Puedo darte el corazón


Soy tus ojos
Pero tú no te das cuenta.

Soy tu corazón
Pero tú lo ignoras.

Soy tus pensamientos
Pero tú no quieres aceptarlo.

Sabes que si me necesitas
Volare hasta tu morada.

Sin decir nada
Se lo que quieres o piensas.

Te conozco tanto
Se lo que sientes
Cuáles son tus miedos
Se cuando tu corazón está herido.

Sabes que nunca estarás solo
Siempre allí estaré.

Tu no conoces los sentimientos
Que habitan en mi mente.

Quizás algún día te des cuenta
Y me ames como yo te amo.

Fin

Miembro del consejo de Paz en la República Argentina.

Imprimir Imprimir

A %d blogueros les gusta esto: