Sapo Sapito se siente orgulloso


Sapo Sapito.
hoy se siente bien,
a su amigo Alejo
ayudó a comer.

Como estaba enfermo
le fue a visitar,
y mamá cangrejo
se tuvo que marchar.

Hasta que volvió
de Alejo cuidó,
le ayudó a comer,
y con él jugó.

Cuando fue a dormir,
al cerrar los ojos,
se acordó de Alejo
y se sintió orgulloso.

Fin

Imprimir Imprimir

A %d blogueros les gusta esto: