Ternura de bruja

Cuando el viento por la noche
sopla canción lastimera
mece la bruja a su hijito
al amparo de una hoguera.

En su cueva se dibujan
mil siluetas tenebrosas,
pero el niñito sonríe;
para él son muy hermosas.

Al llegar la media noche
lloran las perdidas almas,
canta la bruja al pequeño
dulces nanas de fantasmas.

Ya se ha dormido el brujito
en negra cuna de cuero
con su monstruo de peluche,
su escobita y su caldero.

Fin

Ternura de bruja es uno de los poemas infantiles con rimas de la escritora Carmen Aguilera Barriga sugerido para niños a partir de siete años.

Por favor, ¡Comparte!



Por favor, deja un comentario.