuela.

Cebada: Aplicar cataplasma de la harina de semillas de cebada hervidas.

Cebolla: Hervir cebolla blanca y poner como cataplasma en la parte afectada // Cortar una cebolla en mitad y parcialmente asada bajo cenizas se aplica en la parte afectada.

Col: Usar una cataplasma de hojas crudas de col. Las hojas hay que estrujarlas o aplanarlas Se aplican sobre la piel /// Las hojas ligeramente suavizadas por el vapor.

Aplicar tibio en la parte afectada durante 30 a 60 minutos dos veces al día.

Habas: Aplicar las hojas frescas de las habas molidas con aceite de almendras.

Higos: Durante 1 hora hornee 3 ó 4 higos con leche, ábralos y colóquelos sobre el forúnculo.

Leche de coco, aplicar compresas.

Lechuga: Aplicar el zumo de lechuga en la parte afectada.

Lechuga + (aceite de oliva): Las hojas de lechuga cocidas con un poco de aceite de oliva, aplicar.

LIMON: Aplicar sobre las pústulas compresas de agua con zumo de limón, cambiándolas dos o tres veces durante el día. Para sostenerlas basta un simple vendaje.

Linaza: Aplicar cataplasmas calientes de linaza, hasta 10 veces por día.

Lúcumo: Aplicar el látex del lúcumo sobre las partes afectadas.

Llantén: Aplicar como emplasto sus hojas o tomar como agua de gárgaras su cocimiento, cicatrizara las heridas.

Nabo: Asar un nabo sin quitar la piel. Corte después por la mitad y, cuando baje un tanto la temperatura frote con ambas partes.

Palta: Aplicar una crema realizada con pulpa de palta o aplicando su aceite.

Papa: Para aliviar la tirantez y el dolor cuando se ha quemado la cara por haber tomado demasiado sol, aplicar por todo la zona afectada una cataplasma con una buena cantidad de patata cruda rallada (ponerla entre dos gasas).

Papa, melocotonero: Licuar 4 hojas frescas de melocotonero, un par de tajadas grandes de papa cruda, sin pelar y ½ taza de agua, verter el puré tibio en una tela gruesa y colocarlo sobre el furúnculo.

Papaya: Aplicar una capa de pulpa de papaya en la parte afectada.

Plátanos: usar la cascara del plátano, aplicar sobre la zona afectada.

Sandia: Aplicar el zumo de la sandia en toques o pincelaciones.

Sandia, cascara: La cascara de la sandia, aplicar como cataplasma.

Yuca, harina: Aplicar 2 cucharadas de harina de yuca para cada zona afectada, se puede aplicar frio o caliente. Se vierte agua caliente sobre la harina poco a poco, revolviendo bien, hasta llegar a la consistencia apropiada. Otro método: Frío, tomar 500 g de harina de yuca, añadir 100 ml de alcohol y completar con agua fría, revolviendo bien, hasta llegar a la consistencia apropiada. Aplicar durante 2 horas en cada área de la articulación o afectados, una vez o dos veces al día.

Zanahoria: Aplicar la pulpa fresca rallada y cruda a la parte afectada, protegida con un vendaje; Segunda fórmula: Aplicar la pulpa de la zanahoria sancochada caliente y machacada en la parte afectada. (Manfred 1998; Olivera 2002).

Varios:

Durazno: Lavar con agua de durazno.

Tomate: Hacer buches o enjuagues con la planta del tomate; hacer un cocimiento con 100 gramos de hojas y tallos de la planta del tomate en un litro de agua (Arias 1982)

Puedes seguir leyendo: Cuentos Clásicos en Encuentos

Licenciado Jorge Valera Escritor Naturista
Experto en la búsqueda de recursos naturales

Imprimir Imprimir