Saltar al contenido

Eres una bella mariposa,
con tu vuelo me sorprendes,
tus alas son deslumbrantes y hermosas,
conmigo quiero que siempre te quedes.

Te busqué y te busqué...
saqué mi cámara y pasaste por mi lado,
una fotografía al menos te tomé,
y de torpe me caí al lago.

En un frasco te quisiera guardar,
mas... de eso yo no soy capaz,
por eso te prefiero contemplar
y eso me transmite mucha paz.

Fin

1/5 - (1 voto)

Por favor, ¡Comparte!



Por favor, deja algunos comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe nuevo contenido en tu E-mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir nuestro nuevo contenido en su casilla de e-mail.



Descubre más desde EnCuentos

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo