¿A dónde vamos después de morir?

Poesías sobre la muerte

Imprimir Imprimir
¿Quiere calificar esta publicación?

¿A dónde vamos después de morir? es una de las poesías sobre la muerte escrita por Luisa Acosta Teresa Carrasco sugerido para adolescentes, jóvenes y adultos.

Tierra, viento, agua y fuego.
Los cuatro elementos de la vida.

De madera es la cuna en que dormirás, tras canción de arrullo con el vaivén de la mecedora, en los brazos de mamá. Soñarás con ser niño y que jugarás.

Jugarás, treparás, te esconderás, colgarás un columpio. Compartirás la rama con el pájaro que anide, bailarás al ritmo de su trino y pelearás con el gusano por el dulce fruto. Se ocultará el gusano en las hojas verdes que traerán más aire que respirar y con el aire la lluvia que saciará la sed del verano.

.Con sus fibras se hace el papel en que tus primeras letras escribirás y las hojas del libro, que a su sombra leerás y pronto ser hombre querrás.

De madera es la mesa en que servirás los frutos de la tierra que te alimentarán. El agua y el vino que beberás disfrutando momentos felices que atesorarás, y con los tuyos celebrarás.

Puedes seguir leyendo: Cuentos de Animales en EnCuentos

De madera seca es la rama que entibiará, con el fuego en invierno tu exterior. Esa misma flama será, lo que inspire a tu fuego interior, e ilumine y motive a vivir tu vida con reflexión.

Descansarás en tus horas de ocio en otro vaivén, que te lleve a otros sueños realizar, a recordar los veranos de árbol, de frutos, de lluvia ó a imaginar inviernos con tibios fuegos.

Y de madera será el ataúd, que tus restos guarde al morir. Y serás polvo. Y serás nada Te confundirás con la tierra y serás árbol, y te harás aire y te harás lluvia, y te harás fuego y otra vez polvo y árbol y siempre vida.

Fin

Texto poético sugerido para adolescentes, jóvenes y adultos

Autora: Luisa Teresa Acosta Carrasco

Puedes seguir leyendo: Cuentos Clásicos en Encuentos

¿A dónde vamos después de morir? es una de las poesías sobre la muerte escrita por Luisa Acosta Teresa Carrasco sugerido para adolescentes, jóvenes y adultos.

Imprimir Imprimir