Sapo sapito en el parque del viento


Sapo Sapito
hoy está contento,
va con mamá Sapo
al parque del viento.

Hay un tobogán
tan grande, tan grande,
que suben en la mañana
y bajan por la tarde.

Hay un balancín
tan largo, tan largo,
que atraviesa ríos,
montañas y lagos.

Los columpios suben
tan alto, tan alto,
que llegan a la luna
y la dan la mano

Hay una autopista
dónde hacen carreras,
salen en otoño
y llegan en primavera.

Pero hay unos potrillos
que vuelan como el viento,
y el parque gigante
recorren al momento.

El parque del viento
es muy divertido,
nunca vio Sapito
nada parecido.

Fin

Imprimir Imprimir

A %d blogueros les gusta esto: