- EnCuentos - https://www.encuentos.com -

Poemas cortos sobre la casa

Pinto mi casa - Poema infantil corto

Poemas infantiles cortos

La casa es un lugar donde los más niños pasan mucho tiempo y, por ende, tema central de muchos poemas infantiles especialmente para los más pequeños. Aquí, tres poemas infantiles cortos sobre la casa de tres autoras diferentes. Poemas con vocabulario sencillo para leer a los niños.

Pinto mi casa. Por Marisa Alonso Santamaría

Pinto mi casa. Marisa Alonso Santamaría, escritora española. Poema perteneciente a la serie “Con poemas infantiles aprenden los pequeñines”. Poemas infantiles para los más pequeños.

Pinto mi casa

Pinto mi casa - Poema infantil corto

Con pinturas de colores [11]
estoy pintando mi casa,
le pongo el tejado rojo
y una chimenea blanca.

Pinto las paredes rosas,
y moradas las ventanas,
un gran balcón en azul
con rayas verdes manzana.

Al lado pinto un gran árbol
que está lleno de castañas,
y un columpio muy bonito
pinto colgado a una rama.

Fin.

La casa vacía. Por Gladys Gutiérrez Fernández

La casa vacía es un poema corto sobre recuerdos de una casa que fue habitada en otras épocas. De la escritora chilena Gladys Gutiérrez Fernández.

La casa vacía

Traje a mi madre
a la casa vacía
para recordar su infancia.

Alegre hablaba
de su infancia campesina,
recuerdos chocaban
sus robustas palabras
que de sabiduría
había mucho.

Las siembras por ella esparcidas,
por terruños que
germinaban todo,
árboles, frutos, verduras
eran, dice ella,
lo que cosechaba.

Y cuando el gorrión
voló cerca de su campo
cartas escondidas
dejaba tras los arbustos.

Alguien sabía su secreto
que no dejaba pasar el tiempo [12]
para que el gorrión las leyera
cantando en su trino
el amor escondido.

Fin.

La casa. Por Roxana Hoces Montes

La casa es un poema corto del movimiento diario de una casa que es un hogar con todo lo que esto implica. Poema de nuestra colaboradora Roxana Hoces Montes.

La casa

En el mismo sitio
quieta y alborotada
con los recuerdos de ayer
y de hace unos momentos
acompañada se queda.

Con puertas y ventanas bien cerradas
resguardada se queda
sobre todo los domingos
cuando todos salimos a pasear [13].

Y, luego al volver
apenas siente nuestras pisadas
salta y brinca su alma apenada
volviendo a ser la entrañable protectora
bulliciosa y acogedora.

Fin.

Tres poemas infantiles cortos sobre la casa de tres autoras diferentes. Poemas con vocabulario sencillo para leer a los niños.