El perro de mi vecina

Rimas de perros para niños

El perro de mi vecina es un bello poema con rimas de perros para niños de todas las edades, escrito por Andrea Munchmeyer Lutz.

 

Mi vecina tiene un perro,

uno grande y monstruoso.

Me ladra, me gruñe.

No es afectuoso.

 

Resulta que el perro

me espera en la reja.

-Que cruce la calle.-

Eso ella me aconseja.

 

Sus ojos son verdes,

negro su pelaje.

De cola larga,

peludo su traje.

 

De mirada amenazante,

postura altanera.

El perro atento,

siempre me espera.

 

No quiero salir,

no puedo dormir.

Ese perro me asusta,

¡Me quiero morir!

 

Y un día pasó

que el perro salió,

y en medio de la calle,

él me esperó.

 

-¡Qué susto, qué horror!

El perro me mira,

Me espera, me asecha

¡Así se delira!

 

El corazón me late fuerte,

y en mi garganta se siente.

Me da trabajo respirar,

Ya no puedo ni pensar.

 

-¿Por qué me ladra?,

¿por qué me gruñe?

Me puse firme y le miré,

busqué sus ojos y lo enfrenté.

 

Y entonces pasó:

que sus orejas bajó,

su cabeza ladeó

y ya no me intimidó.

 

Ahora cuando salgo,

y frente a la reja,

el perro se acerca

y me festeja.

 

Ya no me ladra

Ya no me gruñe

Y me saluda

con su cola peluda.

Puedes seguir leyendo: Cuentos infantiles

El perro de mi vecina es un bello poema con rimas de perros para niños de todas las edades, escrito por Andrea Munchmeyer Lutz.

Imprimir Imprimir

Comentarios