Saltar al contenido

Brincando entró el verano alegrón,
sofocado, atolondrado
y cálido hizo su aparición.

Chapalear con el sol el mar esperando estaba
y la arena sentada
dichosa de ser acariciada.

Dar sombra es un placer
¡Vengan a mi lado!,
dicen los árboles de un tirón.

Ahora tu cuerpo a tus anchas
podrás mover y con deliciosos
helados tu alma refrescar querrás.

Fin.

Poema de verano sugerido para niños a partir de seis años.

Califica esta entrada

Por favor, ¡Comparte!



Por favor, deja algunos comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe nuevo contenido en tu E-mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir nuestro nuevo contenido en su casilla de e-mail.



Descubre más desde EnCuentos

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo