Jugar y leer van de la mano en el desarrollo del niño

Por Rocío Brescia, Fundación Leer. Psicopedagogía infantil

Jugar y Leer en el desarrollo de los niños

Leer y jugar en el desarrollo de los niños

El juego y la literatura son espacios diferentes, pero a la vez articulados. La palabra es quizás el primer espacio de juego. El juego es ante todo comunicación y el desarrollo del lenguaje da sus primeros pasos a través de éste.

El niño comienza a emitir sonidos y, a partir de los tres meses, va comenzando a reparar en ellos, los repite, los modifica, los modula, es decir, comienza a jugar con ellos, con su voz, con las palabras. Y los adultos, desde el rol de cuidadores, también participan de esa actividad lúdica estimulándolos, repitiendo, proponiendo nuevas palabras o ruidos.

Cuando son más grandes, el juego se arma en la palabra, en la propuesta, en la imaginación e invención del escenario y las reglas. La interacción hace al juego y lo motiva. Entonces, ¿cómo se complementan juego y lectura para motivar cambios en las actitudes de los niños?

¿Qué actividades se pueden proponer para que la lectura sea motivadora?

De acuerdo a esta articulación resulta ineludible el rol mediador de los padres en el proceso. Los adultos deben encontrar sus espacios en los diferentes momentos de juego a través de las interacciones, propuestas y consignas. Ellos pueden guiar, proponer alternativas y hasta reconocer lo que sus hijos expresan a través de las acciones.

El juego toma el lenguaje como espacio de experimentación, fantasía y creatividad

Así lo expresa la escritora Margarita Mainé:

“asocio absolutamente la literatura infantil con el juego. Me parece que son dos elementos que el niño necesita para crecer sano y bien”.

Los textos para niños entonces encierran ese carácter lúdico que caracteriza a los primeros acercamientos al lenguaje. La literatura infantil recupera esas experiencias y las transforma. Las sesiones de lectura/juego se vuelven oportunidades para el desarrollo cognitivo, lingüístico y creativo en el espacio familiar, interacciones en las que el libro y el juego disparan intercambios comunicativos interesantes entre niños y adultos.

Leer y jugar, dos actividades que siempre aportan en el desarrollo de los niños y su vínculo con el mundo adulto.

Por Rocío Brescia, especialista de Fundación Leer, www.leer.org

Sobre la Fundación Leer

Fundación Leer es una organización sin fines de lucro creada en 1997 con la misión de incentivar la lectura y promover la alfabetización de niños y jóvenes de nuestro país, generando un impacto duradero y positivo en su desarrollo personal que facilite su inserción plena en la sociedad.

Desde su creación y gracias al apoyo de innumerables empresas e individuos, Fundación Leer ha desarrollado programas en 23 provincias del país y Ciudad de Buenos Aires.

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *