Sapo sapito


Por Marisa Alonso Santamaría. Poemas infantiles de animales

Sapo sapito es un simpático poema infantil sobre un sapito y las cuatro estaciones del año de Marisa Alonso Santamaría, escritora española. Poema infantil perteneciente a la colección de poemas SAPO SAPITO.

Sapo Sapito

Sapo sapito - Poema infantil

Sapo Sapito
salta contento.
lo ven las estrellas
desde el firmamento.

Sapo Sapito
sale a jugar,
cuando cae la lluvia
para disfrutar.

En la primavera
una bella flor,
le ve dando saltos
a su alrededor.

Después en verano
cuando aprieta el sol,
busca la sombra
de algún girasol

Le gusta el otoño,
cuando el aire es viento,
salta con las hojas
haciendo aspavientos.

Y en el frio invierno
cuando cae la nieve,
se va a descansar
y en casita duerme.

Poema infantil de animales enviado por Marisa Alonso Santamaría para publicar en EnCuentos.

Sapo Sapito no tiene sueño

Sapo sapito no tiene sueño - Poema infantil

Sapo Sapito
hoy no tiene sueño,
mamá Sapo le lee
un bonito cuento:

“Había una vez
una bruja lista,
volaba en escoba
por una autopista…”

“Se encontró a una estrella
haciendo autoestop,
la subió a su escoba
y con ella voló…”

Sapo Sapito
atento escuchaba,
se quedó dormido
mientras que volaba.

La mamá de Sapo
le besa en la cara,
mañana a Sapito
éste cuento acaba.

Poema infantil de Marisa Alonso Santamaría, escritora española.

Sapo Sapito está aburrido

Sapo Sapito
se siente aburrido,
a la vez se marchan
Alejo y Bandido.

Alejo a Valencia
a ver a unos primos,
Bandido hasta Vigo,
con unos amigos.

Aunque es poco tiempo
les echa de menos,
y está deseando
que vuelvan de nuevo.

Sapo Sapito se hace pis en clase

Sapo Sapito se hace pis en clase - Poema corto

Sapo Sapito
está avergonzado,
se hace pis en clase,
haciendo un dictado.

Solo se da cuenta
Alejo a su lado,
pero nada ha dicho
al verle mojado

Al salir de clase
le ve colorado,
pero sin mirarle
se hace el despistado.

Porque Alejo piensa
si fuera al revés,
su amigo Sapito
lo haría también.

Sapo Sapito por la carretera

Sapo sapito en la carretera - Poema infantil

Sapo Sapito
por la carretera,
con su amigo Alejo
hace una carrera.

La mamá de Sapo
que es buena y muy lista,
al verlos allí
pronto les avisa:

“En la carretera
no debéis jugar,
si viene algún coche
os puede matar”

Y cuando al arcén
los dos han saltado,
ha pasado un coche
justo por su lado

La mamá de Sapo
se ha puesto muy pálida,
y Sapo y Alejo
se abrazan sin habla.

Sapo Sapito es un buen amigo

SS es buen amigo - Poema

Sapito salta a la cuerda
mientras aplaude el león,
a la sombra de un gran árbol
y una sonriente flor.

Su amigo ciervo impaciente
está a punto de saltar,
cuenta hasta diez con Sapito
y espera para jugar.

Cometas, nubes y globos
divertidos desde el cielo,
también bajan a jugar
y esperan su turno luego.

Sapo Sapito es feliz
jugando con sus amigos,
todos saltan a la cuerda
y se divierten unidos

¡Sapito es un buen amigo!

Sapo Sapito está castigado

Sapo Sapito
está castigado,
toda la semana,
sin salir al lago.

Al salir de clase
no ha vuelto a su casa,
se ha puesto a jugar
lejos de la charca.

La mamá de Sapo
que es buena y muy lista,
ha pedido ayuda
a su amiga avispa.

Hallan a Sapito
detrás de unas ramas,
juega al escondite
con sus primas ranas.

La mamá de Sapo
respira aliviada,
y Sapo Sapito
la nota enfadada

Le va regañando
de camino a casa,
Sapito llorando
se tapa la cara

Sapo Sapito
la pide perdón,
porque mamá Sapo
tiene un sofocón.

Sapo Sapito en el parque de atracciones

Sapo Sapito en el parque de atracciones - Poema

Sapo Sapito
hoy de vacaciones,
va a pasar el día
al parque de atracciones.

La mamá de Sapo
que es buena y muy lista,
donde va montando
tacha de una lista.

Baja en tobogán,
monta en un tiovivo
de moscas, mosquitos,
avispas y grillos.

Pasea en oruga,
vuela en mariposa,
monta a caballito,
¡un montón de cosas!

Come saltamontes
algodón de hormigas,
come mamá Sapo
también divertida.

Al llegar la noche
Sapito agotado
se duerme contento
y algo mareado.

Sapo Sapito está preocupado

Sapo Sapito
ha dormido mal,
está muy cansado
y eso no es normal.

La mamá de Sapo
le ve muy nervioso,
le mira a los ojos
y los tiene rojos.

¿Algo no va bien?
pregunta a Sapito
y Sapo responde
llorando con hipo.

Alejo y Bandido
le han dejado solo,
para ir a jugar
juntos hasta el lodo.

Seguro habrá sido
un malentendido,
dice mamá Sapo
¡Son buenos amigos!

En ese momento
llaman a la puerta,
la mamá de Sapo
le mira contenta.
.
Sapo Sapito
se ha puesto a saltar,
Alejo y Bandido
le han ido a buscar.

Sapo Sapito necesita gafa

SS necesita gafa

Sapo Sapito
aprende a leer,
su maestro dice
que no ve muy bien.

La mamá de Sapo
que es buena y muy lista,
rápido a Sapito
lleva al oculista.

Le han puesto unas gafas
dicen que está guapo,
y Sapo Sapito
sale dando saltos.

Ahora en la escuela
ve todas las letras
empieza por la A
y acaba por la Zeta.

Sapo Sapito aprende en la escuela

Sapo Sapìto
ya sabe contar,
conoce los números
y aprende a sumar.

Don Sapo le dice
que pronto aprenderá,
también a restar
y a multiplicar

Sapo Sapito
le escucha muy atento,
le gusta la escuela
y va muy contento.

Sapo Sapito no quiere puré

Sapo Sapito
no quiere comer,
hoy tiene verduras
hechas en puré.

La mamá de Sapo
que es buena y muy lista,
de sus vitaminas
le hace una gran lista.

“Para hacerte grande
si quieres crecer,
le dice mamá Sapo
tienes que comer”

Sapo Sapito
de muy mala gana,
toma del puré
una cucharada.

Al final Sapito
todo se ha comido,
resulta que el puré
le sabe muy rico.

Sapo Sapito tiene un chaleco

Sapo Sapito
tiene un chaleco,
se lo ha puesto esta tarde.
y le queda estrecho.

La mamá de Sapo
que es buena y muy lista,
con hilo y aguja
hace de modista.

Sapo Sapito
está muy contento,
se ha puesto el chaleco
y le queda perfecto.

A Sapo Sapito le duele una muela

Sapo Sapito
hoy no va a la escuela,
se ha levantado
con dolor de muelas.

La mamá de Sapo
que es buena y muy lista,
lleva a Sapito
rápido al dentista.

Sapo Sapito
está muy asustado,
pero sin dolor
la muela le han curado.

Sapo Sapito
salta de alegría,
sólo a revisión
volverá otro día.

Sapo Sapito con el cangrejo Alejo

Sapo sapito y el cangrejo Alejo

Sapo Sapito
va a bañarse al río,
nadando en el agua
ha hecho un nuevo amigo.

Es un cangrejo
que se llama Alejo,
le cuenta a Sapito
que no vive lejos.

Juegan a esconderse
detrás de unas piedras,
después a colgarse
de unas largas hiedras.

Sapo Sapito
está muy contento,
de haber conocido
al cangrejo Alejo.

Sapo Sapito se va de concierto

Sapo sapito se va de concierto

Sapo Sapito
saltando contento,
todas las noches
se va de concierto.

Al anochecer
un coro de ranas,
duerme a los sapitos
cantándoles nanas.

Sapo Sapito
se acerca en pijama,
se lava los dientes
y se va a la cama.

Sapo Sapito con la sapita Marita

Sapo Sapito
hoy en la escuela,
conoce a una sapita
que ha llegado nueva.

Se llama Marita
viene de otra charca,
y todos en la escuela
van a saludarla.

Alejo y Sapito
hablan con Marita,
la nueva sapita
será su amiguita.

Sapo Sapito es un héroe

SS es un héroe - Poema

Sapo Sapito
un héroe se siente,
de morir ahogados,
salvó a dos sapetes.

Saltaban jugando
las piedras del rio,
cayeron al agua
que estaba muy frío

Se asustaron tanto
que de la impresión,
debajo del agua
se hundieron los dos.

Sapo Sapito
que todo lo vio,
enseguida al rio
saltó con valor.

Corriendo peligro
sacó a los sapetes,
el más pequeñito
aún tenía chupete

Con hojas y pajas
fueron abrigarles,
y les rodearon
para calentarles.

La mamá de Sapo
todavía nerviosa,
se acercó a Sapito
y le besó orgullosa

Sapo Sapito se pierde en el bosque

Sapo Sapito
jugando distraído,
saltito a saltito,
se alejó del río.

Estuvo seis horas,
perdido en el bosque,
pasó mucho miedo
al llegar la noche.

La mamá de Sapo
que es buena y muy lista,
a todos enseguida
puso sobre la pista.

Como le buscaron
al fin apareció,
un amigo sapo,
en la charca le encontró.

Sapo Sapito quiere ser pintor

Sapo Sapito quiere ser pintor - Poema

Sapo Sapito
quiere ser pintor,
le gusta jugar
con pinturas de color.

Pinta los árboles,
después pinta el río,
le gusta pintar,
es muy divertido.

Con finas ramitas
pinta con la boca,
bonitos paisajes
en hojas y rocas.

La mamá de Sapo
que es buena y muy lista,
dice que Sapito
será un gran artista.

Sapo Sapito está enfermo

Sapo Sapito
hoy no se levanta,
tiene mucha fiebre
y le duele la garganta.

La mamá de Sapo
que es buena y muy lista,
ha llamado al médico
para que le asista.

Sapo Sapito
ya se encuentra bien,
y pronto a la escuela
desea volver.

Sapo Sapito tiene un accidente

Sapito tiene un accidente - Poema infantil

Sapo Sapito
tiene un accidente,
saltando distraído
ha caído por un puente.

La mamá de Sapo
que es buena y muy lista,
corriendo va al puente
en cuánto le avisan.

Encuentra a Sapito
muy sucio y llorando,
le cuenta con hipo
que cayó rodando.

La mamá de Sapo
le abraza muy fuerte,
¡No se ha roto nada!
ha tenido suerte.

A Sapo Sapito
acaricia con mimo,
después del accidente
necesita su cariño.

Sapo Sapito se enfada con alejo

Alejo el cangrejo

Sapito empuja a Alejo
está muy enfadado,
sin dejarle hablar,
al suelo le ha tirado.

“No debes empujarme
me puedes hacer daño”,
le dice el cangrejo
boca arriba tumbado.

“Perdóname Sapito
tú eres mi amigo,
no quise golpearte
salté distraído”

Sapito arrepentido
le ayuda a levantarse,
Alejo es su amigo
no debió enfadarse.

Se han dado un abrazo
y se han prometido,
no enfadarse nunca,
y ser buenos amigos.

Sapo Sapito corre peligro

Sapo Sapito corre peligro - Poema

Sapo Sapito
ve llegar a un gato,
y detrás de una piedra
se esconde de un salto.

Al caer al suelo
hace mucho ruido,
y el gato le mira
aunque está escondido.

Con mucho peligro
a Sapo se acerca,
pero tiene suerte
y pasa una culebra.

Sapo Sapito
buen susto se ha dado,
a partir de ahora
tendrá más cuidado.

Sapo Sapito en el parque del viento

Sapo Sapito en el parque del viento - Poema infantil

Sapo Sapito
hoy está contento,
va con mamá Sapo
al parque del viento.

Hay un tobogán
tan grande, tan grande,
que suben en la mañana
y bajan por la tarde.

Hay un balancín
tan largo, tan largo,
que atraviesa ríos,
montañas y lagos.

Los columpios suben
tan alto, tan alto,
que llegan a la luna
y la dan la mano

Hay una autopista
dónde hacen carreras,
salen en otoño
y llegan en primavera.

Pero hay unos potrillos
que vuelan como el viento,
y el parque gigante
recorren al momento.

El parque del viento
es muy divertido,
nunca vio Sapito
nada parecido.

Sapito, Alejo y Bandido

Sapo Sapito
y su amigo Alejo,
hoy han conocido
a un pequeño conejo.

Le han visto saltando
cerca de la charca,
los dos le han mirado
con desconfianza.

Una rana verde
les ha dicho al oído,
que es un buen conejo
y se llama Bandido.

Alegre les saluda
moviendo su rabito,
también le saludan
Alejo y Sapito.

Se ha dado la vuelta
del río ha bebido,
y dando saltitos
Bandido se ha ido.

Sapo Sapito está cojo

Sapo Sapito está cojo

Sapo Sapito
está un poco cojo,
se cayó jugando
entre unos matojos

Ahora está aburrido
le duele una pata,
no puede saltar,
y se aburre en casa,

La mamá de Sapo,
que es buena y muy lista,
llama a sus amigos
y todos le visitan.

Sapo Sapito
se siente mejor,
con todos los amigos
a su alrededor.

Por eso mamá Sapo
le deja ir a jugar,
sabe que los amigos
de Sapito cuidarán.

Sapo Sapito está enamorado

Sapo Sapito está enamorado

Sapo Sapito
está enamorado,
desde que Marita
a la escuela ha llegado.

Don Sapo le dice
que preste atención,
que debe aprender
la multiplicación.

También la sapita,
está distraída,
y el cangrejo Alejo
les mira y suspira.

Sapo Sapito se siente orgulloso

Sapo Sapito
hoy se siente bien,
a su amigo Alejo
ayudó a comer.

Como estaba enfermo
le fue a visitar,
y mamá cangrejo
se tuvo que marchar.

Hasta que volvió
de Alejo cuidó,
le ayudó a comer,
y con él jugó.

Cuando fue a dormir,
al cerrar los ojos,
se acordó de Alejo
y se sintió orgulloso.

Sapo Sapito juega en el río

Sapo Sapito
hoy juega en el río,
se ha escondido el sol,
y se ha quedado frío.

La mamá de Sapo
que es buena y muy lista,
con una toalla
le seca enseguida.

Cuando sale el sol,
ya no tiene frío,
y otra vez Sapito
ha saltado al río.

Sapo Sapito se ha portado mal

Sapo Sapito
se ha portado mal,
juega con Alejo
a ver quién salta más.

La mamá de Sapo
le sale a buscar,
a poner la mesa
tiene que ayudar.

Escucha Sapito
que mama le llama,
pero se ha escondido
detrás de unas ramas.

Cuando mamá Sapo
ya ha puesto la mesa,
Sapo Sapito
aparece por sorpresa.

Y al llegar la noche
y cerrar los ojos,
como no ha hecho bien
no duerme nervioso.

Sapo Sapito y la garza

Sapo Sapito y la garza - Poema

Ahora tú,
dijo la garza a Sapito
y de un solo salto
se subió a su pico.

Ahora tú,
dijo Sapito a la garza,
y de un solo salto
cruzaron la charca.

Fin.

Colección de poemas infantiles sobre un sapito y cada una de las circunstancias de su vida de Marisa Alonso Santamaría, escritora española.

Sobre Marisa Alonso

Marisa Alonso Santamaría - Escritora

«A los once años estuve ingresada bastante tiempo en un hospital y me regalaron “La vida sale al encuentro” de José Luís Martín Vigil, desde entonces me enganché a la lectura descubriendo que podía vivir en otro mundo estando entre cuatro paredes.»

«No importa la edad para llevar a cabo los deseos. Les diría que se dejen llevar y no se pongan trabas, muchas veces somos nosotros mismos los que nos limitamos con nuestras inseguridades. Leyendo mucho se aprende a escribir.»

Puede conocer más sobre nuestra colaboradora Marisa en la siguiente entrevista que le hicimos para EnCuentos.com a esta prolífica escritora española. Entrevista a Marisa Alonso Aquí.

Imprimir Imprimir

A %d blogueros les gusta esto: