Saltar al contenido

Reina y esclava por un tiempo,
hada linda y hechicera de conjuros.
La que da caricias de ángel y ogresa,
renegona y querendona con firmeza.

Cuando quiere, hasta el hartazgo hacendosa
y de no hacer nada ni por ella ni por nadie deseosa,
así le obsequien chocolates o una rosa.

Muchos saben lo que ven,
pocos saben lo que siente una madre,
pues también es hija, hermana,
tía, amiga y mil oficios de la vida.

Fin

Poema infantil sugerido para niños a partir de nueve años

Califica esta entrada

Por favor, ¡Comparte!



Por favor, deja algunos comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe nuevo contenido en tu E-mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir nuestro nuevo contenido en su casilla de e-mail.



Descubre más desde EnCuentos

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo