Saltar al contenido

Para aderezar ideas a fuego lento
y en un chis chas transformar su mundo.
Lavar, exprimir y tender las penas y sufrimientos
en el cordel de la perseverancia y el entusiasmo.
Planchar asperezas y dificultades
que se presentan en su día a día.

Apaciguar la tempestad de su mente y cuidar su cuerpo
como una diosa para embellecer el jardín de su vida.
Ordenar y limpiar las habitaciones de su alma
y en sus ratos de ocio…, tejer, bordar
y coser la realidad de sus sueños.
Pero sobretodo disfrutar el hecho de ser mujer…

Fin

Reflexión dedicada a las mujeres en su día.

1/5 - (1 voto)

Por favor, ¡Comparte!



Por favor, deja algunos comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe nuevo contenido en tu E-mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir nuestro nuevo contenido en su casilla de e-mail.



Descubre más desde EnCuentos

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo