Poemas breves para enamorar



Poemas breves para enamorar escritos por Esperanza Acosta, una seria de poemas cortos que te van a encantar.

DEDICADO A MANUELA SÁENZ, MUJER DE BOLÍVAR

Tus ojos son dos torres que sostienen la ternura, ojos que miro para tranquilizar las penas.
Ojos como luciérnagas que titilan de caricias y semejantes a  palomas blancas posadas en mi ventana.
Tus ojos, siempre abiertos a la mirada mía, disparando reflejos de alegría alrededor de mi posible tristeza.

EL MISTERIO DEL DESPUÉS

Allí, donde se esconde lo que no sabrán otros nunca, pongo mis ojos y mi espera para luego sorprenderme con lo que sea.
Tendré paciencia.
A UN AMIGO ENGAÑADO
¿Si acaso fuese cierto que ya vuelve, abrirías la puerta que cerraste?
ACTITUDES
ACTITUD POSITIVA
A veces me levanto con una canción en mi cabeza
Tarareo casi todo el tiempo la misma estrofa y así libero tensiones que me envuelven.
Entonces me río fuerte aunque no esté sola y tomo a la ligera lo que suceda.
ACTITUD NEGATIVA
Perdida, a tientas, de mañana, me aferro a las paredes
Maltrecho mi cuerpo y muy secos los labios. Como montaña en medio del cuarto  la tristeza.
Algunas veces me pasó, al despertar.
AZUL
En la pared, solitario, mi espejo azul de los días que pasan, cristal que me recuerda que estoy viva.
Reflejo y testigo de la verdad dicha, la alegría y la pena.
Retrato en que me miro y te miras.
EL PASADO
El pasado es como camino que no se acaba: vuelves y vuelves, andando sobre  tus mismos pasos.
No importa que te canses, estará ahí, esperándote.
El pasado tiene de aliados a la nostalgia y los recuerdos.
¡Uy! Tantos y tantos aliados que hacen fila y tocan a tu puerta cerrando tus ventanas al mañana; si encuentra una sola hendija, entra y se acuesta como dueño  en el sofá de tu casa.
MAR
El viento te golpea el rostro y tu pelo desaparece bajo el agua.
Sumergida y con los ojos bien abiertos, haces burbujas,  que es así como se  habla al agua.
Una onda blanca  te envuelve por unos segundos y te pierdo de vista.
Emerges con fuerza.
Me dijiste que te  cambió todo ese día en que el mar te susurró  un secreto
DÍAS
Algunos días pesan como rocas y apañan las malas acciones
Algunos días se tapan resquicios y paredes antes blancas.
Algunos días negativas se vuelven las cosas.
En esos días no te levantas con mariposas en la cabeza ni canciones aflorando en los ojos.
Algunos días la nada te envuelve y te vuelves piedra y das manotazos en el aire como ahuyentando no sé qué cosas.
POEMA DE AMOR
Si te decides, tócame.
Exploraré tu espalda y boca, contaré tus pecas y besaré tus ojos.
Me acostaré despacio y te ofreceré mis abiertos brazos.
Seremos lo que quieras que seamos.
MI PALOMA
Liberada paloma que deja una estela de plumas al remontar vuelo.
Despedida es por los árboles que se quedan quietos y hasta la luz del sol se vuelve más intensa según se aleja.
Paloma, que después de todo, vuelve y vuelve.
Mi paloma.
Paloma como espiral al cielo y rabo de nube azul que se lleva todo e intenta tocar el cielo.
Fin
Poemas breves para enamorar escritos por Esperanza Acosta, una seria de poemas cortos que te van a encantar.

¡Clic para calificar esta entrada!
[Total: 0 Promedio: 0]

Por favor, ¡Comparte!

0Shares


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *